1997 m.

Ascenso a Peña Quebrada, acariciando los dos mil metros

Quizá por no alcanzar la altitud que la colocaría entre los colosos cantábricos, o porque no hay forma de llegar a ella sin darse un soberano palizón, Peña Quebrada es una montaña a la que sube poca gente, y eso que es un privilegiado mirador de Liébana y Picos de Europa.

Autor: Carlos Lamoile | No hay comentarios |
Peña Quebrada
Cima de Peña Quebrada con su caída norte y al fondo Peña Prieta y el valle del río frío que descenderemos en nuestro regreso a Cucayo. 📷 Carlos Lamoile

Peña Quebrada, o Peña Quebradora, como se la conoce en la comarca lebaniega, hace honor a su nombre por su aspecto roto producido por los desprendimientos de la roca conglomerada que la forma.

Como otras muchas montañas de la cordillera Cantábrica, Peña Quebrada muestra una gran disimetría entre sus vertientes. Mientras que por la sur —la palentina— cae con acusada pendiente, pero de forma uniforme, su cara norte —la lebaniega— es un abismo de varios centenares de metros que, en la parte alta, llega a desplomar.

Esta extrema verticalidad junto con el oscuro color de la roca la confiere un aspecto temible. Es precisamente esta cara la que tendremos oportunidad de ver durante la larga excursión que, partiendo de Cucayo, el lugar «civilizado» más cercano, ha de llevarnos hasta su cumbre pasando por brañas, bosques, majadas y montañas aún más elevadas que la propia Peña Quebrada, como el Pico Pumar, para descender por el histórico camino de los puertos de Riofrío hasta Cucayo en cuyas proximidades podremos deleitarnos con dos pequeños molinos maquileros medievales en perfecto estado, que otorgan a la ruta un carácter histórico, además de deportivo y paisajístico.

Peña Quebrada
Dejando atrás el collado de Sierra Lamoa, desde donde se yergue el Pico Mamozán. 📷 Carlos Lamoile

Ruta de ascensión a Peña Quebrada (1997 m.)

Cucayo está al final de una panorámica carretera de montaña que comienza en Vega de Liébana y atraviesa las entrañas de la Peña de Dobres mediante dos túneles.

Cucayo es pequeño y de calles apretadas, siendo aconsejable no entrar dentro del caserío con el coche para evitar visitar al chapista. Es mejor dejar el vehículo en el aparcamiento habilitado a la entrada del pueblo.

Allí mismo comienza una pista hormigonada en cuya entrada hay un panel que informa del camino que se dirige a los puertos de Riofrío. Echamos a caminar por esta pista con la agreste Peña Ginesta a la vista.

Ganando altura sobre el pueblo, pronto alcanzamos el desvío que va a los molinos medievales cuya visita dejaremos para la vuelta. En un cruce tomamos el ramal de la izquierda. A esta misma encrucijada llegaremos en el camino de vuelta pero por el ramal de la derecha.

Peña Quebrada en el Valle de Liébana
Cara oeste de Peña Quebrada en el cordal en busca del Cotero Petis. 📷 Carlos Lamoile

Cruzamos el río Frío y ascendemos por la zigzagueante pista bajo agreste silueta del Pico Mamozán, alcanzando el collado Sierra Lamoa y los contiguos invernales de Praiza. El ancho camino nos acerca a un nuevo invernal, el de Buliezno, donde tomamos el desvío de nuestra derecha para seguir ganando altura cómodamente hasta el Garameo, zona de pastos donde se ubica un cercado de ganado y desde donde ya podemos divisar frente a nosotros el altivo Pico Pumar.

Junto a una pequeña peña que dejamos a nuestra izquierda vemos un cruce de caminos. El ramal de nuestra derecha desciende al circo norte que forma la agreste crestería formada de este a oeste por el Pico Pumar, Peña de Llaos, Pico de Llaos y nuestra Peña Quebrada. El circo está adornado por unos pequeños lagos de montaña y un acomodado chozo frente a ellas. El desvío a tan bucólico lugar es sencillo y no lleva mucho tiempo, a cambio ofrece un impresionante panorama de montaña. De cualquiera modo, continuamos siguiendo el camino que más cómodamente busca el cordal, esto es, el de nuestra izquierda que alcanza primero la collada Pumar y ya en el cordal gira hacia el oeste para auparse a nuestra primera cima de la jornada, el panorámico Pico Pumar.

Con tendencia descendente continuamos el cordal por un sendero que cruza la ladera de pudingas para trasponer las cimas de la Peña y el Pico de Llaos, alcanzar seguidamente el collado del Mostajo y ascender decididamente a Peña Quebrada.

La subida no tiene otro problema que vencer la pendiente hasta su cumbre. Hay que tener mucha precaución al asomarse a su cara norte, pues presenta un borde desplomado y el terreno está muy descompuesto. Un resbalón o un desprendimiento tendría consecuencias funestas.

Comenzamos el regreso siguiendo la misma dirección del cordal y oteando la Peña Prieta que se alza ante nosotros con su magnificencia.

Después de dejar atrás el Cotero Petis la ladera norte se hace más benigna y nos permite dejar el cordal y descender hacia el norte bajo el contrafuerte de Peña Quebrada en busca de la vistosa laguna del Prado del Toro, para tomar en su cercanía el camino de Riofrío.

Peña Quebrada
Oteando Peña Ginesta cerca d el lugar conocido como Buliezno. 📷 Carlos Lamoile

Descendemos por el cómodo camino que se interna en un bonito bosque y nos obliga a cruzar de nuevo el río Frío a la altura de los invernales de Ranes.

Después de un largo descenso entroncaremos con el camino de subida que habrá de devolvernos al punto de partida, no sin antes desviarnos a contemplar los magníficos molinos medievales, datados del año 1530 y dedicados a la producción de harina.

Detalles técnicos
Peña Quebrada en el Valle de Liébana
  • Comienzo: localidad de Cucayo (936 m).
  • Tipo: circular.
  • Longitud: 23 km.
  • Desnivel: +1350 m.
  • Cartografía: hoja 81-4 del IGN, 1:25 000.
  • Track: Descargar

Esta iniciativa cuenta con la colaboración, entre otros, del Grupo de Acción Local Liébana, en ejecución del Convenio de colaboración firmado con la Mancomunidad de Liébana y Peñarrubia para la realización desde el Grupo de las acciones de promoción y dinamización del Plan de Sostenibilidad Turística de la Comarca de Liébana financiado por la Secretaría de Estado de Turismo del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo del Gobierno de España; la Consejería de Industria, Turismo, Innovación, Transporte y Comercio del Gobierno de Cantabria y la Mancomunidad de Liébana y Peñarrubia (formada por sus 8 ayuntamientos).

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.