EXPLORANDO

El equipo del Al Filo se retira

El otoño inclemente del Himalaya obliga a la retirada de Iván Vallejo, Edurne Pasabán, Juanito Oiarzabal y Asier Izaguirre del Shisha, donde se han sucedido constantes nevadas, llegando a desaparecer el segundo campo de altura instalado a 6.900 metros.

Autor: | No hay comentarios | Compartir:
Aspecto de uno de los depósitos instalados por el equipo de Al Filo.- Foto: edurnepasaban.netAspecto de uno de los depósitos instalados por el equipo de Al Filo.- Foto: edurnepasaban.net

Edurne no logrará, por el momento, su décimo ochomil y Juanito Oiarzabal no ha tenido el regreso deseado a los ochomiles. De acuerdo con los planes establecidos el viernes 28, aprovechando una tregua de las nevadas constantes que asolaban el Himalaya, la expedición de Al Filo, Iván Vallejo a la cabeza, ascendía hasta el Campo 1 del Shisha Pangma con la intención de completar su aclimatación durmiendo dos noches en dicho campo de altura y otra en el C2, establecido a 6.900 metros aproximadamente. Tal ascenso no se desarrolló en las mejores condiciones, las rachas de viento y una nevada por la tarde auguraban lo que más tarde supuso la retirada. «Todo el Campo 1 era un lugar inhóspito, blanco y helado. No había duda, el plan trazado no podía seguir adelante, debíamos bajar al Base a esperar», explicaba el alpinista ecuatoriano.

El día 2, Iván y Asier regresaban al Campo 1 para comprobar las condiciones de la montaña, encontrándose con toda la nieve acumulada durante la semana, hundiéndose hasta la rodilla cada vez que salían de la huella. El Shisha Pangma tiene dos cimas por encima de ocho mil metros: la Cima Central de 8.013 m y la Máxima de 8.046 m. La vía que se sigue desde el lado norte, donde se encontraban, lleva directamente a la Cima Central y desde allí es necesario realizar una travesía bastante delicada hasta alcanzar la Cima Máxima. Como es lógico, a Edurne Pasaban le interesa llegar a la Máxima, pues esa cumbre es la que cuenta para los catorce.  «Teniendo en cuenta las condiciones de la nieve encontradas, creemos que existe alguna ligera posibilidad de llegar a la Cima Central; sin embargo, las posibilidades de alcanzar la principal, desde nuestro punto de vista son nulas o casi nulas. Por esta razón hemos tomado la decisión de abandonar la expedición, fallo que es competencia única y exclusiva de nuestro equipo de Al Filo de lo Imposible de Televisión Española», aclaraba Iván, quien ve toda experiencia positiva de cara a la ascensión del Dhaulagiri, última cima que le resta para los 14.

Buenas y malas noticias

Xavi Arias en Katmandú poco antes de partir al CB del Cho Oyu.- Foto: Col. Xavi AriasXavi Arias en Katmandú poco antes de partir al CB del Cho Oyu.- Foto: Col. Xavi Arias

Edurne, por su parte, ve como se aleja esta temporada la oportunidad de alcanzar a Gerlinde Kaltenbrunner y a Nives Meroi, ambas con diez ochomiles a sus espaldas. El Shisha Pangma, pese a ser una cumbre relativamente sencilla de alcanzar, no ha dado la más mínima ocasión de ser hollada por el equipo de Al Filo. «Han sido unos días largos y de indecisión. La gente que subió al Campo 2, no encontró nada: ¡había desaparecido! La previsión meteorología no anuncia ningún cambio, sólo alguna mejoría para el viernes pero el fin de semana nuevamente nieve, por lo cual vemos que es imposible subir», comentaba la alpinista vasca. Situación que para Juanito se repite punto por punto, ya que cuando intentara la cima invernal del Broad Peak su segundo campo de altura también era devorado por la nieve, y el clima, aquella vez del Karakorum, no les permitió pensar en lograrlo. Aquel fue el inicio del enorme documental de Al Filo sobre el leopardo de las nieves. La expedición intenta seguir pensando en positivo y postergan su ascensión del Shisha para próximas temporadas.

El Cho Oyu, sí se dejaba. Xavi Arias lograba la cumbre, finalizando el reto que se había propuesto al realizar la ascensión desde el CB hasta la cima en 23 horas. Una actividad en solitario con la que pretendía homenajear el 85 aniversario del Club Excursionista Grácia del que es miembro. Xavi regresaba a una montaña con la que mantenía una relación especial, pues hace diez años alcanzaba los 7.800 metros desde donde unas congelaciones le obligaban a retirarse. El alpinista catalán venció a la meteo en una temporada agresiva y dura, donde 100 alpinistas y trekkers habían quedado atrapados por el rugiente otoño del Himalaya indio. Un problema que podía haberse convertido en tragedia de no haber mediado la Fuerza Aérea Hindú, saldándose la situación con un fallecido y un puñado de hospitalizados. Fue malo, pero pudo ser mucho peor.

 


 
Lecturas relacionadas

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.