HIMALAYA

Hugo Ayaviri intentará el doblete Everest-Lhotse sin oxígeno

El alpinista, guía y rescatador boliviano protagonizará una de las expediciones más interesantes de esta primavera en los ochomiles. Después de subir a los cinco ochomiles de Pakistán, empieza ahora con los colosos de Nepal.

Valle del Silencio desde el C3 del Everest-Lhotse  (Ferran Latorre)
Valle del Silencio desde el C3 del Everest-Lhotse
| No hay comentarios |

Hugo Ayaviri es uno de los nombres más interesantes a seguir por los aficionados al ochomilismo. El andinista, alpinista, himalayista, guía y rescatador boliviano viajará por primera vez al Himalaya de Nepal, después de haber ascendido sin oxígeno los cinco ochomiles de Pakistán, para intentar completar un doblete Everest-Lhotse en la misma temporada e igualmente sin oxígeno suplementario.

Tal como él mismo recalcaba en un vídeo de presentación de la aventura publicado en sus redes sociales, sería el primer boliviano en ascender el Everest sin oxígeno suplementario, así como el primer boliviano en coronar el Lhotse.

En su primera expedición a las grandes montañas de Asia, Hugo Ayaviri fue noticia en verano de 2021 por enlazar las cimas del Broad Peak y el K2 sin oxígeno en diez días, junto con el belga Niels Jespers. Además, ayudó a Sajid Sadpara a trasladar el cuerpo de su padre Ali Sadpara y enterrarlo cerca del campo 4 del K2. Dos años después, volvió a compartir montaña con Sajid Sadpara, para coronar juntos el Nanga Parbat. No satisfecho con ello, se trasladó a continuación al Baltoro para subir al Gasherbrum II y al Gasherbrum I ese mismo verano.

Pocos precedentes de doblete sin oxígeno

A pesar de que en los últimos años es cada vez más común escuchar noticias sobre la doble ascensión Everest y Lhotse, no hay demasiados precedentes sin usar oxígeno suplementario. Según los datos de The Himalayan Database, ha habido casi 300 personas que han estado en ambas cimas en la misma temporada, y muchas de ellas –básicamente nepalíes– lo han hecho varias veces. Sin embargo, solo son cinco personas quienes lo han logrado sin oxígeno en toda la historia.

El primero de ellos fue el eslovaco Jozef Just ya en 1988, cuando alcanzó la cima del Lhotse el 28 de septiembre y coronó el Everest el 17 de octubre, aunque desapareció durante el descenso.

En la nefasta temporada de primavera de 1996, el kazajo Anatoli Boukreev había alcanzado la cumbre del Everest el 10 de mayo, ascensión ensombrecida por la tragedia que terminó con la muerte de ocho personas. Una semana más tarde, ejerciendo su profesión de guía acompañó a su cliente Michael Knakkerngaard-Jorgensen en el intento al Lhotse, que terminó completando en solitario. 

Quince años pasaron hasta que otro alpinista ascendió el Everest y el Lhotse sin oxígeno en una misma temporada. Fue el iraní Mahdi Amidi en la primavera de 2011. Primero subió el Everest, el 13 de mayo, y luego ascendió el Lhotse, que coronó el 21 de mayo. 

El siguiente en esta exclusiva lista es el chileno Juan Pablo Mohr quien, tras descender al C2 desde la cima del Lhotse con Sergi Mingote el 16 de mayo de 2019 y participar en el rescate de Nastia Runova e Ivan Tomov, retomó el camino de subida hacia el Everest, que coronó el 23 de mayo. 

Un paso más allá fue Nirmal Purja durante la temporada de primavera 2022. El mediático ochomilista nepalí enlazó las cimas del Everest y el Lhotse sin oxígeno suplementario en un mismo intento. De este modo, el 15 de mayo pisaba el techo del mundo y al día siguiente 16 de mayo coronaba el Lhotse. No satisfecho con ello, Nims Dai volvió a repetir el periplo unos días más tarde, alcanzando la cima del Everest el 27 de mayo y la del Lhotse el 28 de mayo. 

Hugo Ayaviri parte hacia Nepal (Foto: @hugoayaviri).
Hugo Ayaviri parte hacia Nepal (Foto: @hugoayaviri).

El desafío pendiente de la travesía

La doble ascensión de Nirmal Purja es un logro impresionante, aunque todavía no se puede calificar estrictamente de travesía, pues no sigue el trayecto más corto entre ambas cimas, sino que desciende la ruta normal del Everest hasta el último punto común con la ruta normal del Lhotse y sigue desde allí hasta la cima con la ayuda de cuerdas fijas en todo el recorrido. 

Nadie ha realizado la travesía Everest-Lhotse sin oxígeno, que consistiría en emprender la ascensión del Lhotse directamente desde el Collado Sur, que es el punto más alto de unión entre ambas montañas. Yendo incluso más allá en una lectura estricta del concepto de travesía, esta no debería repetir ningún tramo de ruta, lo que significaría ascender, por ejemplo, la arista oeste hasta la cima del Everest, descender al Collado Sur y desde allí ascender al Lhotse para bajar por la normal. Una aventura, por cierto, que ya se planteó Ueli Steck y que se rumoreaba que estaba a punto de emprender cuando falleció en el Nuptse. 

Lecturas relacionadas

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.