EXPLORANDO

Everest y Lhotse se fijarán con cuerda hasta la cumbre

En la reunión de jefes de expedición se informó que habrá cuerdas fijas hasta las cumbres de las dos montañas, ya que hay comerciales interesadas.

Campo base del Everest.
Campo base del Everest.
| 38 comentarios |

No me imaginaba el campo base del Everest así. Los últimos días de la marcha de aproximación, mientras escuchaba los rumores del gran número expediciones que querían alcanzar su cima, intentaba figurarme cómo sería: iba a ser una locura de tiendas y gentes que, sin duda, rodearía nuestro campamento, perdiéndose en el infinito. La soledad sería imposible.

No es así. La morrena glaciar sobre la que se asienta el campamento es uno de los terrenos más incómodos del mundo donde instalar tiendas. Es un lugar muy ondulado, lleno de piedras e inmensos bloques, donde si no es porque es absolutamente necesario, nadie pensaría se pueden plantar tantas tiendas de todos los tamaños. La incomodidad del lugar tiene su ventaja: al menos desde nuestro campamento (también desde la mayoría de los otros) no se ven las otras tiendas. Si quieres estar solo puedes. Si, por el contrario, quieres relacionarte con miembros de otras expediciones no te queda más remedio que moverte fuera de tu campamento.

La mayor parte de los turistas se detienen en un punto donde una piedra pintada, en un montículo rodeado de banderas, indica “Everest Base Camp 5.360 m”. Allí se hacen las fotos de rigor antes de iniciar el regreso hacia Gorak Shep, último punto habitado, situado a algo más de dos horas del campo base.

Recorrer el campo base del Everest/Lhotse, de punta a punta, lleva más de media hora en un recorrido laberíntico. Un ligero sendero, fácil de perder, es seguido por multitud de porteadores –que abastecen las expediciones–, sherpas, excursionistas curiosos y, también, alpinistas.

Aquí, en este campo base, se encuentran ya Carlos Soria, Edurne Pasaban (y su equipo: Ferran Latorre, Nacho Orviz y Asier Izaguirre), Juanito Oiarzabal, Juanjo Garra, Manuel González Díaz, Carlos Pauner y su cámara Javier Pérez.

Hace unos días tuvo lugar una reunión de todos los jefes de expedición para coordinarse. Aunque hasta este momento habíamos oído cifras más altas de expediciones al Everest, por los datos de la reunión (aún faltan expediciones por llegar) son 18 las expediciones al Everest/Lhotse que se encuentran en el campo base de la vertiente sur (nepalí), con un total de 230 sherpas y 168 alpinistas. La cifra final será superior.   

La reunión tuvo lugar en el campo base de una de las expediciones comerciales (Adventure Consultants). No se nos permitió filmar ni fotografiar el encuentro de los jefes de expedición. En cualquier caso conseguí estar presente. Había una treintena de representantes de las distintas expediciones. La escena parecía tomada del guión de una película de Hollywood. Una gran tienda, recorrida por una larga mesa, en torno a la cual se sentaban los asistentes, mientras que los que no cabíamos en ella nos concentrábamos en un segundo círculo. En la sala incluso había un par de sofás.

Los temas que se comentaron fueron:

  • Aportación de sherpas por parte de cada expedición para portear 53 cargas (Everest) y 18 (Lhotse). La mayor parte de las expediciones “ceden” entre uno y dos sherpas –dependiendo de su tamaño-. Las más pequeñas se excusan. Se disponen de más de 8.000 metros de cuerda para equipar toda la ruta normal del Everest hasta la misma cima. También el Lhotse se equipará hasta la cumbre pues hay varias expediciones comerciales con clientes para esta montaña.
  • La aportación económica de 150 dólares (Everest) y 75 dólares (Lhotse) por parte de cada alpinista para compra de cuerdas fijas, estacas, tornillos, etc. Willy Benegas explicó que las estacas –de 33 centímetros- y demás material había sido pintado de color dorado para que todos supieran formaban parte del material común y ningún avispado se la llevará     
  • También se coordinan temas de seguridad. Se toma nota de las frecuencias de radio que utilizará cada expedición. Se explica dónde hay depositado material para caso de rescate. Y se pide a las expediciones que –en lo posible– equipen a los sherpas con Arva (parece que el año pasado hubo un accidente mortal en la cascada de un sherpa y se tardó mucho en encontrar el cuerpo).
  • Se pide limpieza a las expediciones, sobre todo en el campo 2, que en palabras de Willy Benegas es “el peor lugar en cuanto a suciedad en el que he estado en mi vida”.
  • La nota de color la ponen las peticiones que hacen varios de los presentes para que, por favor, no se roben –como pasó el año pasado– botellas de oxígeno de otras expediciones.  Parece ser que hay quienes utilizan la picaresca para hacerse con el material necesario para alcanzar la ansiada cima.

La situación hasta el momento es la siguiente: los sherpas han equipado hasta el campo 3 del Everest y se prevé en pocos días tener equipado hasta el Collado Sur. Este año el número de expediciones y alpinistas que intentarán el Everest, al menos por la vertiente nepalí, parece que es algo menor que el año pasado.

Sin embargo es mayor el número de alpinistas que intentarán el  Lhotse, que también se ha convertido en objetivo de las expediciones comerciales. Al parecer hay 6 expediciones que lo intentarán y alrededor de 50 alpinistas. Hay quien ha bautizado esta temporada como “el año del Lhotse”     

Por el momento los días son muy fríos y pasamos por un periodo de unos días de mal tiempo. Mientras las expediciones que acaban de llegar terminan de organizar su campamento, las expediciones comerciales aprovechan el tiempo para formar en el uso de escalas, crampones y piolet a sus clientes menos expertos.

 

Lecturas relacionadas

 

Últimas noticias


 

 

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.