MUCHO FRÍO

Iñurrategi y Beloki, cima en el Cho Oyu

La cordada vasca culminó esta mañana su ascensión en condiciones invernales, con susto para Jon por principios de congelaciones.

| No hay comentarios |
Alberto Iñurrategi y Jon Beloki, han coronado el Cho Oyu esta misma mañana - Foto: Exped. Oinak Izarretan/EiTBAlberto Iñurrategi y Jon Beloki, han coronado el Cho Oyu esta misma mañana – Foto: Exped. Oinak Izarretan/EiTB

Con más frío que nunca, Albertoy Jonconseguían coronar esta mañana (8:40 hora peninsular, 13:10 hora de Nepal) la gélida cima de la DiosaTurquesa, es decir, dentro del particular invierno de Nepal, que se inicióoficialmente el pasado domingo 1 de diciembre. Dentro o fuera de las fechasconvencionales de esta estación (21 diciembre-21 marzo), lo cierto es que elfrío ha sido la principal dificultad para la expedición vasca (respaldada porBBK y Euskaltel), que además ha tenido que compaginar la ascensión con lostrabajos de filmación (dos nuevos capítulos de la serie Oinak Izarretande ETB saldrán de este ochomil).

La prueba es que apenas media hora después de iniciar el intento cimero desde elsegundo de los dos campos de altura instalados en la ruta normal del Cho Oyu(7.000 m), Jon Beloki ha tenido un pequeño susto: los dedos del pie derechoperdían sensibilidad hasta llegar a síntomas de congelaciones. «Cada vezlos sentía menos. Hemos estado dudando en bajar, seguir o no seguir (la verdades que no me molestaban porque no los sentía), pero bueno, he decidido tirarpara arriba». Y tras cuatro horas y 1.201 metros de desnivel desde el C2,han pisado el punto más alto del plató cimero del Cho Oyu. El mismo que ofreceinconfundibles vistas del Everest, Lhotse y Pumori.

«Sufrir lo indecible»

Alberto y Jon en la cima del G1, primavera de 2001- Foto: Exped. Iñurrategi & EiTB 2001Alberto y Jon en la cima del G1, primavera de 2001- Foto: Exped. Iñurrategi & EiTB 2001

Tras la cumbre, donde han permanecido apenas un cuarto de hora para filmar yfotografiar lo imprescindible, Alberto y Jon han iniciado un descenso de doshoras hasta el campo 2, donde pasarán la noche, para continuar mañana hasta elcampo base. También lo habrían logrado hoy, pero había mucho material querecoger en este campo, y fuerzas que reponer también. Además, Jon necesitabacalentarse. «Ahora, aquí en el campo dos, estoy más tranquilo porque veoque aunque no sienta los dedos, no son congelaciones graves y estoy entrando encalor». Y es que, aún «considerándola una de las montañas másfáciles entre los ochomiles, nos ha tocado sufrir lo indecible»,apostillaba Alberto.    

Para ambos, esterepresenta el primer «ocho» en pleno invierno de Nepal, y el segundoen la trayectoria de Jon, que ya coronó el Gasherbrum1, también junto a Alberto, en primavera del 2001. Por cierto, aunque porla normal y con más frío del que jamás habían pasado, hay cosas que nocambian en los ochomiles del guipuzcoano: «permanecer el menor tiempoposible en altura y salir de allí bien parados, dejando un buen desnivel parael día de cumbre».

Lecturas relacionadas

 

Últimas noticias

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.