Valle de Liébana

Ascenso al Cornón de Peña Sagra (2047 m)

Algunos historiadores la relacionan con Medullium, el monte donde las crónicas romanas sitúan el escenario del suicidio masivo de los cántabros supervivientes de las guerras cántabras, que prefirieron la muerte a rendirse a las tropas romanas que los tenían asediado.

Autor: | No hay comentarios |
Peña Sagra 📷 Alberto Ordóñez Fernández
Peña Sagra 📷 Alberto Ordóñez Fernández

Peña Sagra es una poderosa sierra que separa los valles de Liébana y del Nansa. La larga línea de cumbres forma una estrecha cresta rectilínea que culmina a 2047 en el vistoso Cornón. Esta altitud, junto a su posición algo separada del eje de la cordillera Cantábrica, convierten a las cumbres de Peña Sagra en inmejorables puestos de observación de Picos de Europa y del resto de la región.

Peña Sagra es como esos actores de reparto que nunca llegarán a ser estrellas, pero sin los cuales las películas quedarían cojas. A pesar del protagonismo «caníbal»de las montañas vecinas de Picos de Europa, estas no terminan de eclipsar a la larga cadena de casi 16 kilómetros que apunta al cielo desde los 2047 del puntiagudo Cornón –o Cuernón–, convertido en uno de los hitos paisajísticos más destacados de Cantabria, a lo que contribuye la presencia en su vertiente lebaniega del santuario de la Virgen de la Luz, conocida cariñosamente como la Santuca, patrona de Liébana y de Polaciones, y escenario de una romería muy popular.

Peña Sagra registra unos fuertes desniveles por ambas vertientes, ya que el fondo de la hoya de Liébana se sitúa sobre los 200 metros, y los valles de Peñarrubia, Lamasón y Rionansa bajan hasta cotas inferiores.

Esto determina que las laderas de Peña Sagra presenten fuertes pendiente surcadas por empinadas canales excavadas por los glaciares que la cubrieron en un remoto pasado y la erosión producida por las aguas.

Este enérgico relieve favorece una importante biodiversidad y variedad de ambientes. Así, mientras que las áreas culminantes están ocupadas por matas de arándanos y turberas que llegar a evocar los ambientes árticos, las laderas albergan excelentes abedulares, hayedos, robledales y, en la vertiente lebaniega, encinas y alcornoques.

En muchos lugares estos bosques han sido sustituidos por pastizales y prados con invernales cuyo origen se pierde en el tiempo y que constituyen hoy importantes elementos patrimoniales.

Peña Sagra 📷 Alberto Ordóñez Fernández

Itinerario de ascenso a Peña Sagra

A la cúspide de Peña Sagra se puede acceder desde varios lugares. Las rutas más habituales se inician en el pueblo de San Mamés, en el valle de Polaciones, y en el barrio de Somaniezo por la vertiente lebaniega, siendo esta segunda opción la que nos disponemos a describir. Por cierto, en el mapa del IGN, Aniezo y Somaniezo están cambiados de orden.

Abandonamos el caserío de Somaniezo por un camino que sale por el extremo oriental y discurre a la sombra de frondosos nogales. El llano termina al pasar el puente de Las Vegas y los nogales son sustituidos por cerezos.

Después de cruzar las riegas que bajan de la pradería de Regaos, llegamos al Canto de los Cucos, una enorme peña que se levanta junto al camino, y que es lugar de parada obligatoria en la procesión de la Virgen de la Luz. Continuamos ascendiendo con el magnífico robledal de La Trapa a nuestra izquierda y dejamos atrás los prados de Las Vegas. En el lugar de El Tumbo una cascada de agua se precipita desde veinticinco metros de altura a un profundo pozo.

A partir de la fuente de la Teja la subida se endurece y no da respiro hasta el santuario. Hay que admirar a los romeros que todos los años trasladan a la Santuca en procesión desde la ermita al monasterio de Santo Toribio y dos días después la regresan a su altar.

Peña Sagra 📷 Alberto Ordóñez Fernández
Peña Sagra 📷 Alberto Ordóñez Fernández

Dejamos atrás el santuario prosiguiendo por la pista donde aparecen señales del sendero GR de la Reserva del Saja GR-71. Después de dar un par de curvas con las que gana un puñado de metros de desnivel, el camino se orienta al sur. Dejamos a la derecha el ramal que se dirige a Torices y poco después, esta vez a la izquierda, el pequeño refugio de Montañeros de Liébana. Entramos en la Vega del Prao, una explanada herbosa que da vista a la Sierra de Peña Sagra y el Cornón.

