Tiempo perfecto pero la montaña en malas condiciones

Carlos Soria ya está de regreso en el campo base del Dhaulagiri

Acabamos de hablar con Carlos Soria, quien esta mañana estaba de regreso en el campo base del Dhaulagiri. El tiempo era perfecto estos días para intentar la cima, pero la montaña no estaba en condiciones: mucha nieve, se han perdido cuerdas fijas y tienen que volver a equipar la montaña. Como siempre se muestra motivado y positivo. A sus 78 años tiene toda su ilusión puesta en ascender esta montaña, su penúltimo ochomil para completar los catorce.

Autor: Darío Rodríguez | 2 comentarios | Compartir:
Carlos Soria en el campo base del Dhaulagiri. Mayo 2017.  ()
Carlos Soria en el campo base del Dhaulagiri.

Hablamos con Carlos Soria, quien -junto con sus compañeros Luis Miguel López Soriano y Sito Carcavilla– está de regreso en el campo base del Dhaulagiri. El tiempo era perfecto estos días para alcanzar la cima pero la montaña no estaba en condiciones. Sito Carcavilla, con quien también hemos hablado, lo resumía con esta frase: «Es cómo volver a la casilla de salida».

Salieron el pasado 5 de mayo del campo base pensando en la posibilidad de intentar la cima el día 8, jornada en la que las previsiones climatológicas eran favorables. Desde el principio sabían que las fuertes nevadas de los días anteriores iban a condicionar el estado de la ruta, especialmente a partir del campo II, donde el terreno se muestra mucho más complicado. Estas sospechas pronto se convertirían en una realidad. La nieve había sepultado las cuerdas instaladas previamente entre el campo II y el campo III. Un equipo de sherpas ha intentado durante dos días recuperarlas, finalmente, ante la imposibilidad de hacerlo, no les queda más remedio que volver a equipar esta zona. Pese al buen tiempo han tenido que bajar del C1 al campo base para volver a organizar todo el trabajo y esperar una nueva oportunidad.

«Se está poniendo difícil pues ha caído una gran nevada que ha enterrado todas las cuerdas»

Supongo que estarás agotado
¡Qué va! Estamos encantados de la vida, nos encontramos estupendamente aquí. Hemos bajado esta mañana con una nieve estupenda. Éramos los primeros en salir del campo 1, a las 7 de la mañana. Ahora está bajando gente cayéndoles pequeñas avalanchas, por eso nosotros somos madrugadores.

¿Cómo se encuentra la montaña?
Se está poniendo difícil pues ha caído una gran nevada que ha enterrado todas las cuerdas. Hasta el C2 no hay casi cuerdas pero hay mucha nieve y ahora se anda muy bien. En el descenso será más complicado porque hay grietas, aunque sabemos más o menos donde están. Ahora hay que empezar casi de nuevo a fijar cuerdas. Hay mucha gente aquí y vamos a ver si nos ponemos de acuerdo en una reunión que vamos a tener mañana para ver cómo nos organizamos para equipar.

Es como volver a empezar…
Lo peor es eso. Estaba todo equipado, el otro día estuvieron unos sherpas nuestros intentando recuperar las cuerdas pero les fue imposible porque ha caído muchísima nieve. Al eslovaco Peter Hamor  [para quien el Dhaulagiri es su último ochomil para completar los catorce] y su grupo les han desaparecido dos tiendas en el campo 2 -no saben si están tapadas o se las ha llevado una avalancha-, incluso es posible que tomen la decisión de abandonar.


