EXPLORANDO

Álex Txikon: “Me siento libre y más fuerte que nunca”

Hablamos con el escalador guipuzcoano a pocos días de partir de aventura hacia el Karakórum, para intentar abrir una nueva ruta al K2. Nos cuenta más detalles de la vía y reflexiona sobre el giro que ha dado su carrera alpinística en el último año.

Álex Txikon en campo 1  (ABC Team)
Álex Txikon en campo 1
| 9 comentarios |

Nunca es fácil entrevistar a Álex Txikon. Y no porque sea una persona esquiva o poco locuaz, más bien todo lo contrario: es un personaje inquieto, cuyo discurso es un torbellino de palabras y que revosa vitalidad y energía por todos los poros. Así que lo complicado es centrarle en una conversación de más de unos pocos minutos de duración que, de todos modos, compatibilizará con su trabajo, un trayecto en coche o cualquier otra actividad que pueda ayudar a llenar un poco más ese tiempo.

Y a pesar de ello, sigue siendo alguien con mucho que decir en el mundo del alpinismo, no sólo en este país sino también a nivel internacional. Tiene un currículum que lo respalda, con ocho ochomiles en su haber, y unos planes de futuro que lo honran, basados en “un estilo de escalada más pura, aunque no tenga por qué ser necesariamente actividades extremas”. Lo dice tomando como referencia el intento de primera invenral al Gasherbrum 1, y en comparación con las expediciones que ha llevado a cabo los últimos cuatro años, en los que estuvo vinculado a Al filo de lo imposible y a Edurne Pasaban.

¿Se trata más bien un cambio de filosofía esto que estás viviendo?
No voy a criticar las expediciones que van por las rutas normales, porque yo también he estado allí, y muy a gusto. Pero esto es otra historia: tú solo, puteado por las condiciones, sintiendo la naturaleza, midiéndote a la montaña… No tiene nada que ver. A mí me gusta la naturaleza, la montaña, ser amigo de mis amigos. En expediciones pesadas he estado a gusto, pero ahora me siento libre y en el Gasherbrum 1 este invierno me sentí más fuerte que nunca, gracias a la motivación de hacer cosas nuevas y diferentes; me hubiera comido cualquier montaña que se me hubiera puesto por delante.

¿Cómo es la ruta que vais a intentar abrir al K2?
Es una vía por la cara Este, más a la derecha del espolón de los Abruzzos. Es una línea que no parece extremadamente difícil, aunque la verdad es que no se conoce. Por lo que se puede intuir, puede que haya un pequeño couloir en la parte de arriba que permitiría evitar escalar mucho en roca. La mayor dificultad estará en la Pirámide Negra, a más de 6.700 m, donde igual hay que escalar en roca, unido a la altura y a la característica verticalidad del K2. Pero bueno, estamos muy lejos de eso todavía, hay que ir poco a poco.

¿Qué compañeros vivirán contigo esa aventura?
Volveremos los que estuvimos este invierno en el G1, o sea, Gerfried Göschl, Louis Rousseau y yo. Seguramente, también se nos unirá un amigo de Gerfried, Hans Goger, que ya fue con él al Nanga Parbat en 2009.

Y al reto alpinístico del K2, le sumas un viaje en furgoneta más que aventurero…
Sí, con un doble objetivo: para dar a conocer nuestra cultura y el bonito deporte del herri kirolak; y también para donar el coche a la Fundación Félix Iñurrategui Baltistán. Además, es una manera de agradecer a esa gente de Skardú que tanto calor y cariño nos da siempre antes de partir hacia el Baltoro, con algo que no habrán visto nunca… Yo creo que estará bien, aunque estoy un poco nervioso, a ver cómo se lo van a tomar… espero que todo salga bien.

Pero antes de llegar hasta allí tenéis unos 10.000 km por carretera, ¿cómo vais a vivir esos 16 días que habéis calculado?
La idea es levantarse pronto, hacia las 6.30 de la mañana, arrancar y conducir por turnos durante 7 u 8 horas cada día, y luego tener las tardes libres para escalar si hay alguna zona de escalada cerca, ir en bici, a la montaña, conocer gente…

Y ya tienes claro que el próximo invierno volvéis al G1, ¿verdad?
De momento, hay que acabar primero con esto y luego ya nos centraremos otra vez en el G1 invernal. Creo que volveremos a intentar la ruta nueva que iniciamos el año pasado, aunque por ahora no me preocupa.

En todo caso, esa expedición invernal y la de este verano han significado una especie de cambio de etapa en tu vida como alpinista, ¿no?
Sí, ha sido el inicio de una nueva etapa en mi vida. Ahora estoy abierto a proyectos nuevos y diferentes. Tengo muchos en mente, que ya os iré comentando a su debido tiempo.

 

Lecturas relacionadas

 

Últimas noticias

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.