A FAVOR DE LA SEGURIDAD EN LA CASCADA DE HIELO

Autorizados los helicópteros para llevar cargas al C1 del Everest

Las autoridades de Nepal han dado luz verde a una medida largamente debatida y que aumentará la seguridad en la Cascada de Hielo del Khumbu al reducir el tráfico de sherpas a pie.

Un helicóptero aterriza en el campo base del Everest la temporada 2011.  (Darío Rodríguez/DESNIVEL)
Un helicóptero aterriza en el campo base del Everest la temporada 2011.
Desnivel.com | 16 comentarios |

El Ministerio de Turismo de Nepal ha aprobado el uso de helicópteros para llevar cargas hasta el campo 1 (5.950 m) del Everest esta primavera. El anuncio de esta medida, que tiene el objetivo de aumentar la seguridad en la parte inicial de la ruta que transita por la Cascada de Hielo del Khumbu, ha sido discreto en comparación con otras ocasiones y en relación con su importancia práctica.

La utilización de helicópteros por encima del campo base del Everest estaba limitada hasta ahora a los rescates de montañeros en dificultades. Esas mismas operaciones de rescate habían demostrado que los aparatos eran capaces de ascender con seguridad a una altura cada vez mayor. Incluso el helicóptero de Simone Moro pilotado por Maurizio Folini llegó a protagonizar una evacuación en longline de un alpinista canadiense por encima de la Banda Amarilla del Everest, a unos 7.800 metros de altura, en mayo de 2013.

La trágica avalancha del 18 de abril de 2014 que acabó con la vida de 16 sherpas en la Cascada de Hielo del Khumbu, a unos 5.900 metros de altura, puso en primera plana la discusión sobre el uso de los helicópteros en el Everest, así como sobre el almacenaje de material en altura. Y es que cada año, cada uno de los sherpas que ejercen de porteadores en el Everest transitan unas 18 veces de media por la peligrosa Cascada de Hielo del Khumbu, con cargas para los campamentos de altura, según los cálculos del cronista del Everest, Alan Arnette.

Ese tráfico de sherpas se convierte casi en una ruleta rusa, en un escenario tan inestable y proclive a desprendimientos, avalanchas y grietas como ese. El terremoto del año pasado contribuyó de nuevo a evaluar cuestiones relativas a la seguridad en el Everest y de nuevo los helicópteros y el almacenaje en altura fueron esgrimidos por la Asociación de Operadores de Expediciones (EAO).

Una medida limitada y con detractores

La autorización del gobierno de Nepal no es un cheque en blanco para los helicópteros en el Everest. De hecho, no está permitido que alpinistas o personal de apoyo sean trasladados hasta el C1 por aire. Y el material que se puede cargar en estos viajes está estrictamente especificado: solamente las cuerdas, los anclajes y las botellas de oxígeno utilizados por el equipo de fijación de cuerdas desde el campo 2 hasta la cima.

Hasta ahora, todo este material era transportado a la espalda por sherpas, y se estima que el uso de helicópteros para esta función hará innecesarios 87 viajes a pie entre el CB y el C1. Algo especialmente significativo esta temporada, en que las temperaturas más elevadas de lo habitual han hecho crecer la preocupación acerca del peligro de escalar la Cascada de Hielo. Se da el caso de que algunas expediciones han optado por reducir el número de rotaciones en altura de sus miembros para minimizar el riesgo.

El uso de helicópteros en el Everest tiene también voces discordantes, que critican la pérdida de los valores de la montaña en el pico más alto del mundo. Además, algunos consideran que este podría ser un primer paso para autorizar en un futuro el traslado de alpinistas directamente hasta el C2 (6.400 m), como ya hicieron en 2014 Wang Jing y Cleo Weidlich.

Una temporada menos concurrida

La temporada de ascensiones de la primavera de 2016 será registrada como una de las menos concurridas desde hace años en la cara sur del Everest -en la vertiente norte, hay más alpinistas que otros años-. Alan Arnette ha cifrado en 279 los permisos de ascensión para el Everest que ha tramitado este año el Ministerio de Turismo de Nepal, integrados en 31 expediciones diferentes. Esta cifra es sensiblemente inferior a la de los últimos años: en 2015, hubo 319 personas con permiso para el Everest; en 2014, fueron 341 permisos; mientras que en 2013 se registraron 315. Ninguna de estas cifras cuenta los porteadores de altura ni los guías sherpa.

Comentarios
16 comentarios
  1. El problema, Novatomate, es que una cosa es practicar alpinismo, y la otra, muy distinta, llegar a la cima de una montaña. Eres muy libre de hacer lo segundo, però por favor, tengamos la decencia de admitir y detallar el COMO y distingir nuestra actividad de lo primero. Así de simple, así de sencillo.

  2. Bueno pero opinar si podremos no? Igual que tu. Y señalo que la noticia hace referencia a un tema de seguridad, y que excluye explicitamente el transporte de «clientes «. No veo el problema por ningun lado.

  3. Opinar sobre el Monte Everest, que está a casi 8.000 km, y al que más del 99% de nosotros no iremos, se le puede llamar teleopinión? Igualmente, hasta qué punto estamos suficientemente informados sobre el asunto para dar una opinión con fundamento?

  4. Bueno, y si quieren subir en helicoptero que? Cochina envidia , al fin y al cabo hay otras rutas. En el Everest siempre habra lugar para los grandes

  5. En Tenerife mucha gente sube al Teide caminando pero un gran porcentaje baja en el teleférico. Siempre me han parecido simples turistas y no montañeros. No vamos a realizar comparaciones pero si mucha gente se puede evitar un tramo expuesto lo harán. Saludos.

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.