 

«Ha sido una expedición en la que por todas partes he tenido zancadillas, pero todas las he ido solucionando»

Tanta nieve también será un problema….
La nieve está en muy buena condiciones, lo que pasa es que debajo del Eiger [así se conoce la pared por la que hay que pasar en la parte inicial de la ascensión] hay desprendimientos. En general la nieve, a pesar de haber mucha, parece segura. Lo que sí que tenemos claro es que nosotros en el campo 2 no nos quedamos a dormir ni de coña, sólo nos quedaremos una noche, porque la verdad es que es un lugar que no nos gusta. Lo que hace falta es volver a equipar la montaña y que venga un periodo de buen tiempo.
Víctor Bahía, nuestro meteorólogo, nos dijo que la previsión del tiempo para el día 7 y 8 era muy buena, suponiendo que no cayera demasiada nieve el 3, 4 y 5… y nevó mucho esos días. Tuve que ir a Katmandú por un problema que tenía en la muela, mientras estuve fuera cayó esa gran nevada y a mi regreso el campo base estaba totalmente blanco, con una buena capa.

¿Cómo te encuentras de la muela?
Ahora fantásticamente, recuperado ya. Ha sido una expedición en la que por todas partes he tenido zancadillas, pero todas las he ido superando. La lesión que me produje en la Altitoy, luego Cristina -mi mujer- me reventó el dedo índice de la mano al cerrar la puerta del coche, ahora ha sido la muela… pero la verdad es que me encuentro estupendamente, todo se ha ido solucionando.

«A pesar de que este año tenemos menos medios seguiremos aquí mientras haya una oportunidad»

Ha habido un grupo que ha hecho cima en el Dhaulagiri…
Han alcanzado la cima el mismo día que unos sherpas intentaban llegar al C2 y no lo podían conseguir porque hacía mucho viento. Han enseñado una foto de cumbre, que también está en las redes sociales. No tenemos mas datos porque cuando nosotros volvimos del problema de mi muela en Katmandú ellos estaban esperando el helicóptero -con el mono aún puesto- para irse. Es un milagro porque nadie pudo llegar al campo 2 y ellos alcanzaron la cima.

¿Hasta cuando tenéis previsto estar?
Nos queda todo. A pesar de que este año tenemos menos medios seguiremos aquí mientras haya una oportunidad. Tenemos el billete de regreso para el día 16 pero lo cambiaremos. No tenemos fecha tope de regreso.

«Coincidimos con Ueli en Katmandú cuando iba el Everest»

El accidente de Ueli a quien conociste en el Shisha Pangma y luego invitaste a dar una conferencia en Moralzarzal te habrá afectado mucho…
¡Claro! Coincidimos en Katmandú cuando iba al Everest y se acordaba mucho de su conferencia en Moralzarzal. Ha sido un golpe terrible. Era una bellísima persona y gran alpinista. Lo que me parece también es que ahora hay personas poniendo cosas en facebook para hacerse autopromoción.

¿Has oído la noticia que conocíamos ayer de una persona de 86 años que quería batir el récord de edad en el Everest y ha muerto en el campo base?
Un poco desagradable el asunto por lo que me toca… Hay gente que va a morir allí. Es similar a un caso que tu yo vivimos en el Everest. [En primavera 2011 acompañé a Carlos Soria al campo base del Everest. Un nepalí de 82 años, Shailendra Kumar Upadhyaya, quería batir el récord de edad y a pesar del consejo de los médicos que estaban en el campo base (el doctor Morandeira y la doctora Nerín ), quienes tras examinarle le dijeron que no estaba en condiciones de hacerlo, lo intentó y falleció en la Cascada de Hielo sin llegar alcanzar el C1. Una historia que contamos al final de esta noticia. Shailendra era un político nepalí que había sido ministro y embajador en Naciones Unidas].

 

 

 


 
Comentarios
2 comentarios
  1. Tal parece que la cumbre de Mingma Gyalje Sherpa , Ngatasi Sherpa y Lhakpa Nuru Sherpa y los alpinistas chinos Dong Hong Juan y Liu Yongzhong está medio discutida???? Eso parece desprenderse de las palabras de Soria

  2. Felicidades Carlos, y haber si retirais todas esas cuerdas enterradas y las proximas colocadas.

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.