ARISTA NOROESTE

Horia Colibasanu, Peter Hámor y Marius Gane superan lo más difícil de su nueva ruta en el Dhaulagiri

La cordada rumano-eslovaca ha conseguido escalar el pilar de entrada a la arista noroeste y ha instalado el C1. Su plan era pasar una noche allí y continuar trabajando la ruta más arriba.

Autor: | No hay comentarios | Compartir:
Tramo inicial de la ruta de la arista noroeste del Dhaulagiri.
Tramo inicial de la ruta de la arista noroeste del Dhaulagiri.   Horia Colibasanu

El eslovaco Peter Hámor y los rumanos Horia Colibasanu y Marius Gane protagonizan la expedición más interesante de esta primavera –al menos hasta ahora– en el Himalaya. El trío ha regresado al Dhaulagiri para intentar abrir la virgen arista noroeste, que ya intentaron en 2019.

Durante las primeras semanas de expedición, los alpinistas han vuelto a trabajar la primera sección de la ruta. Se trata del pilar rocoso que da acceso a la arista, y que se eleva unos 1.500 m desde los 4.200 metros de altitud del Campamento Japonés. En este tramo se concentran las mayores dificultades de toda la ruta, así como un elevado grado de exposición debido a los continuos desprendimientos de roca y hielo.

Según compartía este domingo Horia Colibasanu en sus redes sociales, la progresión ha sido más que satisfactoria, pues el terceto habría conseguido llegar ya al C1, que en 2019 situaron a 5.200 metros, una vez superados los pasos técnicamente más complicados. Además, lo han hecho con tres semanas de adelanto respecto a aquella ocasión, cuando se quedaron sin tiempo para realizar un intento serio a cumbre ante la llegada del mal tiempo y la finalización inminente de la temporada.

Ahora, los planes de Peter Hámor, Horia Colibasanu y Marius Gane pasarían por pasar una noche en este C1 y continuar a continuación equipando los siguientes tramos de la ruta, ya en una sección de dificultad más asequible. Así lo contaba Horia Colibasanu:

Conseguimos fijar las cuerdas en toda la pared hasta el campo 1. La escalada ha sido dura, puesto que la ruta ha cambiado. Este año, tenemos menos nieve, con lo que debemos escalar más en roca. En estos 1.000 metros hemos fijado más de un kilómetro de cuerda. Tuvimos que rodear determinadas zonas y zigzagueamos mucho.

Las cuerdas que fijamos en 2019 habían desaparecido en un 90% de la ruta. Tuvimos que empezar de nuevo otra vez. Hubo días en los que apenas progresamos 40 metros. Para una sección de 5 metros, llegué a trabajar durante una hora y media. La parte más difícil fue superar un enorme desplome. Los 150 metros de cuerda previamente fijada nos ayudaron a acelerar. Llevamos 20 días de adelanto, en comparación con el año anterior. Conocer la ruta nos ayudó a escalar más rápido.

Mañana subiremos al campo 1 y pasaremos allí la noche, luego empezaremos a preparar el siguiente segmento de la ruta.


 
Lecturas relacionadas
Revista Desnivel nº 413. Especial Alto Gredos

Desnivel nº 413

Hemos querido acotar el contenido de este número al macizo central de …

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.