1954: ACHILLE COMPAGNONI Y LINO LACEDELLI

El K2 celebra el 60 aniversario de la primera ascensión

Ayer, 31 de julio, se celebró el sesenta aniversario de la primera ascensión al K2 (8.611 m), por una expedición italiana liderada por Ardito Desio y culminada por Achille Compagnoni y Lino Lacedelli. Desde entonces, más de 350 alpinistas los han emulado… y 84 han fallecido en el intento.


Desnivel.com | 1 comentario |

El K2 o Chogori es, con sus 8.611 m, la segunda montaña más alta del planeta y ha sido desde siempre uno de los mayores símbolos del himalayismo. Su reconocible perfil y la dificultad técnica de su ascensión han estimulado los sueños de alpinistas de todo el mundo, que a menudo lo han situado como el más difícil de los ochomiles… al menos hasta ahora. Su alto ratio de muertes ha sido también un elemento que ha contribuido a ampliar el mito.

Precisamente el pasado 31 de julio se cumplen 60 años de la primera ascensión al K2, llevada a cabo por una expedición italiana liderada por Ardito Desio y culminada por Achille Compagnoni y Lino Ladecelli un día como hoy de 1954. En aquel momento, ya habían pasado más de 50 años desde los primeros intentos, protagonizados por la expedición británica de Oscar Eckstein y Aleister Crowley en 1902, y un total de seis alpinistas habían muerto (cuatro en 1939, Art Gilkey en 1953 y Mario Puchoz en junio de 1954).

En aquella expedición, que se desarrolló a través del conocido como espolón de los Abruzzos (arista sureste), también participó el histórico Walter Bonatti. Junto al porteador pakistaní Hunza Mahdi, protagonizó un improvisado vivac a más de 8.000 m, que también pasaría a la historia del alpinismo generando una polémica con Ladecelli y Compagnoni, quienes aseguraron no haber oído sus peticiones de auxilio pese a encontrarse en una tienda a escasas decenas de metros.

Los números del K2 en 2014

Seis décadas han pasado desde aquello y el K2 se ha ido ascendiendo por una decena de rutas diferentes, tanto del lado pakistaní (sur) como del lado chino (norte), por más de 350 personas. La cifra del otro plato de la balanza es la de los 84 fallecidos en sus vertientes desde el estadounidense Dudley Wolfe el 30 de julio de 1939 hasta el leonés Miguel Ángel Pérez el 30 de julio de 2014 (un macabro 75 aniversario).

Como no podía ser de otro modo, dada la evolución del alpinismo, en los últimos diez años se han multiplicado las ascensiones al K2. Hasta 2004, cuando se celebró el 50 aniversario, 198 personas habían hecho cumbre, con 1986, 1996 y 2000 como años más provechosos, con 27, 29 y 25 cimas respectivamente (aunque en 1986 hubo también 13 muertos).

Aquel conmemorativo 2004, que llegaba tras dos años sin cimas, se saldó con una cifra récord de 51 personas en la cumbre del K2, algo que no se ha vuelto a repetir. Las 31 cimas de 2007 y las 30 de 2012 son otras cifras memorables. Además, ese año 2012 registró el día con más personas llegando a los 8.611 m hasta entonces, precisamente otro 31 de julio, en el que subieron 28 personas, Òscar Cadiach entre ellas.

Pero 2014 lleva camino de batir todos los registros. Aunque la cifra no está todavía confirmada, parece que el pasado sábado 26 de julio llegaron más de 30 personas a la cima del K2 (algunos hablan de 32, otros de 35), lo que lo convertiría en el día con más cumbres de la historia de la montaña. Además, otros alpinistas fueron añadiéndose a ese listado el domingo y el lunes, y algunos más estaban haciendo cumbre hoy mismo. Como todavía no se ha dado la temporada por terminada, el récord de 51 cumbres de 2004 está en peligro. De hecho, aquel año la temporada se alargó hasta el 17 de agosto, día en que hizo cumbre Jordi Corominas por la Magic Line. Otra ascensión que tuvo su contrapunto trágico con el fallecimiento de Manel de la Matta.

Pero no todos los años el K2 permite que numerosos alpinistas alcancen su cima. En los últimos diez años, ha habido cuatro (2005, 2009, 2010 y 2013) en los que no se registró ni una sola cumbre. Otros dos años (2006 y 2011) sólo cuatro personas alcanzaron la cima: curiosamente, fueron los años de Nives Meroi y Gerlinde Kaltenbrunner, respectivamente. Y en 2008, a pesar de que hubo una respetable cantidad de 18 cimas, también hubo una escalofriante cifra de 11 muertos (siete de ellos en el descenso).

El futuro del K2

La montaña salvaje, como dio en llamarse el K2, vive actualmente en una especie de punto de inflexión. La cima se muestra más asequible que nunca, debido a que su ruta normal por la vertiente pakistaní se comercializa y equipa por completo. Pero por otro lado, los riesgos y parte de la dificultad técnica se mantienen y siguen cobrándose vidas. ¿Qué futuro le espera al K2? ¿Se convertirá en un segundo Everest o se mantendrá como la montaña salvaje? Retos no le faltan, como por ejemplo la primera invernal, que todavía está por hacer.

Comentarios
1 comentario

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.