China anuncia nuevas medidas para regular las expediciones a los 8.000’s de Tibet

Las autoridades han hecho público un documento que amenaza con vetar a las agencias nepalíes, impone nuevas tasas a los alpinistas y crea un servicio de rescates unificado y exclusivo.

Autor: | No hay comentarios | Compartir:
Cara norte del Everest
Cara norte del Everest   Foto: Gunther Hagleitner

Las expediciones a la cara norte del Everest, el Cho Oyu y el el Shisha Pangma tendrán a partir del 1 de enero de 2019 nuevas reglas del juego, por obra y gracia de las autoridades chinas. Pekín ya ha demostrado a lo largo de los años que los valores de libertad en el himalayismo en los ochomiles no son su prioridad y ha sorprendido en no pocas ocasiones con cierres inesperados de frontera a los alpinistas o incluso con la negativa total a expedir permisos de ascensión en determinadas temporadas.

En esta ocasión, se ha anunciado una serie de nuevas regulaciones que afectarán a los ochomiles de Tibet y que añaden un mayor control gubernamental a lo que ocurra en las montañas. Las nuevas medidas se han divulgado en un documento de la CTMA (China Tibet Mountaineering Association) que los analistas dudan en interpretar entre las aparentes bondades para el desarrollo de las expediciones comerciales y la seguridad de los alpinistas, y el gato encerrado en forma de corrupción y obscurantismo que a menudo se les supone a las autoridades chinas.

Veto a Nepal… ¿o no?

Uno de los puntos clave de las nuevas regulaciones es el trato al país vecino. En un contexto de conflicto velado entre Nepal y Pakistán por el uso de sherpas nepalíes o portadores pakistaníes en las expediciones en uno u otro lado de la frontera, China se suma a la disputa anunciando que “con la finalidad de garantizar la desarrollo sano y ordenado del alpinismo y minimizar los accidentes, las expediciones organizadas en Nepal no serán aceptadas temporalmente”.

Las noticias sobre agencias nepalíes sin escrúpulos a la hora de guiar a las grandes montañas de forma masiva a personas sin experiencia, tirando de prácticas más que discutibles en términos de seguridad, han alertado a las autoridades de China. Según algunas fuentes, como el blogger Stefan Nestler, el sector nepalí se habría movilizado rápidamente ante este veto y habría conseguido que no se vaya a aplicar de forma tajante.

En cualquier caso, cualquier agencia que pretenda organizar una expedición en Tibet será minuciosamente escrutada. El documento también reza que “se establecerán estándares estrictos para todos los organizadores u operadores de expediciones, especialmente en cuanto a su acceso al mercado. Cooperaremos activamente con las compañías de expediciones con buena reputación social, fuerte capacidad de formación de equipos, apoyo logístico, calidad de servicio fiable, excelente calidad profesional y que sean respetuosas con las leyes”.

Esta última coletilla parece referirse sutilmente al episodio protagonizado por Seven Summit Treks, la mayor agencia de Nepal, que fue multada el pasado verano por usar permisos falsos de ascensión al Everest y que finalmente se resolvió con la detención de varios de sus trabajadores.

Por otro lado, las autoridades chinas también incluyen un artículo en el documento de las nuevas regulaciones para los ochomiles tibetanos en el que exigen: “Las expediciones escalando por encima de los 8.000 metros en la región autónoma de Tibet, 1 alpinista de cima deberá ser acompañado por un guía de montaña nepalí, y cada expedición tendrá que tener 1 jefe de equipo”.

Aumento de tasas

Otro cambio destacado es el referente a la cuestión económica. Todas las expediciones se verán obligadas a aportar 5.000 dólares en depósito antes de iniciar la actividad, que les será devuelto al final, si no ha protagonizado “accidentes de seguridad ni problemas medioambientales”.

Por otro lado, cada miembro de una expedición  deberá pagar una nueva tasa de 1.500 dólares (Everest) o 1.000 dólares (Cho Oyu, Shisha Pangma y CBA del Everest) en concepto de recogida de basura. En el caso del Everest, casualmente esos 1.500 dólares sumados a los 9.500 dólares del coste del permiso totalizan 11.000 dólares, que es el precio del permiso de ascensión desde el lado nepalí.

Rescate unificado

Finalmente, una noticia que podría ser buena para los alpinistas trata acerca de la futura creación de un servicio de rescate el montaña unificado y exclusivo, operado por la compañía local Yarlha Sampo Expedition. Este servicio tendrá bases operativas en los campamentos base de cada ochomil, desde donde efectuaría las operaciones necesarias durante la temporada… que correrán a cargo de los propios alpinistas.


 
Lecturas relacionadas
Portada de la revista Desnivel nº 390. Diciembre 2018

Desnivel nº390

En este número: India: Exploración y aperturas en Zanskar. Conversacio…

Portada "Los techos de España"

Los techos de España

Subiendo a 45 cumbres habremos coronado los 50 techos provinciales al …

Por: José Martínez Hernández.

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.