Valle de Lozoya

Ruta de los Caminos Vecinales

Lozoyuela, Las Navas de Buitrago y Sieteiglesias son tres pueblos del valle medio del Lozoya que comparten ayuntamiento, historia y un paisaje de suaves colinas. La ruta que aquí se propone une las tres poblaciones atravesando un paisaje modelado por el hombre por antiguos caminos vecinales donde encontraremos buenos ejemplos de muros de piedra seca y alguna otra sorpresa.

Autor: | No hay comentarios |
Señal vertical a la salida de Lozoyuela, justo en el punto donde comienza el camino peatonal que va paralelo a la carretera de Sieteiglesias. 📷 Dioni Serrano
Señal vertical a la salida de Lozoyuela, justo en el punto donde comienza el camino peatonal que va paralelo a la carretera de Sieteiglesias. 📷 Dioni Serrano

Se puede llegar a pensar que, por estar cerca de Madrid, los pueblos del Valle de Lozoya son pueblos «nuevos», sin historia. Por este motivo sorprende tanto descubrir que sus raíces son muy profundas. Los tres municipios que se enlazan en esta excursión son un buen ejemplo.

Su estratégica situación en el corredor natural que une las dos mesetas por el puerto de Somosierra —que hoy ocupa la autovía de Burgos— ha hecho que hayan visto pasar ejércitos, comerciantes y rebaños desde que se tiene memoria.

Una calzada romana, una necrópolis visigoda, alguna atalaya andalusí, puentes románicos, palacios e iglesias, trincheras, búnkeres… la Historia ha dejado aquí un reguero de legados, algunos de los cuales vamos a descubrir en esta excursión.

El camino entre Sieteiglesias y Navas de Buitrago discurre entre muros de piedra seca. 📷 Dioni Serrano
El camino entre Sieteiglesias y Navas de Buitrago discurre entre muros de piedra seca. 📷 Dioni Serrano

Itinerario

Para muchos madrileños Lozoyuela es solo un cartel que aparece en el kilómetro 66 de la autovía de Burgos. La antigua carretera, que fue sustituida por la vía rápida en los años 80, atraviesa la localidad por el centro; un centro tranquilo y pacífico que contrasta con el vértigo de la cercana autovía.

Tenemos que ir a las antiguas escuelas para encontrar el panel de Carpetania. Casi enfrente está la ermita de la Soledad, una humilde construcción del siglo XVII que hasta la mitad del XX fue el primer edificio que se encontraban los viajeros procedentes de Madrid.

El panel de Carpetania en Lozoyuela.
El panel de Carpetania en Lozoyuela. 📷 Dioni Serrano

Echamos a andar hacia el sur por la Avenida de Madrid hasta la rotonda de entrada de la autovía. Allí encontramos la señal vertical SN118 que nos señala el camino hacia Sieteiglesias, que cubriremos por un cómodo andadero paralelo a la carretera M-131.

De este tramo lo más reseñable son las vistas del cordal montañoso que separa el valle medio del Lozoya de los valles interiores de la Sierra del Rincón. Sieteiglesias conserva una necrópolis rupestre excavada en el domo granítico conocido como Berrocal de la Iglesia por situarse allí el templo parroquial.

Consta de 85 tumbas que fueron excavadas entre los siglos IX y XI y que se utilizaron hasta bien entrada la Edad Media. Hay visitas guiadas de lunes a domingo, bajo disponibilidad y previa reserva en los teléfonos 91 869 41 29 o 671 545 951.

La iglesia de Sietevillas y la necrópolis anexa.
La iglesia de Sietevillas y la necrópolis anexa. 📷 Dioni Serrano

El nombre del pueblo, que pudo ser en origen un asentamiento romano situado cerca de la vía Antonina que comunicaba las actuales Toledo y Segovia, puede deberse no a que hubiera allí ese número de iglesias, sino al carácter mágico que tiene el número siete en la tradición cristiana.

En la Calle Real (carretera M-131) esquina a la Travesía de las Navas vamos a encontrar otra señal de Carpetania, la SN121, con diferentes direcciones. Tomamos la dirección de Las Navas de Buitrago y Cincovillas, y a la salida del pueblo entramos en un solitario camino flanqueado por muros de piedra seca que acotan las fincas.

