ARISTA SURESTE

Babanov, segundo asalto al Nuptse

Acompañado por Vladimir Suviga, han alcanzado los 6.250 m en su inacabado pilar sureste, superando la máxima altura de su intento en 2002.

Autor: | No hay comentarios | Compartir:
Las tres líneas (una cima y dos intentos) trazadas, hasta ahora, en la técnica cara sur del Nuptse. - Foto: Marko PrezeljLas tres líneas (una cima y dos intentos) trazadas, hasta ahora, en la técnica cara sur del Nuptse. – Foto: Marko Prezelj

The Devil’s Tower, uno de los puntos clave de la aristasureste del Nuptse, parece ir sucumbiendo. De momento, ValeriBabanov le ha «robado» ya 60 metros de «escalada muy intensa,que en bastantes puntos sólo permite progresar en artificial, y en otros tantoscon crampones, porque de cuando en cuando hay largos de hielo». Por cierto,han acordado suprimir sus satánicas connotaciones. «Hemos decididollamarla simplemente la Torre, sin misticismo alguno». Efectivamente, elsolitario ruso habla en plural. Esta vez no está solo. El kazajistaní VladimirSuviga escala al otro lado de la cuerda.

9 de abril, campo base. Día de descanso. Ducha. El próximo paso serácoronar La Torre. «Probablemente empezaremos mañana (10 de abril). Cadadía hace más calor en el base». Antes del día de fiesta, Babanov ySuviga habían alcanzado los 6.250 metros, después de tres intensas jornadas deescalada. Es decir, han dejado atrás el último punto que el solitario rusoalcanzó el pasado otoño. Entonces, vientos huracanados le retuvieron bajo laTorre, hasta que su paciencia, y el permiso, terminaron por extinguirse.

Buen tiempo, cosa rara

Pilar sureste del Nuptse. - Foto: babanov.comPilar sureste del Nuptse. – Foto: babanov.com

La meteo, hasta ahora, también ha ido bien. Cuando trabajaban en la arista lasavalanchas se han abstenido de caer, «un fenómeno bastante raro en el Himalaya», reconocía Valeri. Y más para una vertiente sur, constantemente expuesta al sol, en la que los aludes fueron, precisamente, una de las grandes dificultades en su tentativa postmonzónica. El alpinista ruso aseguraba «estar nadando»,y con la sensación de que todo parecía estar derritiéndose. «Mientrasescalo siento que en cada momento puedo irme para abajo con toda estanieve».

Valeri y Vladimir pronto cubrirán el primer mes de expedición. El 16 demarzo instalaron el campamento base a 5.200, en el que todavía se encuentrancompletamente solos. Un brutal contraste con la aglomeración que se vive muycerquita de allí, a los pies del Everest. Mejor. «Los grandes proyectosrequieren silencio». Tres días después llegaban a 5.750 m en su primeraincursión en la arista, el 26 redondeaban hasta 5.800 planeando pasar el primervivac en pared, y el 28 dejaban una tienda montada a 6.000 m, debajo de la Torre.

El 3 de abril volvía al base tras alcanzar los 6.150 m, y después de queuna avalancha les diera un buen susto. A pesar de eso, el tiempo estaacompañando mucho a Vladimir y Valeri, y la primavera, aseguran, va llegando poco a poco hasta el campamento base, aunque de forma «muy perezosa».


 
Lecturas relacionadas

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.