En el CB tras aclimatar dos noches en el C1

Carlos Soria tras aclimatar hasta el C2 del Dhaulagiri: «Me encuentro demasiado bien»

Carlos Soria, Sito Carcavilla y Luis Miguel López Soriano han dormido dos noches en el campo 1 y han llegado al campo 2 del Daulagiri. Ayer, a su regreso al campo base hablamos con Carlos para conocer sus sensaciones.

Autor: | No hay comentarios | Compartir:
Carlos Soria aclimatando en el Dhaulagiri (septiembre 2019) en ruta hacia el campo 1.
Carlos Soria aclimatando en el Dhaulagiri (septiembre 2019) en ruta hacia el campo 1.   ©Luis Miguel López Soriano

Carlos Soria ha estado dos días aclimatando en el Dhaulagiri. Con sus compañeros Luis Miguel y Sito Carcavilla ascendió al campo 1 (dónde han pasado dos noches) y llegaron al campo 2. Hablamos con él ayer, al poco de que regresara al campo base. Sus sensaciones son muy buenas. Se siente ya aclimatado para intentar la montaña. Ahora toca esperar una ventana de buen tiempo y, también, que la montaña tenga menos nieve porque ahora está demasiado cargada y peligrosa.

¿Cómo está el Dhaulagiri este otoño?
La montaña está muy cargada de nieve. Hasta ahora se han podido instalar cuerdas hasta un poco por debajo del campo 3, en unas condiciones algo justas. Además, ningún día el tiempo es bueno: hay ratos de sol, de niebla, de nieve. Por las noches, y sobre todo por la tarde, nieva un poquito. Hemos bajado del campo 2 con muchas nubes y sin nevar, pero con muy poca visibilidad.

Esta nieve ¿es peligrosa?
Hasta donde hemos subido no es demasiado peligrosa. Es una nieve un poco húmeda, hay mucha. Aunque había huella es muy incómoda porque hay huellas de subida y de bajada muy profundas. De momento no es peligrosa, pero de ahí hacia arriba sí que puede serlo.

¿Cómo te estás sintiendo? ¿Cómo está funcionando esa rodilla?Demasiado bien. Para bajar siempre un poco peor. Sobre todo con esas huellas tan desiguales. Bajo mejor cuando el terreno está sin pisar. Hicimos unos horarios impresionantes de subida al campo 1 y 2. Me siento muy bien. Bajando tengo problemillas, sobre todo en la zona del Eiger donde no hay nieve y sí mucho hielo, barro, piedras y es fácil resbalarse.

¿Notas la aclimatación de haber subido al Lenin, el trekking por el valle del Khumbu…?
No hemos tenido ningún problema de aclimatación. Hemos llegado al campo 1, hemos dormido bien, al día siguiente subimos al campo 2 en un horario fuera de lo normal, y hemos vuelto a pasar otra noche en el campo 1.

Carlos Soria aclimatando en el Dhaulagiri (septiembre 2019) ascendiendo al campo 2.
Carlos Soria aclimatando en el Dhaulagiri (septiembre 2019) ascendiendo al campo 2.

Tras estas dos noches en el campo 1 ¿Te consideras aclimatado para intentar la cima?
Sí. Desde luego que hace falta que pasen unos días. Además, hay una cosa: nosotros pagamos seis sherpas y cinco de ellos son los que están colocando las cuerdas para todo los que se encuentran en el campo base.

Hay gente que va sin sherpas y esta noche ha dormido en nuestras tiendas. Nosotros pagamos seis sherpas pero cuando subimos cargamos con nuestro equipo. Hay gente que lleva un sherpa y no colabora, alguno sí, pero muy pocos.

No sólo hay que equipar sino que hay que subir todo el material (cuerdas, estacas…), y lo están haciendo nuestros sherpas.

¿Cuántas expediciones hay en el campo base?
Son sobre todo grupos sueltos, sólo hay algunos que forman un grupo, como Sergi Mingote. Hay algo más de treinta alpinistas.

En el trekking del Khumbu coincidiste con Kilian Jornet y Andrzej Bargiel, que quiere descender el Everest esquiando. ¿Cómo fue el encuentro?
Muy agradable. Kilian estuvo simpatiquísimo. Le dijimos que al día siguiente íbamos al Pumori, nos dijo que él también, salimos antes y nos pasó, se encontró con los polacos (en los que vi muy buen ambiente, subía todo el equipo junto) y volvimos a coincidir a 5.800 metros.

Además, hizo un día espléndido en el que pudimos disfrutar de unas vistas maravillosas desde la zona inferior del Pumori.

Carlos Soria y Sito Carcavilla aclimatando en el Dhaulagiri (septiembre 2019) descienden al campo 1 tras alcanzar el campo 2.
Carlos Soria y Sito Carcavilla aclimatando en el Dhaulagiri (septiembre 2019) descienden al campo 1 tras alcanzar el campo 2.

¿Qué tal las sensaciones al regresar a ese viejo conocido que es el campo base del Dhaulagiri?
Nunca es igual. Está lleno de nieve algo que no es habitual en otoño, sí en primavera. El Eiger está siempre mal, como pasa todos los otoños. El ambiente aquí es bueno con la gente que tenemos alrededor.

Todos los campos base que son sobre glaciar se mueven y son incómodos. Es un campo base que no es cómodo, que se encuentra cerca de donde caen los seracs.

Hemos encontrado dos cadáveres en el glaciar, que deben ser -por el material que llevan- de los años setenta u ochenta. Llevaban un arnés Whillans los dos y estaban unidos por un mosquetón… una cosa rarísima. Impresionante. Les ha debido ir bajando el glaciar. Un encuentro duro.

¿Qué previsión de tiempo tenéis para los próximos días?
Ahora está muy nublado. Todavía no ha hecho ningún día bueno bueno. De momento hay que esperar. No sólo hace falta una ventana de buen tiempo. Hace falta que se asiente la nieve que hay arriba.


 

Un abrazo muy fuerte, y a descansar ahora, pues acabáis de llegar al campo base…

Crónica de nuestros últimos días en altura


 

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.