CÁDIZ-SEVILLA

Vía Verde de la Sierra, de Cádiz a Sevilla

La Vía Verde de la Sierra discurre al pie de las sierras más meridionales de la península Ibérica. Reconocida como Ruta de Interés Turístico de Andalucía, este itinerario acumula numerosos galardones, entre ellos el Premio Europeo de las Vías Verdes, el Premio Andalucía de Turismo 2016 y el Premio Andaluz a las buenas prácticas en atención a las personas con discapacidad.

Autor: | No hay comentarios | Compartir:
Señal Via Verde de la Sierra  ()
Señal Via Verde de la Sierra ()

Apesar del enorme interés que levantó y del dinero que se invirtió en la obra, la plataforma sobre la que se asienta la Vía Verde de la Sierra nunca vio pasar un tren. El proyecto, promovido por la Diputación de Cádiz en el último cuarto del siglo XIX se quedó a medias. Se construyó parte de la trinchera, con sus correspondientes túneles y viaductos; se levantaron estaciones; se tendieron raíles… Pero la caída del Gobierno del general Primo de Rivera, padrino de la obra, y la recesión económica que siguió, dio una estocada mortal al proyecto. La Guerra Civil vino a complicar aún más las cosas, y en los años sesenta, un informe del Banco Mundial firmó su acta de defunción. De los 119 kilómetros proyectados sólo entraron en servicio los veintiuno comprendidos entre Jerez de la Frontera y la azucarera de Jédula, si bien los raíles se tendieron hasta Arcos de la Frontera.

Recurso turístico

Parte de aquella obra, concretamente los más de treinta y seis kilómetros que hay entre las localidades gaditanas de Puerto Serrano y Olvera, y que pasa por los municipios sevillanos de Montellano, El Coronil, Pruna y Coripe, han sido convertidos en una vía verde que es hoy uno de los recursos turísticos más importantes de las sierras de Cádiz y Sevilla. Motivos no le faltan. Aparte del magnífico paisaje que recorre, con un extremo agrícola y otro serrano con una representación espectacular de bosque mediterráneo, la vía cuenta con atractivos muy evidentes, como los cuatro viaductos y los treinta túneles –iluminados los de mayor longitud– con los que vence  la tremenda orografía de la sierra. El tramo acondicionado suma además cinco estaciones, cuatro de las cuales se han rehabilitado para diferentes usos. Tres de ellas, las de Puerto Serrano, Coripe y Olvera, son alojamientos y restaurantes y cuentan con servicio de alquiler de bicicletas. La estación de Zaframagón, por su parte, se ha reconvertido en Centro de interpretación y Observatorio Ornitológico.

La vía es gestionada por la Fundación Vía Verde de la Sierra integrada por las diputaciones provinciales de Cádiz y Sevilla y los ayuntamientos de Coripe, Pruna, Olvera, Puerto Serrano, El Coronil y Montellano. La Fundación es muy activa y constantemente programa actividades ligados a la vía. Los fines de semana y festivos una Patrulla Verde formada por cuatro jóvenes de los municipios por los que pasa la vía la recorre informando y asesorando a los usuarios.

Paisaje cambiante

Sobre un cortado que preside la vega del Guadalete se eleva la antigua estación de Puerto Serrano, extremo occidental del recorrido. En breve se llega al paraje de los Llanos de la Reyerta donde se localiza el primero de una serie de molinos hidráulicos que aprovechaban el impetuoso caudal del Guadalete en épocas de lluvia. Un par de kilómetros más adelante se llega al primero de los cuatro grandes viaductos con que cuenta la vía. A la salida del túnel de los Azares, la vía se cuelga sobre el río en una sorprendente balconada, seguida de un nuevo túnel iluminado de casi medio kilómetro de longitud. Después, el valle se abre allí donde el Guadalete engorda con las aguas del Guadalporcún.

Al llegar al primer tercio del recorrido, en el punto conocido como la Junta de los Ríos, vía verde y Guadalete se separan. El trazado ferroviario se adapta inteligentemente al relieve, y cuando ya no es posible recurre a sucesivos túneles, entre ellos el más largo de la vía, el del Cerro del Castillo, de un kilómetro de longitud. A la salida encontraremos un viaducto y, poco después, la estación de Coripe. A la derecha del viaducto sale una pista que, conduce al cercano Monumento Natural del Chaparro de la Vega, una espectacular encina de más de doscientos años con una copa de treinta metros de diámetro.

La estrella de la vía

En mitad del recorrido se levanta la estación de Zaframagón, antesala del paraje estrella de la vía verde, el Peñón de Zaframagón. En esta estación se ha instalado un observatorio ornitológico que dispone de un sistema de  vídeo gracias al cual se puede observar una de las mayores colonias de buitre leonado de Europa. Una cámara de alta sensibilidad permite observar en tiempo real cómo viven estas aves. A un centenar de metros, en un antiguo almacén ferroviario, se ha instalado una cantina que gestiona la Asociación Astronómica Vía Verde de la Sierra.

Afrontamos el último tramo del recorrido sobre la loma que separa las cuencas de los ríos Guadalporcún y Guadamanil atravesando una larga serie de túneles. La bonita estación de Olvera anuncia el final del viaje. A pocos metros de ella se encuentra el Centro de Interpretación de la Vía Verde de la Sierra, final de la ruta. El vídeo en cuatro dimensiones que se proyecta en el Centro pone un magnífico broche a este divertido viaje por la sierra gaditana.

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.