GUÍA DE MATERIAL

Vías ferratas, material imprescindible

La escalada en vías ferratas es una modalidad que acerca el mundo vertical a los no escaladores con itinerarios equipados con diferentes elementos artificiales como peldaños, cadenas, grapas, clavijas… Como toda actividad que se realiza en el entorno natural, y que además cuenta con el factor de la altura en su ADN, escoger y llevar el material necesario y adecuado es una tarea clave para un desarrollo satisfactorio, placentero y, sobre todo, seguro.

Autor: Marc Padrós. | Autor: | 2 comentarios | Compartir:
Vías ferratas
Vías ferratas.

No pasa un mes sin que se tenga noticia de la instalación de una nueva vía ferrata. Estas “instalaciones”, que hace sólo diez años se contaban con los dedos de una mano (si es que a unas simples barras de hierro clavadas en un muro o a una cadena que ayudaba a superar un tramo aéreo se le podía considerar como tal) y que sólo se encontraban en lugares remotos, han pasado incluso a formar parte de muchos planes de promoción turística de ayuntamientos y diputaciones, y ya no constan de una sencilla sirga mal anclada o de unas barras de hierro hincadas en la pared.

Ahora, hay un proyecto que responde a unas severas exigencias de seguridad y son profesionales especializados los que la instalan. Del mismo modo que el equipamiento de las ferratas ha evolucionado notablemente, el equipo de seguridad individual también lo ha hecho.

Manual de progresión y conducción en vías ferratas.  por David Mora. Ediciones Desnivel


Manual de progresión y conducción en vías ferratas, por David Mora.

Repasemos el material imprescindible y el extra para escalar una vía ferrata con seguridad y comodidad.

Cabos de anclaje o atalaje

Este es, junto con el arnés, el elemento fundamental del equipo y el que ha experimentado una evolución más notable. Como se sabe, el aseguramiento en vías ferratas es mediante una línea de vida estática (cable metálico) que no dispone de puntos dinámicos de protección y disipación de energía.

Es pues, muy diferente al aseguramiento en una vía de escalada libre, donde hay numerosos elementos que absorben la energía de la caída: cuerda, seguros intermedios, mecanismo asegurador…

Una vía ferrata bien instalada tiene fraccionamientos cada cuatro o cinco metros, pero no es raro encontrar vías con secciones de cable más largas y por tanto, menos seguras, dónde en caso de caída podemos sufrir lesiones.

Para tal protección debemos usar siempre un sistema de aseguramiento «dinámico» que nos permita estar siempre asegurados a la línea de vida y que nos proteja de forma dinámica en caso de caída. Es decir: jamás debemos usar un anillo de cinta con mosquetones para este cometido, porque en caso de caída toda la energía cinética sería absorbida por nuestro cuerpo y por la cinta, y alguna de las dos se romperá seguro.

Ferratas del Levante Peninsular por Aitor Martínez.

Ferratas del Levante Peninsular

Actualmente, disponemos de varios sistemas de aseguramiento diseñados especialmente para vías ferratas que integran los diferentes elementos. Sea cuál sea el modelo, las características principales que debe cumplir un sistema de aseguramiento para ferratas son las siguientes:

  • Disponer de un par de cintas en Y que nos permitan asegurarnos en todo momento a la línea de vida. Hasta hace unos pocos años, esta misión se le encomendaba a cordinos, pero ahora prácticamente todos están confeccionados con cintas. Algunos modelos disponen de cintas elásticas que hacen que no cuelguen tanto. Son más cómodas de usar y molestan menos en caso de tener que caminar. Además, a la vez algunos modelos cuentan con un pequeño anillo central al que se une una cinta con mosquetones y que se usa para descansar
  • Elemento disipador. En los primeros atalajes para ferratas esta función se le encomendaba a una pieza de metal con varios agujeros por los que corría el cabo de anclaje en caso de caída, absorbiendo una gran parte de la energía cinética de esta. Esta pieza se ha sustituido por un tramo de cinta en bucle cosida entre sí, que en caso de caída se va descosiendo y va absorbiendo la fuerza generada. Es importante recalcar que, en caso de caída, la cinta disipadora tiene que ser sustituida por una de nueva y el kit tiene que ser revisado por el fabricante.
  • Los mosquetones tienen que ser diseñados específicamente para ferratas. Una K grabada en las especificaciones los identifica como tal. Disponen de cierre de seguridad automático y apertura fácil, y tienen una forma ergonómica para un buen agarre. Los mosquetones para ferratas han experimentado una evolución notable en los últimos años, y ahora, muchos fabricantes utilizan mosquetones que se abren y cierran con un simple gesto de la palma de la mano y que se parecen poco a los tradicionales mosquetones de seguridad. Hay en el mercado muchos modelos específicos. A la hora de adquirir uno hay que comprobar que está homologado según la norma EN 958:2017.  Conviene repasar las normas de uso especificadas por el fabricante y proceder a un mantenimiento y cuidado adecuado de las diferentes partes del kit, pues nuestra seguridad depende de ello.

