EXPLORANDO

Cumbre en el Nuptse para Gerlinde Kaltenbrunner

La catorceochomilista austriaca consigue su objetivo y alcanza esta cima vecina del Everest de 7.861 m después de tres días de escalada técnica y exigente.

Autor: | 19 comentarios | Compartir:
Gerlinde Kaltenbrunner
Gerlinde Kaltenbrunner

Gerlinde Kaltenbrunner ha sumado a su extenso currículum himaláyico la cumbre del Nuptse (7.861 m), uno de los picos vecinos del Everest. La alpinista austriaca lo realizó finalmente por la ruta Scott de la arista y pilar norte, dejando para el futuro la apertura de la arista este, que era su objetivo inicialmente. Gerlinde se plantó en la cumbre el pasado jueves 17 de mayo a la una de la tarde, acompañada por David Göttler.

Después del intento anterior, a principios de mayo, en el que la cordada experimentó momentos difíciles debido a las condiciones adversas, los días de espera en el campo base hasta que llegara una nueva ventana de buen tiempo se hicieron eternos. “Finalmente, el día llegó”, relata Gerlinde en su blog. “El 14 de mayo, David y yo fuimos hasta el Campo 2 y el día siguiente continuamos hasta la base del pilar”.

En principio, tenían pensado atacar la cumbre el 16 de mayo, pero una corrección en las previsiones de viento, advertida por Ralf Dujmovits desde el campo base, les recomendó esperar un día más, improvisando un vivac a 7.250 m. “La parte baja del pilar es bastante expuesta y cubierta de hielo azul. Durante nuestra escalada, que exigió alta concentración, fuimos encordados. Fijamos un tornillo cada 20 metros aproximadamente y nos movimos con seguridad y sin parar”.

Montaron su tienda en la parte alta del pilar, en una ubicación idílica, como un nido de águila con unas vistas impresionantes. Derritieron hielo y descansaron unas horas del esfuerzo realizado hasta el momento: “Después de la larga, empinada y exigente ascensión, nos sentíamos muy cansados. Las pesadas mochilas, los aseguramientos constantes, la concentración: sentimos cada pedacito de nuestra escalada”.

Día de cumbre

A las dos de la madrugada del 17 de mayo, la alarma sonó en el reloj de Göttler, quien se encargó de derretir nieve para el desayuno. Justo antes de que los primeros rayos de sol alcanzaran la tienda, ambos partieron en busca de “de la mejor línea entre rocas, nieve y hielo. El hecho de abrir huella nos ralentizó un poco”.


 

De todos modos, no tuvieron ningún percance y alcanzaron la cumbre tras unas siete horas de esfuerzo, hacia la una de la tarde: “Dieciséis años después de que Ralf y Axel Schlönvogt alcanzaran la cumbre vía la ruta Scott, David y yo teníamos la suerte de estar aquí arriba y disfrutar las vistas increíbles en un día perfecto y sin viento”. Además, Gerlinde hace hincapié en que “la cima principal del Nuptse sólo veía 17 ascensiones mientras centenares de personas se ponían en fila para alcanzar la cumbre del Everest”.

No tardaron mucho en iniciar el camino de regreso, de nuevo con la máxima concentración. Decidieron pasar otra noche más en su vivac, para dejar el pilar para el día siguiente. Al final, se reunieron con Ralf Dujmovits al mediodía siguiente en el campo 2.


 

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.