EXPLORANDO

Adam Bielecki, el nuevo héroe del alpinismo polaco

A sus 29 años, ha subido a cuatro ochomiles, dos de ellos en invierno. En los últimos 12 meses ha sumado un triplete impresionante en el Karakorum: la primera invernal al Gasherbrum 1, el K2 en verano y la primera invernal al Broad Peak.

Autor: | 3 comentarios | Compartir:
Adam Bielecki
Adam Bielecki

Los trágicos sucesos con los que ha terminado la expedición polaca que ha logrado la histórica primera ascensión invernal al Broad Peak, con el fallecimiento del experimentado Maciej Berbeka y del joven Tomasz Kowalski, han dejado en un segundo plano los elementos positivos que rodean este logro. Uno de los más destacados se encarna en la figura de Adam Bielecki, cuyo rendimiento en el Broad Peak y su palmarés a los 29 años de edad lo refrendan como el nuevo héroe del alpinismo polaco.

La carrera de Adam Bielecki en las grandes cumbres del planeta ha sido meteórica. Nacido en la ciudad silesia de Tychy, al sur de Polonia, empezó a frecuentar la montaña a los 13 años. En el año 2000, ganó el premio Kolosy de alpinismo polaco por haberse convertido, con 17 años, en la persona más joven en ascender al Khan Tengri (7.010 m) en estilo alpino. Su talento innato no pasó desapercibido para Artur Hajzer quien lo seleccionó para formar parte del programa Polish Winter Himalaism 2010-2015 en la segunda mitad de 2010.

En otoño de 2011, alcanzaría su primera cumbre de un ochomil sin oxígeno en el Makalu (8.463 m), donde demostró que estaba preparado para jugar un papel en los proyectos invernales de Hajzer.

Cumbre invernal en el G1

Ese mismo invierno, Artur Hajzer se lo llevó a la expedición invernal al Gasherbrum 1. Una expedición que compartiría montaña con Álex Txikon y Carlos Suárez, y que viviría de cerca la tragedia de la desaparición de los compañeros de los españoles, Gerfried Göschl, Cédric Hahlen y Nisar Hussain. Unas pérdidas que ponían de manifiesto la dureza de la vida invernal a esas alturas, algo que también experimentó Álex Txikon en forma de congelaciones.

En aquella expedición, Adam Bielecki ya dio muestras de lo que era capaz, mostrándose fortísimo después de casi dos meses de penurias en el campo base, donde tuvieron que soportar mucho viento y un frío intenso. Completaba su trabajo el 9 de marzo de 2012, 49 días después de haber llegado al citado campo base, pisando la cumbre del Gasherbrum 1 (8.068 m) sin oxígeno, en compañía de Janusz Golab.

Cumbre en el K2

No tardó Bielecki en recuperarse del esfuerzo físico y mental que supuso para él el Gasherbrum 1 y, en verano, volvía al Karakorum para enfrentarse a la montaña más alta de Pakistán y segunda del mundo, el K2 (8.611 m). Su concurso allí pasó bastante desapercibido. De hecho, esta ascensión no formó parte del programa oficial Polish Winter Himalaism 2010-2015.

Coincidió Adam Bielecki esta vez con Òscar Cadiach. De hecho, ambos hicieron cumbre sin oxígeno en el K2 el 31 de julio de 2012, la jornada histórica en la que se batió el récord de mayor número de personas en la cumbre, con una cifra que superó la veintena.

Cumbre invernal en el Broad Peak

Con estos antecedentes, llegaba Adam Bielecki al Broad Peak, de nuevo en invierno y de nuevo para enfrentarse al desafío de una ascensión nunca antes completada, aunque sí intentada en numerosas ocasiones. Bielecki y su pareja de cordada en esta ocasión, Artur Malek, han sido siempre la primera opción de cumbre para Krzysztof Wielicki, el líder desde el campo base esta vez.

Ambos fueron quienes más arriba llegaron en el primer ataque a cumbre, decidiendo darse la vuelta a 7.820 m de altura por culpa de unas peligrosas grietas que les dificultaban el avance final. Una jornada por detrás les seguían Maciej Berbeka y Tomasz Kowalski.

La estrechez de la ventana de buen tiempo prevista para el 5 de marzo motivó que los cuatro se unieran para realizar conjuntamente el segundo ataque a cumbre, que culminó con la consabida histórica primera invernal del Broad Peak (8.047 m) y el consiguiente fallecimiento de Berbeka y Kowalski. En el momento clave de la expedición, cuando cada alpinista depende sólo de sí mismo, Adam Bielecki volvió a mostrarse como el más fuerte. Fue el más rápido en cubrir los cerca de 650 metros de desnivel entre el C4 (7.400 m) y la cumbre, y fue el primero en regresar al refugio que ofrecía ese C4, hacia las nueve de la noche, 16 horas después de haber partido aquella mañana. Cuatro horas más tarde lo seguiría Malek.

 


 

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.