VALLE DEL RÍO OSIA, HUESCA

Bosques de Labati, en el valle pirenaico de Aragüés del Puerto

Con el nombre de Labati se conoce a una hermosa zona de prados y bordas, de bosques mixtos y montañas localizada en el valle pirenaico de Aragüés del Puerto. Este paisaje bucólico y esplendoroso a la vez, forma parte del Parque Natural de Los Valles Occidentales, y en él el caminante va a disfrutar de los tonos del otoño en las copas de hayas, serbales, arces, chopos, álamos temblones, robles, cerezos silvestres, avellanos, sauces, majuelos y tilos.

Autor: Eduardo Viñuales | No hay comentarios |
Vista general del valle de Aragüés del Puerto, en los bosques de Labati en Huesca
Vista general del valle de Aragüés del Puerto, en los bosques de Labati en Huesca

Para estas fechas mágicas del año, en los caminos situados por debajo del pico Bisaurín, al senderista se le van a llenar los ojos de bellos colores, ya que cada árbol que madura adquiere un traje de hojas distinto: naranja, amarillo, dorado, escarlata y carmesí, e incluso los hay que parecen que llamean en un incendio de luces y brillos cambiantes.

Es el momento de bajar de las alturas del Pirineo aragonés y dedicarse a caminar por las sendas del fondo de los valles, ahora alfombradas de hojas muertas, justamente cuando los bellos paisajes de la cabecera del valle del río Osia se pintan de mil colores. El itinerario que proponemos en el Parque Natural de los Valles Occidentales, permite hacernos una idea de lo que son los bosques propios de este sector del Pirineo, donde las hayas, más propias del occidente pirenaico –con ambientes más húmedos–, se entremezclan con los pinos silvestres y los abetos blancos que tanto abundan en la parte este de la cordillera. Esta combinación mixta de árboles de distinta procedencia genera una riqueza forestal y paisajística que es claramente identificable en esta época del año, justo en el momento del año en el que se anuncia el invierno y cuando los árboles de hoja caduca de la montaña pierden su follaje para entrar en un frío sueño.

El sendero es sencillo y está bien indicado, remontando de sur a norte el valle de Aragüés del Puerto, al pie altas montañas calizas.

Itinerario

Nuestra excursión se inicia en la bonita localidad de Aragüés del Puerto, con calles empedradas y viejas casonas montañesas que muestran balconadas de madera, escudos heráldicos, grabados y recios portones de piedra. Desde ahí avanzamos hacia el norte, dejando atrás el casco urbano con tejados de losas y chimeneas troncocónicas rematadas por los protectores “espantabrujas”. Junto a una caseta de información y al complejo deportivo La Molina arranca el sendero PR-HU-150 que cruza el río Osia y avanza por la margen izquierda del valle entre bosquetes de bojes, sauces, fresnos y chopos. Al rato, el pinar empieza a ofrecernos su sombra y protección.

A la altura del puente de las Monjas y la residencia de Las Nieves –una central eléctrica utilizada como colonias de verano para niños– proseguimos por el camino de la Batestat para entrar en el ambiente tupido, boscoso, colorido y diverso de Fuñazal y de la fuente del Yermo. Poco después de dejar atrás una cascada con azud y el citado manantial, el camino sube al encuentro de la pista asfaltada que conduce al refugio de Lizara. Una vez en ella hemos de continuar a mano izquierda para bajar a cruzar el cercano puente de Labati, en un entorno de bordas, bosques y verdes prados.

Situados ya en la margen derecha del río continuamos por una pista al norte –el llamado camino de la Resiega– y entramos ya en los límites del Parque Natural de los Valles Occidentales, discurriendo por la parte baja de la Solana de la Espelungueta que está cubierta de pinos silvestres, acebos, bojes y otros árboles de hoja caduca.

« Avanzamos por una zona preciosade bordas escondidas, de extensos prados, de bojes y, por supuesto, cubierta por una densa masa forestalde robles, hayas, abedules, arces, chopos, mostajos, avellanos, serbales…».

Avanzamos por una zona preciosa de bordas escondidas, de extensos prados, de bojes y, por supuesto, cubierta por una densa masa forestal de robles, hayas, abedules, arces, chopos, mostajos, avellanos, serbales… La combinación entre estos árboles de diferentes colores y las coníferas da lugar a un espectáculo soberbio.

Continuamos valle arriba. Si vamos con tiempo, antes de seguir hacia los Corralones, recomendamos desviarse por los caminos que nos van a salir a la izquierda, y que van hacia el barranco de Cambones, al pie de la fotogénica pared estratificada de la Peña de Gabás. Nuestro itinerario principal prosigue al norte, trazado en la ladera sobre la margen derecha del río Osia.

En el área recreativa del puente de los Corralones –donde hay un bar que puede no estar abierto avanzada la estación– comienzan a aparecer no pocos abetos blancos e incluso algunos tejos.Algo más arriba, siguiendo la pista asfaltada, junto al refugio de pastores de la Cueva, vive un bosquete de viejos tejos. Es lugar oscuro y misterioso del que dicen fue escenario de akelarres.

Desde los Corralones continúa también una senda señalizada que, por un barranco y por la cueva del Onso, llega al refugio de Lizara, punto de partida para la clásica ascensión al pico Bisaurín, mole de caliza inconfundible.

En estos bosques del entorno de Labati resulta delicioso contemplar en estos meses, el fin de un ciclo natural en los árboles, con esos paisajes envueltos en el silencio de los bosques de Tremuito, del hayedo de Turnolo o de los barrancos próximos de Cambones, Saltieto y Cuangas, auténticos paraísos de silencio en los que muchas veces hay que parar para ver y sentir más y mejor. Y es que por aquí tan sólo suena el rumor del agua, el cencerro del ganado, el sonido del viento entre las ramas… o el canto de carboneros garrapinos, trepadores azules o herrerillos capuchinos.

Por cierto, si el otoño se ha presentado lluvioso la variedad micológica puede ser muy alta, con grupos de boletos, armillarias, amanitas, níscalos, rúsulas o lepiotas, la viscosa seta de porcelana blanca que crece en los troncos de las hayas muertas.

Para combinar

1. Hayedo de los Alanos GE169. Distancia: 43 km.
2. Hoz de Biniés GE148. Distancia: 34 km.

Ficha técnica

  • Situación: Aragüés del Puerto. Comarca de la Jacetania. Pirineo aragonés. Huesca.
  • Partida y llegada: Aragüés del Puerto y puente de los Corralones.
  • Dificultad: fácil-media.
  • Acceso: desde Huesca tomar la carretera de Pamplona, la A-132, hasta Puente la Reina de Jaca. Allí tomar la A-176 a Embún y Hecho para desviarse antes por la HU-212 a Jasa y Aragüés del Puerto.
  • Desnivel: 350 m.
  • Distancia: 7 km, solo ida.
  • Tiempo: 3 h, solo ida.
  • Cartografía: Valle del Aragón. Prames. Escala 1:25.000.
  • Más información: Centro de Interpretación de la Naturaleza del Parque Natural de los Valles Occidentales en Ansó. Tel: 974 370 210. Oficina de Turismo de Ansó. Tel: 974 370 22

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.

Últimas noticias