Arnés

Es el elemento que nos une al disipador y por tanto a la línea de vida. Éste puede ser integral o pélvico y tiene que adaptarse a la morfología del usuario y ser de la talla correcta.

Además de cumplir con la homologación concreta para escalada, la UNE-EN 12277, debe de ser cómodo, por lo que se recomienda que tenga un acolchado correcto en las perneras y la cintura. Hay modelos que cumplen estos requisitos para dar y tomar. Además, ya se han empezado a confeccionar arneses específicos para vías ferrata que eliminan elementos «superfluos».

Es muy importante recordar que los menores que pesen menos de 40 kilogramos deben usar un arnés integral o de tipo B. Además, si transportamos un gran peso en la mochila y con el fin de evitar el volteo, se recomienda usar un arnés integral o de tipo A, o sumar al pélvico un arnés de pecho.

Grandes Espacios nº 255. Especial Vías Ferratas

Especial Vías Ferratas

Revista Grandes Espacios nº 255

Casco

Un elemento clave para nuestra seguridad e indispensable, que nos protegerá en caso de caída de piedras o material, los golpes contra salientes de roca o con la propia instalación y además, y muy importante, nos protegerá la cabeza en caso de caída. El casco tiene que ser homologado para escalada y cumplir con la normativa Europea EN‐12492.

Guantes

Algo que caracteriza a la escalada en vías ferrata es que estaremos constantemente agarrados a elementos metálicos, y que estos pueden estar en mal estado y presentar rebabas y rugosidades, que los cables pueden estar deshilachados…

Para evitar rozaduras y laceraciones es recomendable usar guantes. Muchos aficionados usan guantes de ciclista o de trabajo, pero ya existen en el mercado guantes expresamente confeccionados para este menester.

Vías ferratas y caminos equipados. 65 itinerarios en la Península Ibérica por Daniel Sánchez. Ediciones Desnivel


Vías ferratas y caminos equipados

65 itinerarios en la Península Ibérica

Sistemas de aseguramiento y cuerda

En muchas vías ferratas es necesario hacer algún rápel o es fácil que sea necesario un aseguramiento extra; es decir, que habrá que emplear una cuerda y utilizar un sistema adecuado de aseguramiento de los que se utilizan en escalada clásica o deportiva: placas de freno, un Grigri o similar, o, como último recurso, un nudo dinámico. Para rapelar podemos utilizar las mismas placas de freno o bien un descensor en ocho.

Es muy importante tener en cuenta que, para poder realizar un aseguramiento efectivo, no sólo basta con llevar cuerda y asegurador, necesitaremos llevar algo más de material de escalada, bien sean algunas cintas exprés o algún anillo y mosquetones extra. ¡Y saber cómo hacerlo!

Cintas y mosquetones

Una anillo de unos 30 cm de largo de dyneema o de cordino de 7 mm y un mosquetón nos permitirán anclarnos a peldaños, escalones u otros elementos para descansar. ¡Nunca debemos usar el kit disipador para tal uso!

Mochila

Como en toda actividad al aire libre, necesitamos llevar con nosotros agua, alimentos, ropa de abrigo, lámpara frontal, primeros auxilios, teléfono móvil, y quizás algún extra cómo una cámara de fotos. Una mochila cómoda que no nos prive el movimiento y que no pese en exceso nos servirá para llevar todo el material necesario.

