Madrid

Vía Verde del Tajuña

El metro en el que los aficionados madrileños de la capital llegan a Arganda (extremo norte de la vía verde del Tajuña) utiliza la plataforma del tren que hasta 1953 transportó viajeros a la localidad alcarreña de Alocén. No era aquel el punto final de la línea, sino Zaragoza, pero como tantos otros proyectos, éste se quedó a medias. El final de la línea duerme bajo las aguas del embalse de Entrepeñas.

Autor: | No hay comentarios | Compartir:
Vía Verde del Tajuña. Madrid  (Oscar Mulet)
Vía Verde del Tajuña. Madrid

Hasta el kilómetro 9, más o menos, la vía sube ininterrumpidamente aunque con moderada pendiente. Tras bordear la gran fábrica de cemento Portland, inicia un largo y divertido descenso hasta Morata de Tajuña, con unas magníficas vistas del valle.

Algunos tramos de la plataforma original han desaparecido a partir de Perales de Tajuña y se utilizan tramos compartidos de caminos rurales. Después de atravesar la autovía de Valencia comienzan a verse grandes acantilados de tierra y yeso.

Portada de la revista Grandes Espacios nº 213 Especial Cicloturismo. Septimbre 2015. [WEB] ()
Ruta publicada en Grandes Espacios Especial Cicloturismo.
En alguno de ellos se observan grandes agujeros que no son otra cosa que antiguas viviendas trogloditas. Las viñas, los olivos, los almendros y los maizales, los conejos que corren alrededor, las perdices y las rapaces que sobrevuelan el cielo nos harán olvidar que estamos a un tiro de piedra de Madrid.

En las inmediaciones de la villa de Carabaña, famosa por su agua medicinal, la vía se bifurca. El ramal de la derecha, también convertido en vía verde (Tren de los 40 días), fue un pequeño ferrocarril vital para la defensa de Madrid durante la Guerra Civil. Llega hasta Estremera, a 13 kilómetros.

Entre Orusco y Ambite, la vía verde recupera la plataforma del desaparecido ferrocarril, atraviesa la línea imaginaria que separa Madrid y Guadalajara, pasa por la localidad de Mondéjar y va a terminar (por ahora) en la estación de Pozo de Almoguera.

¿Por qué hay que conocerla?

El valle del Tajuña alberga una vegetación rupícola de cierto valor que da cobijo a una interesante avifauna. Una parte de la vía verde está señalizada como Senda Ecológica con paneles informativos.

Todos los pueblos cercanos tienen edificios dignos de visitar, en especial sus iglesias y algunos edificios civiles, como el Palacio de Ambite.

En La Poveda, pedanía de Arganda, el Centro de Iniciativas Ferroviarias Vapor-Madrid, ha instalado un museo del ferrocarril y en primavera y otoño ponen en marcha un tren turístico a vapor por un tramo que se ha conservado de la antigua vía.

Ficha técnica

  • Longitud: 62 km.
  • Infraestructura: Asfalto rojo.

Información

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.