Historias de Montaña

Agosto de 1986: así fue la primera ascensión de la Magic Line al K2

1986 fue un verano trágico en el K2. 27 personas alcanzaron la cumbre y 13 murieron en la montaña. Los polacos abrieron dos nuevas rutas pagando un alto precio: una vida en cada una. El 3 de agosto tres miembros de la expedición polaca hacían cima tras ascender la “Magic Line”. Publicamos el relato que Bernadette McDonald hace en su libro “Escaladores de la Libertad” de aquella ascensión.

Autor: DESNIVEL | 6 comentarios | Compartir:
K2 con el trazado de la Magic Line
K2 con el trazado de la Magic Line   Foto y trazado: ©Janusz Kurczab publicado en "Escaladores de la Libertad"

En el treinta y dos aniversario de la primera ascensión de la Magic Line al K2, bautizada así por Reinhold Messner, considerado por muchos como el “último gran problema” del K2, publicamos este extracto del libro de Bernadette McDonald, “Escaladores de la Libertad”  con el relato de aquella ascensión. Un libro que, es sin lugar a dudas, una de las lecturas que os recomendamos este verano. La otra lectura clave para entender los trágicos acontecimientos que tuvieron lugar aquel verano del 86 es «K2, el nudo infinito» de Kurt Diemberger.

 Además de la Magic Line, abierta por la expedición polaca dirigida por Janusz Majer -de la que formaban parte cuatro hombres y tres mujeres-, otros dos alpinistas polacos, Jerzy Kukuczka y Tadeusz Piotrowski, también abrieron una nueva ruta en la cara sur. Una ascensión que también terminaría trágicamente con la muerte de Piotrowski al perder los crampones en el descenso.

Hasta 18 años después la Magic Line no sería repetida. Lo conseguiría Jordi Corominas que alcanzaría la cima en solitario en la medianoche del 17 agosto 2004. Una ascensión que también estuvo teñida por la tragedía con la desaparición de Manel de la Matta, cuando tras renunciar a la cima descendía con Oscar Cadiach, sufrió una peritonitis en el campo 1.  

Este es el relato que Bernadette McDonald hace en «Escaladores de la Libertad» de la primera ascensión de la Magic Line:

 «El año 1986 fue de lo más inusual en el K2. Pakistán había descubierto recientemente el potencial económico de la montaña y concedido nueve permisos de expedición, algo sin precedentes. Había escaladores por toda la montaña: polacos en el pilar sur, conocido como la Magic Line; una expedición internacional que acabó pasándose al espolón de los Abruzzos; unos británicos en la arista noroeste; y más. Las tres compañeras que estuvieron con Wanda en el Nanga Parbat estaban allí con la expedición polaca liderada por Janusz Majer.

 Aparte del equipo de Janusz, había otras tres expediciones con permiso para intentar esa vía: los americanos, la expedición italiana Quota 8.000 y el famoso alpinista italiano que subía en solitario Renato Casarotto. Las expediciones americana e italiana alcanzaron únicamente 6.800 metros antes de que John Smolich y Alan Pennington murieran por una avalancha el 21 de junio al pie de la pendiente que queda bajo el collado Negrotto. Los americanos abandonaron el intento y los italianos pronto dejaron también el pilar para trasladarse al espolón de los Abruzzos, por donde estaban subiendo Wanda y su equipo. Renato alcanzó en dos ocasiones 8.200 metros sobre el pilar, pero tras su tercera intentona él también se retiró. [Moriría al caer en una grieta muy cerca ya del campo base]

«De pronto, oyeron un horrible ruido metálico. Se temieron lo peor, pero esperaron»

Ahora quedaban únicamente los polacos, que trabajaban en dos equipos. Uno lo formaban cuatro hombres y el otro tres mujeres. Instalaron cuerdas fijas y establecieron campamentos a lo largo del pilar y, tras dos vivacs por encima de 8.000 metros, tres de los cuatro hombres, Wojciech Wróż, Przemek Piasecki y el eslovaco Petr Bozik, alcanzaban la cumbre el 3 de agosto. Dada la dificultad de su vía, decidieron descender por el espolón de los Abruzzos, como habían hecho Jurek y Tadek.

Era la una y media de la madrugada cuando Wojciech Wróż se mató al caerse. Przemek había rapelado los últimos 50 metros de cuerdas fijas y Petr le había seguido. Habían esperado a Wojciech para descender el resto de la vía hasta el Campo IV, pues ese tramo no tenía cuerdas fijas. De pronto, oyeron un horrible ruido metálico. Se temieron lo peor, pero esperaron. Hora y media más tarde, apareció un coreano que bajaba y les dijo que a Wojciech no se le veía por ningún lado. Con la certeza de que su compañero se había matado en la caída, sintieron que su única opción era seguir hasta el triste montón de tiendas del Campo IV, donde se derrumbaron en la pequeña tienda del británico Alan Rouse, que él y Mrówka compartieron con ellos. No estaban seguros de lo que había ocurrido, pero pensaban que era probable que Wojciech hubiera caído mientras destrepaba un corto tramo entre dos secciones de cuerdas fijas. Más adelante se enteraron de que ese tramo no tenía cuerda porque uno de los coreanos, sin querer, la había cortado para empalmar otro tramo de cuerda fija al que le faltaba un trozo.

«Ya he tenido suficiente, que le den por culo al K2»

Janusz, Krystyna y Anna también habían comenzado a subir su vía, pero tenían los nervios alterados. «La sensación era la de un ambiente macabro» recordaba Anna. «Vuelves y te enteras de que alguien ha muerto. Un poco después, te enteras de que alguien más ha muerto. Estábamos empezando a perder la cabeza». Aunque estaban peleando en trincheras emocionales de una batalla que tenían perdida, no estaban listas aún para tirar la toalla.

Las tres habían progresado a buen ritmo con buen tiempo; cada día, un campamento más arriba. «La montaña nos estaba mostrando su señuelo… para llevarnos a una trampa», recordaba Anna. Vivaquearon a 8.200 metros, listas para atacar la cumbre al día siguiente. A primera hora de la mañana del 4 de agosto, recibieron la impactante noticia de la caída de Wojciech. Janusz se sentó en la nieve, apoyó la cabeza en sus manos y dijo entre sollozos: «Ya he tenido suficiente, que le den por culo al K2».


 
Comentarios
6 comentarios
  1. Digo señoras en el buen sentido de la palabra, no por restar dificultad a la vía. Si, esas señoras, hubieran tenido un sponsor detrás, tendrían los catorce por triplicado y sin la comedia que vimos.. Eran de lo mejor de Polonia, y militaban en el equipo de Wanda, pero se pasaron a la Magic mientras Wanda subía por Abruzzos.

  2. Dificultad?? Y qué me dices de las dos señoras que llegaron a 8.200m y se bajaron porque el líder renunció?? Iban para cumbre..

  3. Una sola repetición en 32 años… Imponente la dificultad que debe presentar esa ruta, me surge la duda de cuántos intentos habrá tenido luego de la cima de Corominas?

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.