SIN OXÍGENO SUPLEMENTARIO

Anna Tybor completa el primer descenso femenino en esquís del Manaslu

La alpinista y esquiadora polaca se ha convertido en la primera mujer de su país en esquiar desde un ochomil. Alcanzó la cima sin usar oxígeno suplementario el 29 de septiembre y llegó al CB al día siguiente, tras pasar una noche en el C4. Ha compartido ascensión con Marco Majori y Federico Secchi.

Autor: | No hay comentarios | Compartir:
Anna Tybor en el Manaslu.

Anna Tybor ha confirmado que su descenso del Manaslu (8.163 m) ha sido realizado esquiando desde la cima de la octava montaña más alta del mundo. La alpinista y esquiadora polaca, junto con sus compañeros de expedición y guías UIAGM italianos Marco Majori y Federico Secchi, alcanzó la cumbre el 29 de septiembre sin oxígeno. Tras pasar una noche en el C4, llegó de vuelta al campo base el día 30.

Se convierte de este modo en la primera esquiadora polaca en descender esquiando un ochomil, así como en la primera mujer del mundo en completar un descenso integral en esquís del Manaslu. Hasta ahora, la única mujer que había esquiado el Manaslu era Emma Jack, quien en otoño de 2009 inició su descenso en la cota 8.148 m y se quitó los esquís en un tramo de cascada de hielo de 350 metros de desnivel entre los 6.250 m y los 5.900 m. La británica sí usó oxígeno suplementario durante su aventura.

Cumbre tardía

La ascensión de Anna Tybor, Marco Majori y Federico Secchi sin oxígeno se complicó en el tramo final debido a un ligero deterioro en las condiciones meteorológicas el día 29 de septiembre. El día anterior habían ascendido hasta el campo 4 (7.450 m). Su progresión desde allí fue más lenta de lo previsto y terminaron alcanzando la cumbre alrededor de las tres de la tarde.

A pesar de que no se demoraron demasiado en la cima –el tiempo justo para hacerse las fotos de rigor y calzarse los esquís–, el terceto ya sabía que no iba a tener tiempo para completar el descenso en el día. La noche acechaba y no tuvieron más remedio que interrumpir la bajada en el C4 para pasar de nuevo allí las horas nocturnas.

Por la mañana, retomaron el descenso hasta el punto donde termina la nieve, que es donde los alpinistas aprovechan para ponerse los crampones de subida o quitárselos de bajada, ya por debajo del C1.


 

Por la tarde, estaban de vuelta en el campo base sanos y salvos, además de contentos y satisfechos tras haber cumplido el objetivo de su expedición.


 
Lecturas relacionadas

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.