El collado al que tenemos que llegar se distingue claramente y hacia él se dirige la pista. Caminaremos por ella poco más de un kilómetro y al llegar a un claro con unos bloques de piedra buscaremos el arranque de un sendero a la izquierda.

Este es el primero de los puntos conflictivos que tiene la ruta, ya que si siguiéramos por la pista que va hacia el collado de Invernillas y San Mamés —otra de las vías de ascenso a esta mítica cima— luego tendríamos una subida más incómoda por terreno abrupto y en algunos casos demasiado cerrado. Varios senderos se abren paso entre las escobas confundiendo un poco al personal. No es muy importante pues el zócalo rocoso que forma la cima del Cornón es visible en todo momento y actúa de faro. Las escobas dejan paso a una zona más escarpada donde aparecen los primeros hitos.

Peña Sagra 📷 Alberto Ordóñez Fernández
Peña Sagra 📷 Alberto Ordóñez Fernández

Hay que cuidarse de no ir demasiado a la derecha dejándonos guiar por hitos engañosos que dirigen a otras canales más difíciles. Ya cerca de la arista el terreno se pone más difícil. Los bloques de conglomerado desprendidos de la arista forman un caos de roca por el que hay que caminar tanteando la estabilidad de los peñascos y con cuidado de no resbalar, en especial si están humedecidos.

Si hemos seguido bien los hitos llegaremos al principio de la canal donde unas marcas de pintura amarilla muestran el buen camino. La chimenea no tiene apenas dificultad, ni es expuesta ni da sensación de vacío.

Peña Sagra 📷 Alberto Ordóñez Fernández
Peña Sagra 📷 Autor Carlos Lamoile

Es una trepada sencilla que desemboca en una arista que conduce a cima. La panorámica es excepcional, dada la altitud y la ausencia de cumbres próximas que quiten las vistas, incluyendo la mayor parte de Cantabria y desta­cando toda Liébana y los Picos de Europa hacia el oeste.

Datos prácticos
  • Comienzo: barrio de Somaniezo (689 m).
  • Tipo: lineal ida y vuelta.
  • Longitud: 15,23 km.
  • Desnivel: +1340 m.
  • Cartografía: 81-2 y 82-1 del IGN, 1:25 000.
  • Track: https://desni.in/penasagra

Montaña mítica Mito y leyenda se dan cita en Peña Sagra.
Parece que no cabe duda de que su nombre, al que solo le hace falta un par de letras para ser sagrado, es fruto de la cristianización de viejos cultos de los cántabros, los astures y otros pueblos prerromanos que adoraban a estas montañas. A esta época debe remontarse el origen del culto a la Virgen de la Luz, que tiene santuario al pie del Cornón, en la vertiente lebaniega. En un tono más científico, algunos historiadores la relacionan con Medullium, el monte donde, según las crónicas romanas, tuvo lugar el suicidio masivo de los cántabros supervivientes de las guerras cántabras, que prefirieron la muerte a rendirse a las tropas romanas que los tenían asediados. La verdadera situación geográfica del monte Medulio es todavía controvertida, con muchos candidatos a haber albergado el monte que se ha convertido en un icono mitológico. Mucho más alucinada es la hipotésis mantenida por un «investigador» cántabro contemporáneo que basándose en ciertas similitudes entre el mapa de cordales de Peña Sagra y la disposición primigenia de las placas tectónicas antes de la deriva continental sitúa en el Cornón las ruinas de la primitiva Acrópolis de Atenas.

Esta iniciativa cuenta con la colaboración, entre otros, del Grupo de Acción Local Liébana, en ejecución del Convenio de colaboración firmado con la Mancomunidad de Liébana y Peñarrubia para la realización desde el Grupo de las acciones de promoción y dinamización del Plan de Sostenibilidad Turística de la Comarca de Liébana financiado por la Secretaría de Estado de Turismo del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo del Gobierno de España; la Consejería de Industria, Turismo, Innovación, Transporte y Comercio del Gobierno de Cantabria y la Mancomunidad de Liébana y Peñarrubia (formada por sus 8 ayuntamientos).

Comentarios

Deja una respuesta

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.