Muchas de las entradas a los terrenos están cerradas con oxidados somieres de muelles… y es que el reciclaje no es un invento moderno. El camino es muy fácil de seguir salvo en el punto en el que se acerca al arroyo Recombo.

Ermita de la Soledad en Sieteiglesias
Ermita de la Soledad en Sieteiglesias. 📷 Dioni Serrano

La «lógica» aconseja continuar por el carril más ancho pero éste nos haría regresar a Sieteiglesias. Hay que dirigirse al arroyo y cruzarlo. Al otro lado encontramos un poste de señales que, en buena lógica, debería estar antes del arroyo para que fuera más visible.

Sin más contratiempos llegamos a Las Navas de Buitrago, uno de esos pueblos donde, por un momento, uno piensa que es un lugar ideal para vivir, aunque es muy probable que para un cuerpo acostumbrado al ruido y el ajetreo de la gran ciudad, el silencio que reina en sus calles resultaría ensordecedor. Lo más notable del pueblo, en términos monumentales, es la sencilla iglesia de la Cruz, construida en mampostería y ladrillo.

El puente del Cura se construyó en el siglo XVII. La tradición cuenta que se hizo para que el párroco de la zona
pudiese llegar a las misas sin mojarse la sotana. 📷 Dioni Serrano
El puente del Cura se construyó en el siglo XVII. La tradición cuenta que se hizo para que el párroco de la zona pudiese llegar a las misas sin mojarse la sotana. 📷 Dioni Serrano

No se sabe la fecha exacta de su construcción, pero sí que encontraba en pie en el siglo XVII. En las afueras del pueblo, según se viene de Lozoyuela está el Museo Arte en el paisaje Land Art, que se compone de una serie de obras de arte contemporáneo realizadas por alumnos de la Universidad Europea de Madrid. Algunas obras han desaparecido por completo.

La señal SN120 nos pone en el Camino de Cincovillas. Las encinas que nos han ido acompañando dan paso a los quejigos y escobas. Tras un breve descenso hacia el arroyo de la Alameda topamos con el puente del Cura o del Ángel, del siglo XVII.

La tradición cuenta que fue construido para que el cura que daba misa en los pueblos de alrededor pudiese llegar seco a la liturgia también en época de crecidas. No es necesario cruzarlo para continuar nuestra jornada; una nueva señal (SN131) nos encara hacia Lozoyuela.

Arroyo Recombo 📷 Dioni Serrano
Arroyo Recombo 📷 Dioni Serrano

Después de una pequeña subida nos aupamos a al cerro de la Nava, un páramo cubierto de matorrales y arbustos olorosos. Hemos cambiado nuestro rumbo que ahora es netamente sur. Frente a nosotros se alza la inconfundible silueta serrada de la Sierra de la Cabrera.

Después de un par de quiebros debidamente señalizados llegamos a la entrada de un estrecho, embarrado y pedregoso camino limitado a ambos lados por muros de piedra seca que tapiza el musgo.

El ambiente es tal que podríamos pensar que estamos caminando por una corredoira gallega, a lo que contribuye un denso aroma a establo que procede de una construcción donde han combinado la piedra con los carambucos de hormigón.

Sin dejar sitio a la duda el camino nos devuelve a Lozoyuela, pero antes podemos volver a ser testigos del sentido reciclador de los serranos: una colección de viejas bañeras recogen agua para que abreven las ovejas. No es bonito pero sí sostenible.

Ficha técnica

Comienzo: Lozoyuela 1028 m.
Tipo: circular.
Longitud: 11 km.
Desnivel: +125 m.
Cartografía: hojas 484-2 y 4 del IGN 1:25 000.
Track: https://desni.in/caminosvecinales
Observaciones: el itinerario es ciclable al 99%.

+

info en sierranortemadrid.org.

Reportaje financiado por la Unión Europea, fondos Next Generation, dentro del plan de sostenibilidad turística en destinos concedida a la Mancomunidad de Servicios Valle Norte del Lozoya dentro del eje 1 – Actuación 4. Red de caminos Carpetania.

Lecturas relacionadas
Comentarios

Deja una respuesta

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.