Hayedo de la Biescona en la Sierra de Sueve

Situado en la cara norte de Sierra del Sueve, y a escasos cuatro kilómetros del mar Cantábrico, el bosque de la Biescona cuenta con el distintivo de ser el hayedo a menor altitud de la península, lo que nos garantiza un otoño tardío y la posibilidad de visitarlo en su máximo esplendor cuando sus hermanos a mayor altitud ya han perdido las hojas.

Autor: | 1 comentario | Compartir:
Hayedo de la Biescona en la Sierra de Sueve  (Antonio Rodríguez)
La sorpresa que guarda el hayedo de la Biescona no es tanto su bello interior

La sierra del Sueve paralela y a escasos kilómetros del mar Cantábrico resiste estoicamente los embates de cada frente nuboso que cruza el Principado de Asturias.  Gracias a este hecho el hayedo de la Biescona, protegido en torno al arroyo de La Toya, recibe un enorme aporte de humedad que le permite vivir a sólo 200 metros sobre el nivel del mar.

Con el otoño bastante avanzado, cuando los hayedos de la cordillera ya han perdido todo el color de las ramas, la Biescona nos presentará sus mejores galas, y en un paseo tranquilo al ritmo del fotógrafo de paisajes nos revelará un bosque de predominio de hayas centenarias pero con presencia de algún castaño, abedul o acebo, y por supuesto algún ancestral tejo escapado de la vecina Tejeda del Sueve.

No será difícil tampoco si nuestros acompañantes no son muy numerosos o ruidosos encontrarse con algún gamo, pues reintroducidos cinegéticamente en el Sueve en los 60 se han adaptado perfectamente a las características de la zona compitiendo por los pastos con la cabaña ganadera.

Itinerario

La ruta da comienzo frente al aparcamiento del Fitu por un sendero amplio y bien marcado que en ascenso atraviesa un pinar y nos conduce a la peña de Poares, pequeña loma en la que bien merece la pena detenerse a contemplar toda la línea costera de Colunga y Ribadesella, o bien girarse 180 grados para descubrir la cimas de picos de Europa.

El sendero de suave ascenso nos dirigirá ahora hacia el Cantu de la Teya y la majada de Bustaco en cuyas praderas pasta habitualmente el  asturcón, caballo de pequeño tamaño pero famoso desde las guerras entre astures y romanos por su capacidad para resistir grandes jornadas a través de las montañas.  Esta raza peculiar y simpática estuvo a punto de desaparecer pues cuando comenzaron los planes para su recuperación a finales de los 80 apenas quedaban en las laderas del Sueve un puñado de ejemplares puros.

Convertidos ahora en una de las señas de identidad de la región es un privilegio poder acercarse a verlos por las praderas otoñales del Sueve. Los más valientes pueden aquí desviarse de la ruta para ascender al vecino pico Pienzu, mientras los demás continúan la senda que en descenso  por entre monte bajo en dirección NE nos adentra progresivamente por fin en el Hayedo de la Biescona. Y no hace falta esperar mucho para la primera sorpresa pues al poco de entrar una enorme haya centenaria parece crecer allí con el único propósito de dar la bienvenida al caminante.

A pesar de que el termino Biesca o Viesca se utiliza en la zona para referirse a  un bosque espeso y de difícil tránsito, el hayedo presenta en su zona más alta un sotobosque limpio de maleza, que hace que en esta ocasión los arboles SI nos dejen ver el bosque.

La senda nos hará ir descendiendo sin dificultad junto al arroyo de la Toya, que cruzaremos en repetidas ocasiones, bien por zonas en las que apenas es un hilo de agua, bien por zonas de pozas y saltos o bien si el otoño no ha sido propicio por el cauce seco del rio.

El sendero se vuelve llano en la parte inferior, pasando junto a las ruinas de las antiguas minas de Toya y mostrándose cada vez más ancho nos deja en Pie de Potru junto al antiguo bar Casa Julia donde terminaremos la ruta ya junto a la carretera AS-260.

Si no deseamos la logística de dejar un vehículo al inicio y otro al final de la ruta, este pequeño aparcamiento  es el lugar ideal para comenzar y terminar un recorrido de ida y vuelta por el hayedo.

Pie de foto: La sorpresa que guarda el hayedo de la Biescona no es tanto su bello interior, poblado de hayas centenarias, sino el panorama que se ve desde la Sierra del Sueve, sobre todo si se tiene la suerte de estar allí al atardecer y sin nubes.

Guía Práctica

  • Situación: Sierra del Sueve, Norte del Principado de Asturias.
  • Cómo llegar: desde Colunga o Arriondas tomar la carretera AS-260 hasta el mirador del Fitu
  • Partida: Mirador del Fitu.
  • Llegada: Pie de Potro en el  punto kilométrico 14,1 de la AS-260 (160 m)
  • Tiempo: 4 horas
  • Cartografía: hoja 20-II del IGN. 1:25.000.
  • Dificultad: media-baja
  • Desnivel: 130 m de subida y 550 de bajada.
  • Información: Centro de interpretación de la Sierra del Sueve, Antiguas escuelas de Gobiendes. Tel: 985 869 070; www.sierradelsueve.es
  • Alojamientos: existen en toda la zona gran cantidad de alojamientos turísticos. Consultar el portal turístico oficial del Principado www.asturias.es/portal/site/infoAsturias
  • Observaciones: el centro de interpretación del Sueve organiza visitas guiadas e interpretadas al hayedo de la Biescona y a la Tejeda del Sueve

 


 
Lecturas relacionadas

1 comentario

  1. Me gustaria contactar con gente de la provincia de la coruña o lugo.,que organize rutas de senderimo de montaña,para apuntarme.

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.