Se recomienda no llenarla en exceso, pues en tramos desplomados o físicos puede ser un lastre y nos puede balancear hacia atrás.

Manual de progresión y conducción en vías ferratas.  por David Mora. Ediciones Desnivel


Manual de progresión y conducción en vías ferratas, por David Mora.

Calzado

Cualquier zapatilla de deporte puede valer, pero es mucho mejor calzar unas zapatillas de montaña o botas ligeras que dispongan de buena suela y que sean un poco rígidas, pues esto nos permitirá apoyarnos firmemente en los peldaños y otros elementos de la vía, y proporcionará buen agarre en caso de que tengamos que movernos en la roca.

El calzado debe de ser también apto y cómodo para caminar por el monte, pues en la aproximación a la vía o el retorno al punto de partida puede que nos toque caminar.

Comentarios
2 comentarios
  1. Hola David, gracias por tu comentario. No vemos defectos de forma en el artículo.
    No es incorrecto llamar cabo de anclaje, se usa en varios deportes y por ello no hay problema en usarlo en vías ferratas.
    El uso de cordino es correcto por ser de diámetro bajos y de comportamiento semi-estático.
    Al estar la cita disipadora unida al resto de elementos se sobre entiende que hay que cambiar el conjunto.
    Hay una relación evidente peso-talla y sí, creemos que un niño de menos de 40kb debería llevar un arnés integral. Coincidimos en que siempre debe ir encordado, pero hablamos de material imprescindible no de técnica de progresión.
    Muchos de los sistemas de progresión de vías ferratas que se venden actualmente en el mercado no llevan "cabo de roposo", aun así se habla de ello en párrafo "Disponer de un par de cintas en Y" .
    No hemos entrado en matizaciones de material, por lo que usar el termino cuerda lo vemos correcto.
    Nos alegra que te parezca interesante el artículo y creemos que su lectura fomenta la seguridad en la progresión de vías ferratas.

  2. El artículo es interesante, pero con defectos de forma bastante importantes, el primero de ellos es llamar cabo de anclaje (o atalaje) al cabo disipador. Seguro que genera dudas en muchos ususarios ya que los "cabos de anclaje" de barrancos se llaman igual, hay que diferenciar cual es para "anclaje" y cual es para "disipar", y lo rectificaría en el artículo.
    Segundo, los disipadores no es qyue lleven 2 cintas en Y, sino que su forma de construcción es en Y, y pueden ser tanto de cinta como de cuerda (pero nunca de cordino, ni fueron nunca de cordino). De todas formas, hay que recordar que los disipadores de frincción que aun quedan y que estén en perfectas condiciones de uso, se pueden usar. Y sobre todo, cuando se sufre una caída y actúa la cinta disipadora, no hay que sustituirla, HAY QUE CAMBIAR TODO EL DISIPADOR, ya que no se pueden sustituir, y menos, mandarlo al fabricante para que lo revise (No sé por que han puesto esto). Recordemos que existe una norma de disipadores de ferrata.
    Tercero, no por pesar menos de 40kg hay que llevar arnés integral, eso dependerá de la talla de niño o del arnés, ya hay pélvicos que se adaptan a los niños, y sobre todo, un niño de manos de 40kg, SIEMPRE ENCORDADO.
    Cuarto, pone que nunca hay que usar el cabo disipador para reposar, pero precisamente los disipadores de ferrata llevan un elemento llamado "cabo de reposo", y es un anillo donde se pone un mosquetón y que nos permite reposar en los escalones o cuencas de recepción. Recordar que el disipador se activa cuando se ejerce una fuerza de 130kg, en caso de reposar, nunca haremos esa carga, y más importante, eliminaremos un elemento extra que es el "cabo de anclaje" extra (y que se está llevando tanto ahora), evitando posibles percances (por error de uso). Otra cosa es que llevemos esa pequeña cinta/cordino para hacer ese uso, pero NUNCA, no.
    Quinto, hace hincapié en la cuerda, pero sería muy interesante indicar que tipo de cuerda, todos asumimos que cuerda simple, pero otros muchos lectores, igual no lo relacionan.
    Un saludo e interesante el repor en la época que estamos, que cada vez se ven más atrocidades en las vías ferrata.
    David Mora

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.


 

 

 

 

Últimas noticias