Más duro que haber alcanzado la cima

Carlos Soria: ”Es duro plantearse volver a estar a ocho mil metros en pocos días con 78 años»

Carlos Soria y su equipo superaron los ochomil metros en su intento a cumbre, pero la mala visibilidad hizo que no consiguieron dar con el corredor que conduce a ella. Aunque el desgaste ha sido considerable, tienen tiempo y ganas de seguir intentándolo. «Casi será como hacer por segunda vez un ochomil», nos comentaba Carlos en esta conversación que hemos mantenido esta mañana con él.

Autor: Darío Rodríguez | 4 comentarios | Compartir:

Carlos Soria, Sito Carcavilla, Luis Miguel López Soriano y el equipo de sherpas que les acompañan tuvieron la cumbre del Dhaulagiri muy cerca el pasado viernes 15, pero el último tramo se les complicó por dos factores: la ventisca de la parte alta dificultaba la visibilidad y no tenían claro qué corredor debían tomar para llegar hasta la cima. “Siempre dicen que es uno que se ve claramente, pero no dábamos con él”, cuenta Carlos en esta entrevista.

Una de las claves de esta montaña es elegir correctamente este corredor, de unos 100 metros aproximadamente, que da acceso a la cumbre. En esta temporada ellos han sido el primer grupo que intentaba la cima, por lo que no contaban con ninguna referencia de ascensiones previas.

Ascendieron por uno de los corredores pensando que era el que lleva a la cima. Cuando se dieron cuenta de que no lo era descendieron y estuvieron buscando. Les pareció que podía ser otro con cornisas muy grandes en su parte final, pero no estaban totalmente seguros, no tenían suficientes metros de cuerda para fijar y, tampoco quisieron forzar el horario. A pesar de encontrarse tan cerca, decidieron descender para volver a intentarlo dentro de unos días.

¿Cómo estáis?
Un poco fastidiados porque iba todo muy bien. La previsión del tiempo falló un poquito, no demasiado, esa es la realidad. Lo que sucedió fue tras equivocarnos, y subir por un corredor que no era, estuvimos dando vueltas buscando porque no teníamos claro cuál de todos era el que llevaba a la cima. Hacía viento. No era fuerte, pero había ventisca, molestaba y no se veía bien. Yo he hecho fotografías desde abajo un montón de veces, siempre dicen que es uno que se ve claramente, pero no dábamos con él. A las doce de la mañana nos dimos la vuelta porque el descenso es largo. Yo subo muy bien, pero bajar me cuesta más porque me duele mucho la pierna.

«Es complicado plantearme hacer un ochomil después de otro a los 78 años. Pero sí, lo vamos a volver a intentar»

Imagino que fue una decisión difícil…
No había otro remedio. Nuestro plan es seguir adelante. Hemos hecho una lista con las cosas que hace falta nos traigan porque se han gastado. Vamos a darnos un tiempo pare reponernos, ya que hemos hecho más esfuerzo que si hubiéramos subido a la cumbre. Podríamos haber llegado a la cima a las 9 de la mañana si hubiésemos subido por la ruta correcta. La próxima vez seguro que lo conseguimos.

¿Cuánto tiempo estuvisteis por encima de 8.000 metros?
Llegamos a 8.050 y estuvimos de un lado para otro. Por eso digo que fue más duro que haber subido a la cumbre rápidamente y luego haber bajado. Ahora estamos cansados, es lógico, y es duro plantearme volver a los ochomil metros en pocos días a los 78 años. Pero sí, lo vamos a intentar. Vamos a descansar unos días y a esperar a que el tiempo esté en condiciones. Además, ahora hemos hablado con gente que conoce la ruta, hemos intercambiado fotos y ya estamos seguros de cuál es el corredor correcto. Incluso dejamos allí un depósito con cuerda pensando que volveríamos.

¿Cómo es la parte final de la montaña?
He llegado en dos ocasiones por encima del C3 hasta el principio de la travesía. Esta es muy larga, vas de noche y no ves muy bien el camino. Técnicamente no es difícil, pero bajar me costó mucho por las medias laderas, que me van muy mal para la pierna.

¿Y el terreno después de la travesía?
Hay un corredor muy cargado de nieve. Es curioso, porque la parte baja de la montaña tiene muy poca y está todo lleno de grietas, en cambio en la parte de arriba hay más nieve de la que yo nunca había visto en el Dhaulagiri. El corredor siempre tiene algo de cornisa, pero ahora tenía una muy grande. El otro día lo vimos, pero ni teníamos cuerda para instalar ni estábamos seguros de que fuera ese. Es un corredor con un principio suave que luego casi acaba en una pared de hielo con una cornisa que habrá que romper.

«Cuando bajas de hacer cima te acompaña la euforia, pero cuando lo haces sin haberlo conseguido lo haces con otro cuerpo»

¿Cómo están los ánimos?
Nos hemos dado una buena paliza. Cuando bajas de hacer una cumbre te acompaña la euforia, pero cuando lo haces desgastado y sin haberlo conseguido lo haces con otro cuerpo. El desgaste de estos días ha sido mayor que hacer un ochomil.

¿Habéis usado oxígeno?
Sí, lo usamos a partir del C3. Me lo quité bajando porque iba muy incómodo. Ni me veía los pies ni veía los anclajes, es un rollo.

¿Vais hacer algún cambio en la estrategia en el próximo intento?
Vamos a intentar montar un C4 y luego ya veremos si vamos directos a él o pasamos primero un rato en el C3. Lo montaremos para que la vuelta no sea tan larga, eso es lo que más me preocupa.

«Junto con el Annapurna, el Dhaulagiri es una de las montañas más peligrosas»

¿A qué altura queréis montar este último campamento?
Antes de la travesía. En un sitio donde ya estuvimos dos días Sito, Luis y yo en una de las expediciones que hicimos. Está aproximadamente a 7.500. Del C3 al C4 se llegará en poco tiempo.

¿El Dhaulagiri es una montaña difícil?
Junto con el Annapurna, es una de las más peligrosas. Para mí lo es más que el Kanchenjunga, lo que pasa es que este es más alto. El tramo más complicado es la travesía, hay que estar andando mucho tiempo a mucha altura. En otras montañas llegas a la cima y enseguida empiezas a bajar.

¿Hasta cuándo tenéis de tiempo?
Hasta el 10 de octubre, más o menos. Según veamos cómo van las cosas tomaremos decisiones.


 


 

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.


 

 

 

 

Últimas noticias