VIAJAR POR EL MUNDO SIN DINERO

Albert Casals: “Lo desconocido te da aventuras mejores que las que se pueden planear”

Albert Casals viaja sin dinero y es un devoto del autostop. Una enfermedad le dejó en silla de ruedas cuando era niño y, si le preguntas, te dice que eso le da más ventajas que inconvenientes. «Nuestra mente está diseñada para no tener responsabilidades», cree. Y con esa filosofía ha recorrido el mundo.

Autor: Darío Rodríguez | 3 comentarios | Compartir:

“Lo único que importa es la felicidad que has conseguido experimentar antes de morir”, cuenta Albert Casals, que busca esos momentos al otro lado de las fronteras que se le ponen a tiro. Es complicado saber dónde acabará un viaje porque la incertidumbre es parte de su plan. Viaja a merced del los conductores que le recogen y de las circunstancias que se encuentra por el camino. A veces es chico y otras chica. Nunca lleva dinero. Escala, sube escaleras y salta vallas si hace falta. Va en silla de ruedas.

¿Por qué viajas sin dinero?
Tener dinero te permite tener control del entorno, te permite ir a un hotel si llueve y no quieres mojarte; coger un taxi si tienes prisa; comprar comida si tienes hambre. Te da una estabilidad que te libera de un montón de aventuras. Como puedes planear lo que vas a hacer te sumerges menos en los desconocido. Cuando vas sin dinero nunca sabes qué va a ocurrir y eso te permite disfrutar más las cosas. Si alguien te invita a su casa y te ofrece una cama eso se convierte en algo genial. Si cada noche duermes en una no te metes en ella tan contento. Lo desconocido te da aventuras mejores de las que uno podría planear aunque te esforzaras.

¿Sales con un punto al que llegar?
Salgo sin dinero y con una dirección a donde quiero llegar, aunque no es algo cerrado. Si vas en autostop nunca sabes dónde vas a pasar la noche, quizá en un parque, en la playa, en la calle o en casa de alguien que te acoge. Hay gente estupenda con la que te quedas una semana y ciudades de las que te marchas al día siguiente. Te levantas cada mañana y haces lo que te apetece.

«La silla me da muchas ventajas»

Te mueves en silla de ruedas. ¿No necesitas planear el recorrido?
La silla tiene ventajas e inconvenientes. Mi discapacidad es leve, así que tengo fuerza para subir y bajar escaleras con la silla o trepar a cualquier sitio. En realidad, como no tengo dificultades de movimiento, la silla me da muchas ventajas: puedo llevar más peso y la gente me tiene menos miedo, me trata con mucha amabilidad. En mi caso, la silla es más buena que mala.

¿Cuánto hace que te mueves con las silla?
Con 5 años tuve leucemia y estuve mucho tiempo en el hospital. La cosa se complicó y me dieron una medicación con efectos secundarios para que no muriera. Los años que estuve ingresado en el hospital fueron divertidos, siempre leía y jugaba a videojuegos. Desde entonces voy en la silla, ¡estoy ya acostumbrado!

¿Qué te dicen tus padres cuando viajas?
Antes de irme solo de viaje, a los 15, fui con mi padre para aprender cómo apañármelas. Él siempre dice que no tenía ningún sentido impedirme viajar si era lo que yo quería. Lo único que podían hacer era ayudarme a estar lo más preparado posible.

Tienes un físico ambiguo. Dices que eso también es una gran herramienta para viajar…
Sí, como no tengo barba y tengo la voz muy aguda, el 50% de las personas creen que soy una chica. Es genial porque me permite elegir lo que quiero ser. En sociedades como la nuestra es mejor ser una chica porque la gente es más amable. En Oriente Medio, en cambio, elijo ser un chico porque es más práctico. Estar en la frontera es lo mejor.

«En la sociedad se pone mucho énfasis en unas maneras concretas de ser feliz»

¿Qué opinas de la gente con vidas corrientes?
Veo a gente que vive feliz con dinero porque es lo que han elegido. Es decir: han probado otras maneras, ha elegido la estándar y eso está bien. Pero también veo a personas que nunca se han planteado todas las opciones que hay. Esta sociedad te da unas pautas que no son opcionales: necesitas dinero y trabajo para vivir, tienes que amar a una sola persona en lugar de a varias, tienes que tener hijos… Hay una serie de ideas que se presentan como la verdad.

¿Y qué es lo más importante para ti?
Lo único que importa es la felicidad que has conseguido experimentar antes de morir. En la sociedad se pone mucho énfasis en unas maneras concretas de ser feliz y muy poco en otras que son más trascendentales. A lo mejor no necesitas un coche o una casa caliente sino amar, tener un buen grupo de gente, libertad, no tener ninguna responsabilidad. Nuestra mente está diseñada para no tener responsabilidades y no tener que acordarte todo el rato de lo que tienes que hacer. En realidad todo es relativo. Lo importante no es vivir de una manera o de otra sino ser tú quien elijas.

¿Y eso cómo se consigue?
El 90% del trabajo está en la mente de uno. Hay que preparar la cabeza para que te guste el mundo, no preparar el mundo para que te guste a ti. Es un trabajo de aprender a pensar racionalmente para que las cosas te hagan feliz.

Comentarios
3 comentarios
  1. Pues está muy bien la forma de vivir de este chico. Eso sí, que no olvide que la gente que le da alojamiento o comida, probablemente las paguen trabajando y teniendo alguna responsabilidad que otra. Teniendo eso presente, a vivir y a disfrutar, que son dos días.

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.