CON TOM LAFAILLE

Anna Tybor intenta el primer descenso femenino en esquís del Nanga Parbat

La expedicionaria polaca ya trabaja en la ruta con su compañero de cordada Tom Lafaille. Tiene la experiencia de haber descendido ya esquiando el Manaslu (2021) y el Broad Peak (2023).

Nanga Parbat (Foto: @sevensummittreks).
Nanga Parbat (Foto: @sevensummittreks).
| No hay comentarios |

Anna Tybor y Tom Lafaille han sido los primeros en llegar al Nanga Parbat (8.125 m) esta temporada. La polaca tiene el objetivo de realizar el primer descenso femenino en esquís de esta montaña, que tampoco ha recibido todavía un descenso integral.

Tal y como contaba ella misma en sus redes sociales, alcanzaron el campo base el último día del mes de mayo y aprovecharon la ventana de tiempo aceptable que se les presentó para realizar un a primera incursión en la ruta. “A principios de la semana pasada, alcanzamos el campo 1, donde dejamos un depósito de material para más adelante”, narraba acerca de su avance.

El equipo formado por la polaca y el francés era el único en la montaña. A continuación, la meteorología experimentó un deterioro que les obligó a permanecer en el CB durante los días siguientes. Estaban a la espera de poder continuar con su plan de trabajo: “Desgraciadamente, el tiempo es ahora bastante malo, así que estamos esperando una ventana de buen tiempo para ir al campo 2; según las previsiones, planeamos dirigirnos al C2 el domingo, luego regresar y alrededor del miércoles o el jueves, iremos al C3”.

No ha habido más actualizaciones desde entonces y todo apunta a que esas previsiones optimistas no se han cumplido. La meteorología sigue inestable, con nevadas ligeras previstas a diario.

Un año difícil

El proyecto Dream Line de Anna Tybor tenía este año dos objetivos en el Dhaulagiri y en el Nanga Parbat. La primera fase, en el Dhaulagiri, se vio limitada por las malas condiciones meteorológicas y de la montaña. De hecho, no ha habido cimas en este pico durante la primavera. Ellos consiguieron alcanzar el C1 y el C2, pero la peligrosidad de la montaña les impidió ir más allá y, después de una espera infructuosa de dos semanas, pusieron fin al intento a mediados de mayo.

El Nanga Parbat no se prevé tampoco tarea sencilla, incluso aunque el tiempo colabore. Presenta enormes dificultades en su parte superior desde la perspectiva esquiadora. De hecho, nadie ha conseguido todavía realizar un descenso integral en esquís. El francés Boris Langenstein se quedó cerca en verano de 2019, pero no se pudo calzar los esquís hasta unos 50 metros por debajo de la cumbre. Casi dos décadas antes, en 1990, Hans Kammerlander y Diego Wellig lo hicieron desde 100 metros por debajo de la cima.

Junto con Boris Langenstein anduvo Tiphaine Duperier, la única mujer que consta haberlo intentado. Sin embargo, ella no completó la ascensión junto con su compañero, y se dio la vuelta a unos 7.800 metros de altitud.

Anna Tybor cuenta con la experiencia previa de haber ascendido con esquís el Manaslu (8.163 m) en 2021 y el Broad Peak (8.051 m) en 2023. Su propuesta de estilo no incluye oxígeno suplementario.

Anna Tybor, despidiéndose del Dhaulagiri (Foto: @annatybor).
Anna Tybor, despidiéndose del Dhaulagiri (Foto: @annatybor).

Lecturas relacionadas
Comentarios

Deja una respuesta

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.