Estret del Infern en la Sierra de la Safor

El río Serpis nace a los pies del Carrascal de la Font Roja y en seguida pone rumbo al cercano Mediterráneo. Pero antes de llegar ha de buscar un paso a través de la elevada Sierra de la Safor; y lo hace a través de un desfiladero tan profundo que recibió desde antiguo el nombre de estrechos del Infierno.

Autor: | Autor: | No hay comentarios | Compartir:
Estret del Infern.
Estret del Infern.   Román Rodríguez.

La Sierra de la Safor es un elevado macizo calcáreo de aspecto pirenaico que se eleva por encima de los mil metros formando una muralla inexpugnable entre la Hoya de Cocentaina y las vegas de Gandía. Sin embargo, el río Serpis, en su corto viaje hacia el mar, supo encontrar un camino para burlar el cerco a través de un corto cañón que hiende la sierra.

Su aspecto es tan imponente que los habitantes del lugar le pusieron el nombre de Estret del Infern, un nombre muy apropiado por la profundidad que alcanza, pero no por su paisaje que más corresponde a un paraíso por su belleza y por la riqueza natural que atesora. La naturaleza resolvió en el siglo XIX los problemas que tenía la pujante industria textil de Alcoy para llevar sus productos hasta el puerto de Gandía y recibir las materias primas.

Una compañía inglesa, la Alcoy and Gandía Railway and Harbour Company Limited, construyó en 1889 un ferrocarril entre ambas ciudades utilizando el estrecho para vencer la sierra. El ”Tren de los ingleses” estuvo en funcionamiento hasta 1969.

Después se levantaron los raíles, se quitó el balastro y hasta se desmontaron algunos puentes, pero los túneles y la plataforma se conservaron incólumes convirtiéndose desde ese mismo momento en una de las rutas excursionistas más populares de la región valenciana.

Rafael Cebrián, en uno de sus primeros volúmenes de la serie Montañas Valenciana, lo describe como un recorrido sencillo y agradable “acompañando al río por un paisaje angosto y recortado que las aguas han labrado a su paso. El Serpis culebrea entre dos sierras que constriñen su curso a un estrecho corredor bajo la Safor, y a escasa altura sobre el nivel del mar, forzando la apretura de los montes para abrirse a la planicie huertana de Gandía…”.

Desde hace años existe un proyecto para acondicionarla como Vía Verde, pero hasta el momento la parte que atraviesa el desfiladero sigue sin acondicionarse.

Recorrido

La excursión por el Estret del Infern se puede hacer en ambos sentidos, comenzando en Villalonga o Lorcha (L’Orxa), según convenga. Aquí la describimos en sentido oeste-este.

Para comenzar hay que dirigirse hasta la antigua estación del ferrocarril de Lorcha. Sobre nuestras cabezas se levantan las ruinas del castillo Perputxent, fortaleza de origen árabe que después fue regida por la Orden del Temple.

A pesar de su estado de abandono, constituye por su noble silueta y emplazamiento, uno de los más bellos de la Comunidad Valenciana. La ancha pista en la que nos encontramos no es otra cosa que la antigua plataforma del ferrocarril y por ella echamos a andar hacia el este.

Encontraremos unos postes con unas señalizaciones un tanto “raras”. Pertenecen al Centro BTT Comtat-‘Orxa, pues uno de sus circuitos discurre por el estrecho. La pista hace una curva para entrar en el desfiladero.

Tras cruzar una entalladura en la roca el paisaje cambia de forma asombrosa. Las cañas, adelfas y tamarindos que proliferan en las riberas del Serpis contrastan con las paredes desnudas que se elevan hacia el cielo.

En el kilómetro 2,5 de la ruta, más o menos, llegaremos al primer túnel. Es una corta galería que ataja una cresta que obliga al río a trazar una cerrada curva.

