Propuesta para el fin de semana

A Costa da Vela, con espectaculares vistas de las rompientes

La Costa Da Vela, o de Soavela, no tiene más de seis kilómetros y medio de punta a punta pero está llena de atractivos para un visitante curioso: el faro de Cabo Home, uno de los más altos de Galicia, los acantilados de Donón, de más de 150 metros de altura, el mítico Monte do Facho, antiguo castro y santuario celta, una vista privilegiada de las islas Cíes…

Autor: | 1 comentario | Compartir:
A Costa da Vela
A Costa da Vela

La península de Morrazo tiene la forma de la pinza de un cangrejo, lo que no deja de ser una feliz casualidad teniendo en cuenta que nos encontramos en tierra de marisco. La parte inferior de la pinza la forma una pequeña porción de tierra cuya costa se enfrenta cara a cara con el océano Atlántico: la Costa da Vela

La Costa Da Vela, o de Soavela, no tiene más de seis kilómetros y medio de punta a punta pero está llena de atractivos para un visitante curioso: el faro de Cabo Home, uno de los más altos de Galicia, los acantilados de Donón, de más de 150 metros de altura, el mítico Monte do Facho, antiguo castro y santuario celta, una vista privilegiada de las islas Cíes…

Casi equidistante de la Punta Robaleira y de la Punta Couso, extremos sur y norte de la costa, se encuentra la pequeña aldea de Donón, punto de partida de esta excursión que nos llevará hacia la Punta Couso por un viejo camino utilizado por los vecinos de Donón y de Aldán.

Itinerario

En Donón hay que dirigirse a un aparcamiento de tierra con un panel informativo y una escultura con forma de caracola. Una vez allí seguiremos la pista que lo cruza hacia el norte.

Tras caminar por ella unos 700 metros encontraremos a la izquierda una senda marcada con las señales del GR 59 que cruza la península de Morrazo.

Abandonamos la pista y continuamos por este estrecho camino empedrado. En sus gastadas piedras son visibles las huellas de los carros de bueyes que antaño transitaban por el lugar. El camino gana suavemente altura. En un bosquete de eucaliptos veremos aparecer a la izquierda otro camino que conduce a la cumbre del Monte Facho. Es una montaña de modesta altura, sólo 184 metros, pero las vistas que ofrece de la ría de Vigo son espectaculares y justifican desviarse provisionalmente del camino que seguimos. Por si no fuera suficiente argumento, hay que recordar que aquí se levantó un importante castro entre los siglos I a.C. y I d.C formado por construcciones circulares, ovales y rectangulares, además de una muralla, y que en el mismo lugar, varios siglos después, se levantó un santuario dedicado al dios Berobreus, que dicen es el santuario más antiguo de Galicia.

Aunque lo que más llamará nuestra atención será el propio facho, una garita circular que forma parte de la red de torres vigías que se instaló en el siglo XVII para prevenir los ataques de ingleses y piratas. Retornamos a la senda empedrada que continúa enmarcada entre campos de cultivo, hasta convertirse en un camino más ancho. Hay que estar atento para tomar una pista que sale a la izquierda, abandonando las señales del GR. El camino nos obsequia con unas vistas espectaculares de las rompientes. En este lugar, los acantilados alcanzan su máxima altura.

Varios miradores naturales nos permiten unas fenomenales y espléndidas panorámicas de la Costa da Vela y de las islas Cíes. De repente, la ancha pista se extingue y ante nosotros aparece una barrera aparentemente infranqueable de espinosos tojos. Lo mejor es no presentarle batalla pues saldríamos perjudicados.

Es mejor esquivarlos por una estrecha senda que parte a nuestra derecha y que a los pocos metros se angosta. Después baja a la izquierda serpenteando a través de un bosque salpicado de grandes bolos de piedras y nos sitúa en una nueva encrucijada: nos sale al paso un antiguo camino utilizado antaño para las comunicaciones en esta parte de la ría de Aldán que recorre todo el bosque. Lo tomamos a la izquierda en dirección a un grupo de casas. El camino se torna más “urbano” pues la tierra y las piedras son sustituidas por el cemento.

En el siguiente cruce volvemos a girar a la izquierda hasta llegar a una fallida urbanización con esqueletos de hormigón que afean el paisaje. Al final y a modo de recompensa, nos recibe el mar y un pintoresco faro-baliza anclado en las escarpadas rocas graníticas de Punta Couso que marca con su luz la bocana de una de las rías más pequeñas y acogedoras de las Rías Baixas, la de Aldán.

Regreso: por el mismo camino.

Ficha técnica

Partida y llegada: Donón, en la península del Morrazo. La excursión parte desde el mismo pueblo y regresa por el mismo camino. Es posible hacerla en bici.

Cómo llegar: La mejor manera y más cómoda del llegar a la Península de O Morrazo es por la autopista A9 para abandonarla en la salida Cangas Moa–a y dirigirnos a estas localidades por la vía rápida del Morrazo o la carretera C550 que recorre toda la costa. Domayo, Moa–a, Cangas irán pasando ante nos otros, pues nuestro destino final es la zona de playas pasando por Hio para tomar la desviación que nos lleva al pueblo de Don—n donde muere el asfalto.

Distancia: 9 km ida y vuelta.

Duración: 5 horas para todo el? reco rrido. Como complemento a la ruta, podemos, desde el mismo Don—n, visitar los faros y balizas de Cabo Home. Tan sólo necesitaremos 2 horas para esta visita y merece la pena.

Desnivel: 270 m de subida y otros tantos de bajada ida y vuelta. Dificultad. Fácil, pues no hay ningún repecho importante, casi toda la ruta discurre por terreno llano y sin posibilidad de pérdida.

Época idónea: Cualquier estación es buena, pero hay que huir de los días muy ventosos.

Cartografía: Hojas 222 II y 223 I del IGN. 1:25.000.

Información: Turgalicia www.turgalicia.es; Ayuntamiento de Cangas www.cangas.org. Alojamientos. Hay que buscarlos en Aldón o para más seguridad en la cercana villa.

Comentarios
1 comentario
  1. Respecto a la última parte de su descripción de la ruta, decirle que Punta Couso se encuentra en una propiedad privada, con caminos privados (según sentencia del Tribunal Supremo) y de uso exclusivo de los residentes de lo que usted denomina «fallida urbanización» la cual no es tal, ya que ahí viven 20 familias.

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.