Descenso integral en esquís

Cristina Piolini y sus detalles sobre el descenso del Manaslu en esquís

Según su propio relato, comenzó a esquiar desde la misma cima y solamente se sacó los esquís al salir del C2, donde pasó una noche.

Autor: | No hay comentarios | Compartir:
Los esquís de Cristina Piolini en la cima del Manaslu que descendió esquiando (otoño 2019).
Los esquís de Cristina Piolini en la cima del Manaslu que descendió esquiando (otoño 2019).

Cristina Piolini acaba de llegar a su país después de la expedición al Manaslu (8.163 m) en la que hizo cumbre y posteriormente realizó un descenso integral en esquís. Pese a que faltan algunos datos más precisos, su relato indica cómo ascendió sin compañía hasta la cumbre desde el C3 (6.800 m), cómo se calzó los esquís en el punto más alto y cómo llevó a cabo la bajada.

Según cuenta la alpinista italiana, solamente se quitó los esquís para superar un tramo de seracs y grietas saliendo del C2 (6.200 m). En ese campamento decidió descansar un rato, aunque se quedó dormida y terminó pasando la noche.

Su descripción del descenso y de una zona inesquiable alrededor de los 6.200 m confirman lo experimentado por los descensos en esquís más recientes en el Manaslu, protagonizados por los rusos Vitaly Lazo y Anton Pugovkin en 2017. Ellos también tuvieron que cargar los esquís a la espalda entre los 6.400 y los 6.200 m. Más arriba, los rusos hicieron otro tramo a pie (7.400-7.300 m), que coincide con los alrededores del C4.

Esa sección del C4 fue la única que no pudo esquiar en 2012 Benedikt Böhm, quien hasta ahora detentaba el descenso más completo del Manaslu, que además completó en el día. A falta de la distancia exacta recorrida a pie cerca del C2, Cristina Piolini estaría muy cerca del alemán, ya que ella sí habría esquiado entre 7.400 y 7.300 m.

A continuación, reproducimos nuestra traducción del mensaje de Cristina Piolini en sus redes sociales describiendo su actividad en el Manaslu:

Namasté.

Es un poco como salir de una sala de grabación donde no se oye el mínimo ruido y cuando abres la puerta de golpe toda la vida fuera te asalta.

Esta mañana mi teléfono ha vuelto a estar conectado… no tengo ni idea de cuánto tiempo ha pasado antes de dejar de sonar por todos los mensajes que estaban allí desde hace días.

Me gustaría escribir sobre mi Manaslu… la «montaña del alma», veo que desde el punto de vista deportivo todos están esperando que proporcione los datos de mi ascenso y descenso.

Lo hago enseguida, así nos lo quitamos del pensamiento: ya sabéis que me quedé sola del campo 3 en adelante. Después de llegar al campo 4 tenía en mente llegar a ver el amanecer en la cima. Un espectáculo que fue magnífico; ¡valió la pena el costo del billete!

Quería descansar y valorar bien porque me había llevado unas ocho horas llegar al último campo pero estaba muy motivada, así que lo intenté y ¡salió bien!

En la cima cambié las botas para empezar directamente desde allí con los esquís. Creo que he pagado un poco esta elección porque ponerse unas botas frías a esas altura me costó un pequeño problema, por suerte solucionable, en un dedo gordo. He esquiado hasta el campo 2 descansando a ratos y encontrando también laderas en buenas condiciones y ¡en algunos giros incluso me divertí!


Estoy feliz y satisfecha porque alcanzar a la cima desde el campo 4 y descender me tomó alrededor de 20 horas. Permitidme decir «nada mal para una que para entrenar ha estado revolviendo polenta todo el verano».


En el «dos» esperaba no encontrarme sola otra vez, en cambio nada de soportes desde abajo, y sobre todo me habían avisado de que iba a encontrar los campos desmontados. En consecuencia, había hecho un rápido cálculo, esperando descansar lo mínimo necesario para continuar luego, pero me quedé dormida como una piedra y cuando me desperté ya eran las 21:15 horas.

Por la mañana reuní el material y desmonté el campo, me lo cargué a la espalda y, de esta manera, afronté la zona de seracs para llegar al sitio donde habíamos montado el «punto de crampones».


 

Debajo del serac, me volví a poner los esquís y como dije, abajo! Hasta el uno. No se puede decir exactamente esquiar si llevas a la espalda todo un campo desmontado, pero la parte de arriba realmente la disfruté en algunos tramos realmente hermosos y con nieve excelente!

La zona del serac por debajo del C2 objetivamente con esquís… tal vez en el futuro nos hagan alguna edición del trofeo Red Bull, pero yo no tengo alas, así que pensé en la seguridad en ese punto.

Este es el Manaslu de la primera femenina y no sé bien todavía, tal vez incluso algo más. Mi Manaslu? Mucha motivación antes de partir, algunas las he compartido con todos ustedes en un vídeo, otras son muy íntimas y prefiero que sigan así.

Ahora miro todas las fotos y cada una es una pieza de toda esta aventura, no sé cómo comprimirlas todas en pocas líneas, y no me gusta mucho. Prefiero contarlo poco a poco, cuando vuelva, cada foto será como revivir con todos ustedes una vez más este pedacito de mi vida.

¿Una previa? Subí del C4 a la cima, bajo unas estrellas que tal vez solo se puedan ver en las noches en el desierto, yo me sentía un puntito en medio de millones de puntos, estrellas fugaces que me inspiraban deseos para intentar cumplir, ningún occidental, me gustaba la eficiencia de mi progresión. En la ruta, algunos sherpas dejaban el oxígeno en los puntos convenidos con las agencias y sus clientes. En la cima, un sherpa que queda un poco confundido y asombrado al ver un occidental solo, minuto, sacar los esquís, me mira, de hecho me estudia y luego con sencillez me dice «toma, planta tu nuestra bandera, ya sabes que esta es la única montaña totalmente en Nepal!»… la montaña del alma.

De esto me gustaría contar.


 

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.