Camino Natural de la Ruta del Cantábrico

Entre Ribadeo y Ortigueira hay unos 150 kilómetros de costa cuajada de playas paradisiacas, pintorescos pueblos marineros, anchurosos estuarios y acantilados cortados a pico. Y todo ello se puede descubrir tranquilamente gracias a un Camino Natural que recorre la franja costera. Mar, pueblos, playas, bosques, rías y acantilados se han confabulado para hacer de este camino una experiencia única.

Autor: | No hay comentarios | Compartir:
Namino Natural del Cantábrico
Namino Natural del Cantábrico   Francisco Javier Gómez y Yolanda García

El Camino Natural de la Ruta del Cantábrico, compartido por las provincias de Lugo y A Coruña, juguetea con la línea de la costa entre Ribadeo y Ladrido a lo largo de más de 150 kilómetros. A veces baja hasta las playas y otras se asoma al borde de los acantilados, y en su discurrir va engarzando un rosario de lugares de asombrosa belleza y de pueblos que conservan un genuino sabor marinero que encandila a todos los viajeros, en especial, a los venidos de tierra adentro.

Siete etapas

El Camino Natural está distribuido»oficialmente» en siete etapas con longitudes que rondan los veinte kilómetros, salvo la cuarta que sólo tiene quince kilómetros, y la quinta muy próxima a los treinta. Naturalmente, cualquier viajero puede diseñar las etapas según sus gustos y condiciones, sobre todo si se decide a hacerlo en bicicleta, pues el camino es ciclable prácticamente al cien por cien.

Su extremo oriental está en Ribadeo, población lucense situada en la margen izquierda de la ría del Eo. La primera etapa comienza aquí y transita por una divertida sucesión de playas, castros, furnas (grutas formadas por la acción del mar) y antiguas cetáreas (viveros de crustáceos).

El final de etapa no podía estar en mejor sitio: la playa de las Catedrales. La belleza de sus formaciones rocosas le han valido el rango de Monumento Natural. También forma parte de la Red Natura 2000 y es Reserva de la Biosfera.

Para sacarle todo el partido, hay que visitarla en bajamar. La gran afluencia de público obliga en determinadas épocas del año a limitar el número de visitas. El viajero se despide de la playa de las Catedrales por pasarelas de madera y miradores para comenzar la segunda etapa.

La primera mitad de la jornada alterna acantilados y playas con zonas residenciales. La segunda remonta la ría de Foz-Masma. La ría ostenta un puñado de «galones» ambientales: forma parte de la Red Natura 2000 como Zona Especial de Conservación y Zona de Especial Protección para las Aves, además de pertenecer a la Red Gallega de Espacios Protegidos.

La localidad pesquera de Foz, al otro lado de la ría, pone el punto final a esta segunda jornada. Foz conserva un rico patrimonio arquitectónico en el que destacan la basílica de San Martiño y la fortaleza de A Frouxeira.

Castros y puertos

Los más de 20 kilómetros que separan Foz y Burela, principio y fin de la tercera etapa, transitan muy cerca de la costa en todo momento. En ruta se encuentran los castros de Llas y Fazouro datados entre los siglos I y III.

Este último, asentado al lado de la playa de Arealonga, se restauró y consolidó para convertirlo en un museo al aire libre. La etapa concluye en el puerto pesquero de Burela, uno de los más importantes del Cantábrico.

Burela tiene una tradición pesquera que se remonta a la Edad Media y que continúa siendo su principal motor económico. Burela es conocida dentro y fuera de nuestras fronteras por sus procesiones en honor a la Virgen del Carmen, patrona de los marineros.

Estas se celebran a primeros de junio, poco antes de que la flota bonitera se haga a la mar. La cuarta etapa del camino –y la más corta, apenas 13 kilómetros– es eminentemente «playera». Desde una de ellas, la de Rueta, el camino se aleja de la costa para visitar el Pazo de Pedrosa, un robusto edificio de sillería y mampostería de granito.

En el dintel de una ventana se ve grabada la fecha 1570. Se supone que es el año de fundación del solar por parte del linaje de los Pedrosa, supuestos descendiente de los O´Connor que, según cuenta la tradición, llegaron a Galicia huyendo de las guerras religiosas de Irlanda.

