Alcanzó los 7.600 metros y cayó en una grieta

Denis Urubko cuenta su intento en solitario al K2 invernal

El alpinista ruso-polaco está ya de camino hacia Skardu después de haber abandonado la expedición polaca invernal al K2. Estas son sus primeras impresiones sobre lo que vivió en la montaña.

Autor: | 28 comentarios | Compartir:
Denis Urubko a 7.600 en el K2 invernal 2018.
Denis Urubko a 7.600 en el K2 invernal 2018.   Denis Urubko

Denis Urubko ya ha dejado el campo base del K2 invernal. Tras su intento en solitario y sin permiso de Krzysztof Wielicki, el líder de la expedición, no le quedó más remedio que abandonar y marcharse para casa. Antes de emprender el trekking de regreso hacia Skardu esta misma mañana, ha tenido la ocasión de mandar un texto en el que cuenta de primera mano cómo fue su aventura en la montaña de estos días, en los que llegó a una altura estimada de unos 7.600 metros, muy cerca de la máxima altura alcanzada jamás en el K2 invernal (los 7.650 m que precisamente él mismo cató en 2003 junto con Marcin Kaczkan y Piotr Morawski).

En el texto –en ruso–, Denis Urubko advierte que por ahora solamente hablará de “la acción” y que deja “las razones y los motivos, las incoherencias y los problemas” para más adelante. Explica que fue cogiendo comida sigilosamente para prepararse para su plan y que no era necesario acarrear gas porque habían almacenado más que suficiente en los campamentos de altura.

“El pronóstico del tiempo para el 26 de febrero es el día de la oportunidad. No quiero transferir la responsabilidad a nadie. Me escapo en secreto después del desayuno y subo a 6.250 m. Aquí está mi tienda y montones de mal tiempo”, cuenta sobre la primera jornada de su intento. El mal tiempo fue una constante que lo acompañó durante los tres días que estuvo fuera del campo base.

“El día siguiente llegó hasta los 7.200 m y sigue el mal tiempo”, insiste Denis, que tuvo que cavar una cueva en la nieve para pasar la noche. Se puso en noche de madrugada, todavía en plena oscuridad a las 3:30 horas. Según su narración, observó riesgo de avalanchas en las laderas del K2, a medida que superaba la altura máxima alcanzada por Adam Bielecki y él mismo unos días antes.

Denis Urubko explica que fue evitando agujeros y grietas hasta llegar por debajo del Hombro, “probablemente a 7.600 m”. “No se intuye que vaya a salir el sol… nada en absoluto. Solo una tormenta enorme”. A continuación, Denis tuvo un incidente que a punto estuvo de dar al traste con todo: “De repente, un resplandor y un crujido a mi izquierda. ¡Atrapado! A mi derecha, se abre un agujero hasta el centro del planeta. Correcto, me he caído unos cinco metros al desplomarse un puente de nieve. ¡Ahora necesito un milagro! Encuentro el camino de salida. ¡Gracias a mi padre por la intuición que llevo en la sangre!”

Tras salir de la grieta, inició el descenso, inmerso en un tiempo cada vez peor hasta llegar por la noche al campo base. “Y al día siguiente, el tiempo, por increíble que parezca, se puso todavía peor!”.


 
Comentarios
28 comentarios
  1. Totalmente de acuerdo Maldivo. Los cambios cuestan, pero yo creo que la tendencia será esa.

  2. Pues a mi me parece una polémica real, actual y totalmente justificada en los valores de la superación que tanto caracterizan a los deportes. Si no fuera así, estaríamos estancados en el sexto grado, en el A3 y en el Everest con O2.

