EXPLORANDO

Iosu Feijoo, Everest con 70 años

Sigue el chorreo cimero en el Himalaya de Nepal, con récord de edad en el techo del mundo, y el octavo ochomil para Nives Meroi en el Dhaulagiri.

Autor: | No hay comentarios | Compartir:
Ruta desde el Monasterio de Rongbuk al campo base avanzado del Everest (vertiente norte).  (©Sebas Álvaro)
Ruta desde el Monasterio de Rongbuk al campo base avanzado del Everest (vertiente norte).

Nueva fiebre cimera en el Everest, una vez que desde su vertiente sur también se ha abierto la veda. Y como casi todos los años en el techo del mundo, récords varios: el más viejo (70 añitos), el primer diabético (Iosu Feijoo).

No todo son alegrías; Tomas Olsson, uno de los dos esquiadores que planeaban descender el Corredor Norton desaparecía dos horas después de iniciar el descenso desde la cima. Le saltó el anclaje de un rápel obligado, con el que ambos trataban de superar un resalte rocoso, imposible de resolver esquiando.

Mientras, Simone Moro cambia (una vez más) sus planes iniciales en el Lhotse (ha preferido sumar otro Everest), el italiano Silvio Mondinelli pone el turbo hacia esta cima, apenas unos días después de coronar el Shisha. También suma su compatriota Nives Meori con el Dhaula, y ya van ocho ochomiles, los mismos que acumula Edurne Pasaban.

Con 70 al Everest

Definitivamente, la cima del Everest ya no sabe de edades. Los ascensioncitas sexagenarios de años anteriores parecen ya jovencitos al lado del japonés Takao Arayama, que ha acaba de romper la barrera de los setenta, y es desde el pasado miércoles 17 de mayo, la persona de mayor edad en pisar la cumbre, según ha confirmado la agencia de noticias Kyodo. Y es que no es el primero, precisamente. Arayama ha rebajado en tan sólo tres días la edad de su predecesor, su compatriota Yuichiro Miura, quien coronó en mayo de 2003.

La primera sorprendida, su esposa. «No creí que lo lograría», declaró Keiko desde su residencia en Kamakura, cerca de Tokio. Y es que Arayama, de profesión asesor de empresas, comenzó a los 40 años a escalar montañas, y desde entonces alguna cumbre relevante ha caído, aparte de este Everest, como el frío McKinley. El estilo de ascensión, seguramente, no lo sea tanto. Por cierto, que su «contrincante» Miura, parece haber puesto fecha públicamente a la revancha; ha declarado que volverá a intentarlo en 2008, cuando tenga 75 años.


 

Cima diabética

La última cima nacional de la temporada en el Everest llegaba ayer mismo (18 de mayo), cuando el alpinista vasco Iosu Feijoo coronaba también por la cara norte. Además, el propio Iosu, que ascendió junto al piloto Javier Martín, asegura en su comunicado que es el primer diabético en coronar el techo del mundo, así como el primer vasco que hila los tres polos terrestres (Polo Norte abril 2002, Polo Sur enero 2003, y el Tercer Polo Geográfico mayo 2006).

Sus compañeros dentro de la expedición NEC Everest 2006, Willy Bañales y Jon Goikoetxea, esperan seguir ahora sus pasos hasta la cima, y sin oxígeno, recién llegados del Shisha Pangma, donde una doble ascensión le ha reportado la aclimatación suficiente.

Olsson desaparece

El esquiador sueco Tomas Olsson durante un descenso extremo al Muztagh Ata (7.546m).
Los dos esquiadores extremos Tomas Olsson y Tormod Granheim coronaban el Everest por la vertiente norte el pasado 16 de mayo. Acto seguido, se calzaban las tablas, y se lanzaban en busca de la entrada del Corredor Norton, línea seleccionada para su descenso. Según el testimonio de su compañero Tormod, que sí llego a alcanzar el Collado Norte, antes de entrar al Gran Couloir, Olsson partió sus esquís en un estrecho corredor de acceso con poca nieve; tendría que afrontar 2.500 metros de bajada sobre unos esquís rotos.

Continuaron hacia abajo, y tras superar un campo de nieve encontraron un resalte rocoso de unos 45 metros, imposible de superar con esquís. Decidieron montar un rapel, pero al no tener alclajes para ropa, hicieron una reunión en nieve, aunque según Granheim, no demasiado dura. Olsson fue el primero en rapelar (con las tablas puestas), cuando la reunión cedió.

Su compañero, que asegura no haber visto el momento exacto de la caída a causa de la niebla, decidió destrepar el muro, y una vez abajo, no pudo encontrar a Tomas (deduciendo que quedaría inconsciente tras la caída), y sí un rastro de su material desperdigado 600 metros hacia abajo. Entonces, decidió que no tenía sentido completar el descenso íntegro de la montaña, así que esquió todo el Corredor Norton, realizando una posterior travesía, siempre sin quitarse las tablas, hasta el collado norte. Al parecer, un helicóptero sobrevolará la cara norte del Everest, en busca del cuerpo de Olsson.

Mondinelli, como una moto

Silvio Mondinelli en una imagen de archivo. – Foto: gnaromondinelli.it
Si hace diez días alcanzaba la cima del Shisha Pangma (dentro de una expedición en la que coronaba el granadino Fernández-Vivancos), el italiano ha sumado su segundo ochomil de 2006 antes de acabar el mes. Lo lograba hoy mismo (19 de mayo) coronando el Lhotse junto a los también italianos Gianpaolo Corona, Gianpaolo Casarotto, después de soportar mucho frío y un fuerte viento de altura saliendo ya a la cumbre. Además, les tocó abrir huella en nieve muy profunda desde el C4.

Ese exceso de nieve es, precisamente, lo que ha echado para atrás a Simone Moro. El corredor escogido para su intento aperturista en el Lhostse estaba tan cargado, que el italiano ha decidido seguir hasta el collado Sur, desde donde hoy intentará subir al Everest sin oxígeno.

Nives Meroi, octavo ochomil

Nives Meroi alcanzando los 7.000 metros en el Dhaulagiri. – Foto: Luca Vuerich / planetmountain.com
La italiana Nives Meroi ha dado un nuevo paso en su proyecto catorceochomilístico, coronando el pasado 17 de mayo el Dhaulagiri, su octavo ochomil, junto a Romano Benet. Este año no hubo confusión con la controvertida antecima del Dhaula, y una vez alcanzado dicho punto, y tras ascender en medio de una fuerte tormenta desde el Campo 3 (cuyas tiendas quedaron dañadas), la cordada italiana siguió recorriendo la cresta cimera hasta alcanzar la verdadera cumbre, cerca ya de las dos de la tarde (hora local).

Tras descender por la vía normal y con el octavo ochomil en la mochila, Nives, Romano y Luca Vuerich volarán en helicóptero hasta el campo base del Annapurna, siguiente objetivo de la expedición italiana.


 
Lecturas relacionadas

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.