DEBATE ABIERTO

Denis Urubko reflexiona sobre las «verdaderas invernales»

El alpinista recién nacionalizado polaco aboga por considerar ascensiones invernales en el Himalaya y el Karakórum a aquellas culminadas entre el 1 de diciembre y el 28 de febrero. Lleva la contraria a Simone Moro y Krzysztof Wielicki, entre otros.

Denis Urubko en el Piolet dOr 2014.  (© Darío Rodríguez/DESNIVEL)
Denis Urubko   © Darío Rodríguez/DESNIVEL
Desnivel.com | 15 comentarios |

¿Qué se puede considerar como una expedición verdaderamente invernal? Simone Moro ha expuesto pública y exhaustivamente su opinión, basada en el calendario: una expedición completamente invernal es aquella que comienza llegando al campo base a partir del 21 de diciembre y culmina en la cumbre antes del 21 de marzo. Ese argumento es el que ha llevado al italiano al Manaslu este año, donde intenta la «primera ascensión completamente invernal» haciendo cordada con su compatriota Tamara Lunger.

Pero, ¿es esa la verdad definitiva? ¿Se admiten otras argumentaciones alternativas a la dictada por el calendario? Pues parece que sí. Al menos eso es lo que postula Denis Urubko en un artículo extensamente razonado publicado en Russianclimb.com, en el que expresa su opinión que las verdaderas invernales serían más bien aquellas expediciones que llegan a la cima entre el 1 de diciembre y el 28 de febrero. Para él, las cuestiones relativas a la climatología son más importantes que las que hacen referencia al calendario.

Denis Urubko, que recientemente ha obtenido la nacionalidad polaca después de haber nacido como ciudadano soviético y haber pasado por kazajo y ruso, es una de las voces más autorizadas del ochomilismo invernal. No en vano participó en las primeras invernales al Makalu (8.463 m) el 9 de febrero de 2009 con Simone Moro y al Gasherbrum II (8.035 m) el 2 de febrero de 2011 con Simone Moro y Cory Richards.

Sólo una opinión

El alpinista polaco de origen kazajo empieza su razonamiento constatando: «Las dificultades acerca de la definición de la temporada invernal en el Himalaya y el Karakórum han ocupado nuestra atención durante muchos años. La pregunta sobre ‘qué es verdadero invierno’, en muchos sentidos, así como la respuesta, dependen de criterios personales e indagaciones. La verdad, como se suele decir, desaparece en nimiedades».

Antes de meterse de lleno en el asunto, advierte que «no considero mi opinión como la verdad última; aunque pido que se tengan en cuenta mis anotaciones como realizadas por una persona que está en el asunto».

Más allá del calendario astronómico

Denis Urubko sostiene que hay dos maneras de considerar la temporada invernal, ya sea por el calendario astronómico (del 21 de diciembre al 21 de marzo) o bien por un conjunto de factores climáticos. Para él, no hay duda que la temporada invernal debe ser establecida por esos factores climáticos, que son los que la convierten en la más dura de las estaciones para ascender los ochomiles.

Las escasas horas de luz, los fuertes vientos, las bajísimas temperaturas y la menor presencia de nieve serían los marcadores climatológicos que definirían el invierno en las mayores montañas del mundo por encima de los 5.000 metros (o los 4.300 m en el Nanga Parbat). Según su observación, esas condiciones convergen entre el 1 de diciembre y el 28 de febrero. Precisamente, también apunta que los gobiernos de Nepal y Pakistán toman el 1 de diciembre como fecha de inicio de la temporada invernal a la hora de extender permisos oficiales de ascensión. Mientras que la tradición soviética todavía extiende ese período un par de semanas por delante y por detrás, del 15 de noviembre al 15 de marzo. En cualquier caso, para Denis es evidente que el mes de marzo ofrece condiciones de primavera en el Himalaya y el Karakorum, y que incluso el 28 de febrero suelen registrarse mejores condiciones meteorológicas que el 1 de diciembre.

Listado de ascensiones

Con esos argumentos sobre la mesa, Denis Urubko analiza los listados de ascensiones invernales a los ochomiles. «El componente moral y ético de la cuestión es también interesante», señala. «¿Por qué hubo diferentes dudas sobre las interpretaciones de la temporada invernal? Si se mira a la tabla, se puede ver que el concepto de invierno astronómico corta las ascensiones realizadas por japoneses, franceses y eslovacos, pero incluye primeras ascensiones italianas y polacas…»

El revisionismo de Denis Urubko tendría consecuencias en cuatro ochomiles invernales. En el Dhaulagiri (8.167 m), la primera invernal se atribuye a Jerzy Kukuczka y Andzej Czok (21 de enero de 1985), aunque el 13 de diciembre de 1982 habían hecho cumbre el japonés Akio Koidzumi y el nepalí Nima Vangchu. En el Shisha Pangma (8.027 m), la primera invernal está generalmente asignada a Piotr Morawski y Simone Moro (14 de enero de 2005), aunque el 11 de diciembre de 2004, el francés Jean-Christophe Lafaille había llegado también a la cima. Finalmente, los dos últimos ochomiles ascendidos, el Gasherbrum I de Adam Bielecki y Janusz Golab de 2012 y el Broad Peak de Adam Bielecki, Artur Malek, Maciej Berbeka y Tomasz Kowalski de 2013, no contarían como invernales para Urubko, puesto que fueron culminados en marzo.

«Las reglas deportivas en el montañismo deberían ser comunes. Si el invierno para toda la gente es desde el 1 de diciembre hasta el 28 de febrero, los alpinistas deberían seguir mejor lo establecido en general. Y no intentar convertirse en astrónomos, quienes, debido al punto de vista científico, no están interesados en las condiciones climáticas en la Tierra. En este contexto, el año astronómico es sólo una abstracción desnuda sin materialización real en cuanto a condiciones terrestres», sentencia Denis Urubko.

El estilo es tanto o más importante que la fecha

Eso sí, el fortísimo alpinista también deja claro que, de acuerdo con Krzysztof Wielicki, el estilo es tanto o más importante que la fecha. En este sentido, añade otro elemento importante en invierno, más allá del tan manido oxígeno artificial: «En este punto es interesante comprobar que hay deportistas que usan calentadores de botas y manoplas con baterías o elementos químicos. ¿Por qué los admiradores de la pureza de estilo condenan el oxígeno artificial pero aprueban la energía externa en pies y manos? Es posible hacer una escalada cálida aunque haya -70ºC con protección térmica por baterías (la tecnología lo permite), y considerarla ‘invernal’. ¡No me importa! ¿Pero qué estilo sería?».

Para finalizar, Urubko concluye: «Por lo tanto, yo viviré y escalaré en condiciones climáticas acordes con el calendario. En el invierno desde el 1 de diciembre hasta el 28 de febrero. Sin oxígeno adicional ni diferentes calentadores. En términos que considero honestos, claros y correctos».

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.