  3. @masmadera es cierto que el reto no es un logro común de «compañeros montañeros»… El razón de toda la expedición financiada por Polonia es un logro nacionalista. No cabe dudas. Y algunos comentarios aquí lo confirma. Cuando dieron la nacionalidad polaca a Urubko en el 2015, se trataba de asegurarse que los logros de DU fuesen polacos… Una buena apuesta similar a Qatar dando la nacionalidad Qatari a corredores Etíopes o kenyanos del 10 000m… Tienes razón, todo es estadística hoy día…. La aventura humana sigue en el último de cada uno pero desapareció mucho la «cofradía de los montañeros». Digo «mucho» porque sigue viva en el rescate espectacular de Eli por Denis y Adam en el Nanga Parbat….

  4. La elección del calendario me parece una polémica algo artificial. Entiendo que los deportistas de élite están deseando figurar en tablas y lograr récords. Si el invierno se populariza (algo en principio poco probable, pero el equipamiento cada vez es mejor y cada vez hay más himalayistas) acabaremos teniendo primeras ascensiones por mes. Sin duda marzo es menos invierno que febrero (aunque la diferencia entre un 26.02 y un 05.03 puede ser inapreciable), pero también febrero es menos invierno que enero (dependiendo asímismo de la región). Probablemente Denis no está menospreciando las ascensiones de sus colegas polacos en marzo, pero es cierto que si logra imponer su criterio, de pronto habrá dos nuevas primeras invernales «disponibles». Lo que me disgusta de la acción de Denis es que muestra que la ascensión del K2 con sus compañeros de expedición no es el reto, sino más bien ser los primeros de una lista (y en su caso, muy coherentemente, de acuerdo a un criterio más exigente).

  5. Algo serio y claro en cuanto al calendario es la duración de los días. Y es evidente que una cumbre un 15 de diciembre tiene más característica «invernal» que la misma un 15 de Marzo.

  6. Urubko tiene muy claro su concepto de invernal pero eso no significa que le esté restando valor a lo que otros han hecho. Simplemente no concibe una invernal a partir de mañana y con su abandono (o expulsión) no ha hecho si no obrar en consecuencia con sus principios. Bien es cierto que, hasta la fecha, las únicas invernales en marzo han sido precisamente polacas por lo que podía imaginar que para ellos el hecho de cambiar de mes no supone ningún impedimento.

  7. Cada cuál puede interpretarlo como guste. En la actualidad para la mayoría una expedición invernal se rige por el calendario astronómico. Para Urubko no es así. Me parece muy bien que sea consecuente con su definición; no tanto que condicione al resto por ello. Si fuese sólo por metereología, no debería darse por válida una ascensión de invierno si en el intento de cima hace buen tiempo, o mejor, habría que consignar la temperatura y viento en los días en los que transcurre la aproximación a la cumbre. Podríamos tener récords de subida a menor temperatura o a mayor viento. Pero todo esto es llevar la competición al extremo, lo que propicia riesgos y errores. El relato de la aventura de Denis, recogiendo comida y largándose sin radio, puede resultar algo cómico, pero podría haber acabado en desgracia. No es muy ejemplar.

  8. @ traidor pensaba que habías desaparecido en Tu desagüe favorito. No tienes nada que hacer en este foro. Pediste la disculpa ya pero vuelves a ensuciar todo devuelta con tu odio y estupidez…. Que lastima para Desnivel!

  9. El invierno astronómico se adopta por convención, que haya gente favorable a tener en cuenta el invierno meteorológico es una opinión que podrá ser valorada, pero lo lógico es que hasta que eso cambie unánimemente todo se rija por el invierno astronómico. Si Urubko considera que solamente llega hasta febrero está en su derecho, pero tampoco puede minusvalorar lo que se haga hasta el 21 de marzo.

  10. P.D: El invierno meteorológico empieza el 1 de diciembre y termina el 28/29 de febrero, aquí y en todo el mundo (en el hemisferio norte). Y la meteorología es una ciencia, no la invención de algunos chalaus como dicen por aquí. Y justamente responde a patrones meteorológicos , así que tiene bastante más sentido que sea éste el criterio y no el astronómico. Más respeto a Denis.

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.


 

 

 

 

Últimas noticias