EXPLORANDO

Descenso rápido y seguro; Edurne ya descansa en el C2

La segunda mujer en alcanzar los catorce ochomiles -a falta de resolver la polémica sobre la ascensión de Oh Eun-Sun al Kangchenjunga- lanza un mensaje de agradecimiento y cariño desde su última cima.

Autor: | No hay comentarios | Compartir:

Edurne Pasaban estaba muy emocionada a su llegada a la cima del Shisha Pangma esta mañana. En su comunicación por radio con el campo base recordaba, con voz temblorosa por el esfuerzo y las emociones vividas, que “han sido un montón de años para terminar esto. Tendría que dar gracias a mucha gente y no podría… Gradias, gracias a todos. A todo el mundo: a mi familia, a mis amigos, a todos los que habéis hecho posible que subiera a los catorce ochomiles, a todo el mundo que se ha quedado en el camino… Gracias a todos de verdad, de corazón. Os quiero mucho a todos”.

La alpinista guipuzcoana es la segunda mujer en inscribir su nombre en la lista de los catorceochomilistas, tras haberlo logrado también una veintena escasa de hombres. Además, su posición (segunda o primera) en este particular registro está pendiente todavía de la resolución de la polémica sobre la ascensión de la coreana Oh Eun-Sun al Kangchenjunga la pasada primavera.

Junto con Edurne y sus compañeros de Al filo de lo imposible, hoy ha hecho también cima en el Shisha Pangma la expedición italiana que ha acompañado a la tolosarra en este ataque a cima, formada por Mario Panzeri, Michele Compagnoni y Alberto Magliano.

Pero como el éxito en una gran montaña no es completo hasta que la expedición al completo regresa al campo base, Edurne Pasaban, Asier Izagirre, Alex Txicon, Nacho Orviz y los sherpas Pasang y Mingma no se han demorado más de lo necesario antes de iniciar el descenso. El sol ha brillado en toda la jornada, y el viento que días atrás tanto ha dificultado la vida a los montañeros en el Shisha no se ha presentado hoy.

Los expedicionarios han alcanzado pronto el campo 3, y allí se han hidratado y han comido algo para reponer fuerzas. Mientras una parte del equipo se ha dedicado a desmontar las tiendas de ese campamento, Asier Izagirre y los sherpas han instalado 200 metros de cuerda en la pala de nieve justo bajo el C3 que les presentó dificultades durante el ascenso.

Así, han continuado bajando a buen ritmo e incluso pensaban intentar llegar al CB del tirón. Sin embargo, finalmente han decidido parar de nuevo en el C2 y pasar allí la noche. Mañana cubrirán tranquilamente y descansados las 4 o 5 horas que les separan del campo base y del final de la aventura.

Vídeo: Unas palabras desde la cumbre.

 


 
Lecturas relacionadas

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.