EXPLORANDO

El Ogro se esfuma

Nieve y hielo peligrosos en la parte alta de la montaña paquistaní obligan a Alberto Iñurrategi, José Carlos Tamayo y Jon Beloki a desistir en el Baintha Brakk.

| No hay comentarios |
Una imagen del Ogro, con la cima principal en el centro y el pronunciado Pilar Sur a la derecha.- Foto: bbk.esUna imagen del Ogro, con la cima principal en el centro y el pronunciado Pilar Sur a la derecha.- Foto: bbk.es

No ha habido manera. Ni por la legendaria vía británica, que era su opción inicial, ni por la cara sur, que fue la última opción barajada por los expedicionarios, el Ogro no les ha dado ni una oportunidad. Primero fue el mal tiempo casi continuo, con temporales de nieve, viento e incluso lluvias torrenciales en el campo base, y ahora han sido las malas condiciones de nieve y del hielo lo que les ha obligado a dejar la montaña. Además, no les quedaba tiempo para un nuevo intento.

Aunque ya habían alcanzado los 6.200 metros del campo 2 (el Baintha tiene 7.285 metros), el día era frío y despejado y estaban enfilados para alcanzar la cima del Pilar Sur, y desde allí poder acceder a las pendientes de la cara Sur, pronto se dieron cuenta de que no podían seguir: «Cuando llevábamos recorrido un buen trozo de la cornisa nevada y estábamos a punto de entrar en un paso helado, que habíamos bautizado como la escupidera, y mientras veíamos a Jon romper la placa de nieve apoyada sobre hielo, intentando asegurarse a una precaria estaca, Alberto y yo decidimos que era demasiado arriesgado seguir así, y demasiado largo el camino que nos quedaba hasta el C-3 en esas peligrosas condiciones», cuenta Tamayo desde el base.

Juan Vallejo lo intentará también

Abriendo huella cerca del campo 2.- Foto: bbk.esAbriendo huella cerca del campo 2.- Foto: bbk.es

Según cuentan, a las 10:30 de la mañana estaban de vuelta en el C-2, y, sin darle más vueltas, sin querer hurgar en la dureza de la decisión y casi sin mediar palabra, recogieron las cosas que allí habían dejado para la bajada y se dirigieron glaciar abajo hacia el Campo Base. A las 16:15 de la tarde llegaban exhaustos a la seguridad de las tiendas.

Pero fue un mal trago llegar al campo base, según cuenta Tamayo, «mientras rapelábamos de la cornisa al plató no podía dejar de mirar al cercano punto del campo 3, no podía dejar de rumiar la decisión de abandonar después de tantos esfuerzos, después de un mes de duros trabajos y sacrificios. Y se me saltaban las lágrimas; por lo absurdo de la situación, por la injusticia de la montaña (por más que uno sepa que es totalmente ajena a nuestros egos, a nuestras ilusiones y a todos los sentimientos que proyectamos en ellas); en fin, por todo junto».

Pero el Ogro seguirá estando ahí. Una montaña que, a lo largo de su historia, sólo ha sido pisada dos veces y, además, por rutas diferentes. La ascensión a la montaña paquistaní es un reto alpinístico de la máxima categoría, que el equipo español pretendía repetir. Entretanto, otro equipo liderado por Juan Vallejo ya ha llegado a la montaña que ahora dejan los de Al filo. Suerte con el «monstruo».

Fuente: bbk.es.

 

Lecturas relacionadas

 

Últimas noticias


 

 

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.