Ya de vuelta a la costa, el camino entra en San Cibrao, pueblo pesquero formado por dos núcleos unidos por una pequeña península de arena. Tres lugares que hay que visitar son el faro de Punta Atalaia, las antiguas fábricas de salazón y el aserradero de Don Julián.

San Cibrao es escenario de la fiesta de la Maruxaina, una sirena que, según la leyenda, hacía sonar un cuerno atrayendo a los marineros hacia Os Farallóns.

Costa da Mariña

La quinta etapa, en la que los montes cubiertos de eucaliptos se alternan con playas de blanca arena, es la de mayor longitud y desnivel.

La ría de Lierio despide al viajero que cruza el río Covo por el puente medieval de O Bao. Desde el Portiño de Morás el camino entra y sale de la Zona de Especial Conservación Costa da Mariña Occidental.

La playa de Celeiro es la última que se atraviesa antes de llegar a Viveiro. La localidad conserva numerosos vestigios de la muralla que la rodeó en la Edad Media. Entre ellos sobresale la puerta de Carlos V.

La sexta etapa no puede tener mejor comienzo: el puente de la Misericordia, conocido también como Puente Mayor. Fue construido sobre la ría de Viveiro en el siglo XV, sustituyendo – se cree– a uno romano. Su aspecto dista mucho del original debido a las remodelaciones.

A la salida de Covas, una indicación señala el área etnográfica de A Insua. El antiguo cargadero de las minas da Silvarosa, activas hasta 1966, se ha rehabilitado como mirador.

Este fue uno de los puertos gallegos de salida de wolframio para alimentar la industria armamentística alemana.

Un poco más adelante, una señal indica la dirección para ir al paraje conocido como El Fuciño do Porco. El antiguo camino de mantenimiento de las señales marítimas se ha convertido en un precioso y aéreo sendero que recorre el lomo de la Punta da Abrela.

Dicen que El Fuciño do Porco es a la Mariña Lucense lo que San Juan de Gaztelugatxe a Bizkaia.

Tras recorrer unos 500 metros por la playa de San Román, donde una cruz recuerda el trágico naufragio de un velero, al llegar a la carretera LU-862, debido a su alta peligrosidad, el camino queda interrumpido durante aproximadamente 700 metros. El caminante debe extremar las precauciones para retomar el viaje que se reanuda en el margen derecho de la carretera por un camino ancho que discurre entre eucaliptos hasta alcanzar la carretera de Vilasouso.

Inmediatamente después de la playa de Vicedo Vello, aparece el puerto pesquero de O Vicedo, localidad donde se da por acabada la jornada.

La séptima y última etapa se despide de tierras lucenses y adentra al viajero en A Coruña. El camino atraviesa la ría por el bonito puente de hierro de O Barqueiro, en cuyo centro se encuentra el límite provincial, y atraviesa la localidad del mismo nombre.

Después, el viajero se adentra en el espectacular paraje formado por la playa y el estuario de Esteiro, incluidos dentro de la Red Natura 2000 como Zona de Especial Conservación bajo la denominación de Estaca de Bares.

Un entarimado de gran longitud permite disfrutar de este lugar rebosante de biodiversidad. Conviene ir atento para no pasarse la desviación al mirador do Coteilo. Está algo apartado del Camino Natural, pero vale la pena desviarse para sentarse en el “Mejor banco del mundo”, llamado así por las impresionantes vistas de las que se disfrutan. Tras dejar atrás la playa de Bimbieiro, el camino alcanza Porto de Espasante y poco después el final de etapa en Ladrido, concretamente en la iglesia de Santa Eulalia.

FICHA

Longitud: 147 km + 3 km de los ramales de Casa da Vela y ruta circular de Ladrido.
Desnivel positivo:2899 m., negativo:2855 m.
Extremos: Ribadeo (este) y Ladrido (oeste).
Ciclabilidad: sí en la mayor parte del trazado, existiendo varios tramos compartidos con el tráfico motorizado.
Información turística: la web www.turismo.gal dispone de un buen buscador de servicios turísticos (alojamiento y restauración) por provincias y municipios.

Toda la información sobre CN en www.mapa.es/caminosnaturales. Información práctica del Camino Natural Ruta del Cantábrico en: http://bit.ly/cn-cantabrico

Tracks:
https://desni.in/3c7px

Namino Natural del Cantábrico
Mapa del Namino Natural del Cantábrico


 

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.