POR SUS DESENCUENTROS CON ÁLEX TXIKON

Daniele Nardi abandona el Nanga Parbat invernal

El alpinista italiano partió del campo base el pasado sábado por cuarto invierno consecutivo sin conseguir el objetivo de la cima. Sus desavenencias con álex Txikon han resultado finalmente irresolubles.

Autor: Desnivel.com | 5 comentarios | Compartir:
Daniele Nardi en el C1 del Nanga Parbat invernal. Febrero 2016  (Foto: Daniele Nardi)
Daniele Nardi en el C1 del Nanga Parbat invernal

Daniele Nardi dejaba el sábado pasado el campo base del Diamir y abandonaba su sueño de conseguir la primera ascensión invernal al Nanga Parbat (8.126 m) por cuarto año consecutivo. El alpinista italiano marchaba antes que sus compañeros de expedición Álex Txikon y Ali Sadpara, tras las desavenencias irreconciliables que ha protagonizado con el vasco, líder de una expedición internacional de la que también se borraron –antes incluso de iniciarse– el catalán Ferran Latorre y el polaco Janusz Golab.

Después de varios días de silencio, y de haber ascendido en solitario al C1 y haber reflexionado, Daniele Nardi tomaba la decisión de abandonar y regresar a Italia. Desde Chilas, camino de Islamabad, lanzaba el siguiente comunicado en sus redes sociales:

Una vez más no se han cumplido las condiciones acordadas inicialmente con el equipo, por lo que he decidido concluir la expedición al Nanga Parbat. Tenía las esperanzas puestas en una ventana de buen tiempo entre el 5 y el 7 de febrero, y había pensado en salir hacia arriba para acabar la fase de aclimatación durmiendo en el campo 3 y andando un poco más allá. Desafortunadamente, la ventana que se preveía en lugar de abrirse se ha cerrado. Ha sido un trabajo duro para mí, el superar dos incidentes y fijar las cuerdas hasta los 6.700 metros del campo 3. Me había prometido no llegar al final de la expedición tan devastado como el año pasado después de tres meses de intentos. Sé que es un pecado desaparecer, pero en este momento y en esta situación, es lo mejor que puedo hacer.

Lo que más me desagrada no es tanto la primera invernal, sino el hecho de no poder dar prestigio a la bandera de los Derechos Humanos haciéndola ondear allí arriba. Son muchos los que han creído en mí y me sabe mal haberlos desilusionado. Durante tres años he intentado hacer algo nuevo, y por ello estaba dispuesto a mucho, la cima viene después, es el viaje y la experiencia que deriva de él lo que importa. Les deseo a todos que alcancen sus objetivos.

Cuatro años de intentos

La historia de Daniele Nardi con el Nanga Parbat invernal se extiende ya durante cuatro años seguidos que ha pasado en la vertiente Diamir. El italiano viajó por primera vez durante el invierno de 2012-2013, con el espolón Mummery como objetivo. Allí hizo cordada con la francesa Elisabeth Revol, con quien lanzó un ataque que los condujo hasta los 6.400 metros, aunque la llegada de mal tiempo les obligó a darse la vuelta.

El año siguiente, el invierno 2013-2014, Daniele Nardi regresó en solitario al espolón Mummery, con la temporada ya avanzada. Consiguió instalar el campo 1 (4.800 m) pero el riesgo de avalanchas lo intimidó y motivó su abandono. El detonante fue el desprendimiento de un serac que generó un enorme alud que se quedó a un escaso centenar de metros de arrasar su tienda en ese C1.

El año pasado, el invierno 2014-2015, Daniele Nardi llegó al Nanga Parbat como líder de una expedición internacional formada también por Elisabeth Revol y Tomek Mackiewicz. Sin embargo, él llegó unos días más tarde que sus compañeros de equipo y se encontró con que estos ya estaban intentando la cumbre. La francesa y el polaco se marcharon y Nardi se quedó otra vez solo, con la mirada puesta en el espolón Mummery. Fue entonces cuando llegó Álex Txikon, rebotado del K2 por la negativa china de expedir el permiso de ascensión, y se unieron en un intento por la ruta Kinshofer que, junto a Ali Sadpara, les llevó hasta los 7.800 metros.


 
Comentarios
5 comentarios
  1. En un club de montaña de un pueblo de la zona de Bilbao; Alex nos dijo, hace poco, que había llegado a la conclusión de que el éxito de llegar a la cumbre, en una invernal en el Nanga; era una cuestión de saber esperar. Pues bien; es lo que precisamente no ha sabido hacer Nardi. Y eso es lo que me extraña; que Alex; en cierto modo también él; no sólo Nardi; haya contravenido su propia estrategia. Si es una cuestión de saber esperar; es una cuestión que atañe a todo el equipo.

  2. Antes de llegar al CB Txikon y Nardi estaban casi enamorados (según Nardi) y ahora hay desavenencias imposibles de resolver??? Muy bien desnivel borrando ciertos mensajes (uno mío no ofensivo) que no venían al caso

  3. Latorre no abandonó. Ni siquiera salió al terreno de juego! Cuando abandonas el barco, significa que estás en el barco, no en el puerto.

  4. A ver si cortamos estos comentarios que no vienen al caso, y hablamos de la noticia…Aunque ahora sean uno menos, es preferible, si los que quedan luchan en la misma direccion, que es intentar llegar a lo mas alto, Seguramente me equivoque, pero el Nardi va de figurin, y ahi hay que currar a tope todos los dias… Salud y buenas ascensiones.

  5. Puff, ¡qué mal pinta la cosa! Primero abandonaron Latorre y Golab y ahora Nardi. Cuantos menos sean, menores las posibilidades de cumbre. Pero bueno, esperemos que los que quedan sean capaces de lograrlo. ¡Ánimo a todos! .. y prudencia, que una cumbre no vale una sola vida, y el Nanga en invierno es muy peligroso, como bien saben los que aún están allí intentándolo.

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.