En un momento dado la pista se bifurca. Hay que tomar el ramal derecho que cruza el río junto a la Fábrica de luz del Infern, una pequeña central hidroeléctrica. A partir de ahora y hasta el final, el río quedará a nuestra izquierda.

Unos pocos metros después accederemos al segundo túnel. Al otro lado, y en la vertiente norte, se encuentra el Racó del Duc (el rincón del duque), un preciosos lugar que también da nombre al estrecho.

En este punto encontraremos unas señales que indican el camino hacia la fuente de la Mata y la cima de la Safor. Continuamos recto y poco después cruzaremos el tercer túnel, tan corto que se cruza en un suspiro.

El cuarto túnel, que se encuentra a más o menos un kilómetro del anterior, tiene un centenar de metros pero al ser recto es posible atravesarlo sin linterna: no así el quinto y último túnel que, al estar en curva, hace necesario el uso de una linterna aún a pesar de los respiraderos que hay en la pared.

Justo a la salida del túnel hay una presa, un lugar estupendo para tomar un baño en los días calurosos. Aquí la pista vuelve a bifurcarse.

La plataforma ferroviaria sigue recta, pero no debemos seguirla porque el puente que cruzaba el río ha desaparecido, de modo que tenemos que utilizar la pista de la derecha que gana altura entre pinos, primero, y después entre olivos.

A la salida de una curva nos encontraremos cara a cara con el extraordinario circo de La Safor, sin duda uno de los paisajes montañosos más relevantes de la región. Desgraciadamente, una gigantesca cantera ha desfigurado en parte este bello rincón.

Para los menos fuertes o los grupos con niños, recomendamos que aquí piensen en darse la vuelta y regresar por el mismo camino. Pero los que se sientan con ganas pueden retornar por la parte alta el cañón. Los que así lo decidan han de seguir hasta llegar a un camino asfaltado y seguirlo hacia arriba.

Hay que dejar atrás los escalones que dirigen hacia el refugio La Safor e ir atento para encontrar el camino que se dirige a Safor. Volveremos a encontrar otra señal que indica la subida a la cima de la Safor, pero como éste no es nuestro objetivo seguimos de frente con la lejana montaña de Benicadell cerrando el horizonte. Debemos seguir siempre de frente sin tomar ninguno de los caminos que salen a nuestra izquierda.

El camino llanea más o menos hasta llegar al corral del Caçador donde inicia el descenso. La pendiente se hace más acusada después del collado de Rius.

No tardaremos en dar vista a Lorcha y tras una serie de revueltas llegaremos a la carretera, a pocos metros del pueblo. Si no hemos dejado un vehículo en Lorcha no tendremos otro remedio que seguirla para regresar a la estación del ferrocarril.

Ficha

Situación: comarca del Comtat. Norte de Alicante.
Punto de partida/Llegada:  estación de ferrocarril de Lorcha/L’Orxa.
Cómo llegar: desde Beniarrés o Lorcha por la CV-701 hasta cerca del puente de piedra que cruza el río Serpis. Allí tomar la carretera que conduce a la fábrica de pepel y la estación.
Dificultad: fácil si se regresa por el mismo camino. Media/alta si se regresa por la ladera de La Safor.
Desnivel: 130 y 400 m respectivamente.
Tiempo: 3 h (ida y vuelta) y 5 h 30 min para la opción larga.
Cartografía: hoja 995-IV del IGN. 1:25.000.
Información:el mejor lugar para informarse de esta ruta y de otras actividades por la zona es el albergue del Serpis, que es punto de acogida del Centro BTT y está a tan solo 200 metros de la vieja estación. Tel: 966 511 869. En el volumen I de la Guía de Vías Verdesse describe el recorrido de la vía con todo lujo de detalles.
Información turística: oficinas de turismo de Cocentaina. Tel: 965 590 159 y www.cocentaina.es;
y Muro de Alcoy. Tel: 965 532 071 y www.vilademuro.net


 
Lecturas relacionadas

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.


 

 

 

Novedades editorial

Últimas noticias