El otoño en Formentera

Cuando desaparece el bullicio veraniego, Formentera recupera el ritmo tranquilo y sosegado que le es propio. En otoño, la más pequeña de las islas habitadas del archipiélago balear se transforma en un paraíso para los cicloturistas y excursionistas, que disponen de una treintena de rutas verdes para conocer la isla en profundidad, al ritmo sosegado del mare nostrum. No en vano hay quien considera a esta pequeña isla pitiusa, el último paraíso del Mediterráneo.

Autor: | No hay comentarios | Compartir:
Atardece en Ses Salines, las salinas de Formentera, declaradas Patrimonio de la Humanidad.
Atardece en Ses Salines, las salinas de Formentera, declaradas Patrimonio de la Humanidad.

Los atlas geográficos describen a Formentera como una isla de 83,2 kilómetros cuadrados situada al sur de la isla de Ibiza, de la que le separan sólo tres kilómetros. También dicen que, a pesar de su reducido tamaño, su forma recortada hace que tenga una gran longitud de costa, 69 kilómetros, en proporción a su superficie. Las playas y calas de Formentera, con sus aguas transparentes y su fina arena blanca, son muy valoradas por el turismo. Son playas protegidas y poco alteradas, pero enclavadas en un territorio dotado de servicios turísticos modernos de carácter familiar.

En Formentera está la pradera de Posidonia Oceánica más grande del mar Mediterráneo

La calidad de las aguas de Formentera, únicas por su transparencia y su color turquesa, se debe a la presencia de la pradera de Posidonia Oceánica más grande del mar Mediterráneo, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1999. Esta planta representa uno de los valores naturales más importantes de la isla, pues contribuye a mantener la calidad del ecosistema submarino. La pradera de posidonia se ve amenazada por varios factores, especialmente por el fondeo de embarcaciones cuyas anclas y cadenas arrasan el fondo marino. Por ello, en Formentera el fondeo está regulado mediante boyas ecológicas. Bajo el lema One action, global effect!, desde 2017 se desarrolla el Save Posidonia Project, una idea pionera que nació con los objetivos de promocionar el turismo sostenible y recaudar fondos para la conservación de posidonia: entidades, empresas y particulares participaron apadrinando metros de Posidonia hasta lograr más de trece hectáreas apadrinadas.

Para los amantes de la naturaleza, Formentera es una isla que sorprende a cada paso. Su situación estratégica, a caballo entre Europa y África, justo en medio de una de las principales rutas migratorias del mundo, convierte a la isla en un santuario de la avifauna europea, extremo que se puede comprobar en el El Parc Natural de Ses Salines, sobre todo en otoño, cuando se producen los pasos migratorias. Turismo de Formentera ha publicado un folleto sobre las aves que pueden observarse en la isla. Esta guía recorre los principales espacios naturales de la isla, desde las extensas playas de arena blanca y aguas turquesas a los acantilados de la Mola, pasando por las zonas de cultivo, los bosques, los estanques y las salinas. La guía va destinada tanto a los ornitólogos expertos como a los que se inician en la observación de aves, o sólo buscan un agradable paseo.

Ritmo sosegado

Formentera es sinónimo de calma. Incluso en temporada alta, cuando a poco menos de cuatro kilómetros de distancia, la isla de Ibiza bulle de turistas y no duerme, la pequeña Formentera contagia su sosegado ritmo a los visitantes. Hay quien define Formentera como una isla pequeña que puede recorrerse en coche en una sola mañana, pero quien ha paseado por sus senderos o ha visto el paisaje encima de una bicicleta, sabe que en realidad es una isla que nunca se termina de conocer.

La bicicleta es consustancial a Formentera porque la isla apuesta por un transporte sostenible, no contaminante y respetuoso con el medio ambiente. Por eso, los responsables de turismo recomiendan el uso de la bicicleta para moverse por la isla. Su relieve prácticamente llano (su altura máxima es de 192 metros sobre el nivel del mar, que se sitúa en La Mola), ayuda mucho a decidirse por las dos ruedas. Y es que pedaleando se puede conocer la isla más genuina, aquella que no se percibe desde la carretera. Para facilitar este descubrimiento, la isla cuenta con 32 rutas verdes señalizadas que suman más de cien kilómetros.

Descárgate la guía de Formentera Rutas Verdes para completar la información.

Rincones para «perderse»

  • Es Caló de Sant Agustí

Pequeña población de tradición pesquera con un peculiar puerto natural. Sus varaderos de madera, cuya función es resguardar del agua salada las pequeñas embarcaciones, fueron declarados Lugar de Interés Cultural en 2002. Muy cerca se encuentra el punto de partida de la ruta verde 25, que recorre íntegramente el camino histórico para subir a La Mola, conocido como el Camí de Sa Pujada. A medida que vayamos ascendiendo nos sorprenderán las mejores panorámicas de la isla, del Racó de Sa Pujada y el Pou des Verro.

  • Faro de la Mola

Está considerado por muchos visitantes como un lugar mágico, como un faro del fin del mundo. Junto al faro se encuentra un monolito en honor al escritor Julio Verne por la mención que éste hace en su libro Héctor Servadac (viajes y aventuras a través del mundo solar). La manera más directa de llegar hasta el faro desde el Pilar de La Mola sin pisar la carretera es hacerlo por la ruta verde 29.

  • Faro del Cap de Barbaria

Este faro situado en el extremo sudoeste de la isla fue protagonista de la película de Julio Medem Lucía y el sexo. Muchos visitantes se reúnen al atardecer en el Cap de Barbaria para asistir a las puestas de sol. A poca distancia del faro se encuentra una torre de vigilancia, la Torre des Garroveret del siglo XVIII. Las rutas verdes 8, 10 y 11 nos conducirán aquí, pasando también por los yacimientos prehistóricos de Cap de Barbaria.

  • Estany del Pex

Es una pequeña laguna con una estrecha apertura al mar que permite la entrada de pequeñas embarcaciones. Este pequeño lago es idóneo para el aprendizaje de deportes acuáticos con embarcaciones de pequeño calado: windsurf, kayak, vela… Sus pequeñas playas de muy poca profundidad y su cálida temperatura superior a la del mar, hacen de él un destino ideal para pasar una tarde de playa con niños.

  • Estany Pudent y Ses Salines

El Estany Pudent es el gran lago que se encuentra al norte de la isla, entre las poblaciones de la Savina y de Es Pujols. Es un lugar muy recomendable para pasear a pie o en bicicleta, tanto por su valor paisajístico como por su importancia para el avistamiento de aves. El camino de Es Brolls bordea gran parte del lago y, como su nombre indica, contiene “surtidores” subterráneos de agua dulce. En invierno es habitual observar flamencos, así como garzas reales y ánades. Muy cerca encontramos Ses Salines, características por las tonalidades rosadas y violetas que presentan, sobretodo en verano. Son Patrimonio Cultural de Formentera y antaño fueron la única industria de la isla.

  • Can Marroig y Punta de Sa Pedrera

En la escarpada costa comprendida entre el puerto de la Savina y Cala Saona proliferan las rocas de extrañas y curiosas formas. El lugar es conocido como Sa Pedrera y en su día fue una cantera. Visitar esta costa desde el mar, a bordo de un kayak nos permitirá disfrutar de la enorme riqueza marina que en ella se encuentra. Se recomienda para la práctica de esnórquel por su poca y es habitual ver las excursiones de buceo por la belleza de su fondo marino con gran presencia de posidonia. Muy cerca está la zona boscosa de Can Marroig, donde se puede disfrutar de la sombra de los pinos y sabinas.

Para preparar el viaje visita www.formentera.es


 

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.