REVIVIENDO SENSACIONES

La Altitoy de Carlos Soria y Muñoz-Repiso con 78 y 75 años

A los 78 años, pocos días antes de partir a intentar su penúltimo ochomil (el Dhaulagiri), Carlos Soria participó en la gran carrera de esquí de montaña del Pirineo: la Altitoy Ternua. Lo hizo formando equipo con su amigo de toda la vida, Carlos Muñoz-Repiso (75). A la aventura se apuntaron también sus hijas: Sonsoles y Mónica Soria.

Autor: Darío Rodríguez | No hay comentarios | Compartir:

«En la competición hay menos cuento que en la montaña»

Carlos Soria ha sido siempre un apasionado de la competición. ¿El motivo? “Me encanta la competición porque tiene menos cuento que en la  montaña, en la montaña se cuenta muchas historias que son solo relativamente verdad, pero en la competición no valen: hay un reloj, el que llega llega, y el que no, se queda atrás”.

Carlos ha competido desde muy joven: en esquí de montaña, en aquellos rallyes que se organizaban en los años setenta, en los que no solo había que ascender y descender rápido con los esquís, sino también vivaquear, descender con la camilla… También ha competido mucho en esquí de fondo. Y en carreras por montaña. Participó en el primer Maratón de Madrid (1978) y organizó en 1989 la carrera más “loca” que se ha hecho en montaña: el Cross de Escalada de La Pedriza, que combinaba escalar (había que subir tres riscos emblemático: Yelmo, Cancho de los Muertos y Pared de Santillana) y correr. Un año antes ya había organizado (y corrido) el Cross de Cuerda Larga. También colaboró en la organización del primer rally de esquí de montaña de competición que se organizó en nuestro país: el Rally Castellano.

Compitió durante muchos años en casi todas las carreras que se organizaban en nuestro país y, también, en casi todas las carreras de esquí de montaña largas y de fondo que tuvieron lugar en Europa. 

«Quitarse la mochila y ponerse el dorsal es la leche»

Sus sentimientos los resume así Eso de quitarse la mochila y ponerse el dorsal es la leche. La competición es una manera de entrenarme para la montaña”.

Tras algunos años sin competir ha vuelto a hacerlo y con el mismo objetivo: recuperar la sensación de medirse consigo mismo y con los demás y, al mismo tiempo, como entrenamiento para su próximo objetivo: el Dhaulagiri, su penúltimo ochomil, a donde parte en pocos días.

Su viejo amigo Carlos Muñoz-Repiso (75 años), con el ha compartido escaladas, expediciones (Cáucaso  1968, McKinley 1971…) y competiciones le animó a participar en la Altitoy, en la categoría B (un recorrido más fácil que el A). Soria no lo dudó y se lo tomó muy en serio. Si competía lo iba hacer como siempre. Dándolo todo y, desde luego, intentando quedar lo mejor posible. Durante los meses previos entrenó intensamente para ello. Carlos Soria entrena todos los días pero ahora tenía que esquiar todo lo posible. Así nos lo contaba en la entrevista que le hicimos días antes de participar en la prueba: «Vamos a luchar por no quedar los últimos”.

Los dos Carlos, Muñoz-Repiso y Soria, compitieron por primera vez juntos hace más de cincuenta años pero – a pesar de la amistad que les une- hacía dos décadas que no habían vuelto a formar equipo.

En cuanto su padre les dijo que iba a participar también se apuntaron (formado equipo) sus hijas Sonsoles y Mónica Soria. Excelentes esquiadoras que han vivido intensamente la montaña desde que nacieron.

Carlos Muñoz-Repiso: en una increíble forma física a sus 75 años

A sus 75 años Carlos Muñoz-Repiso se mantiene en una forma física excelente. Comparte con Carlos Soria la pasión por el entrenamiento y un carácter fuerte. Los dos tienen mucha personalidad. Si Carlos Soria está más centrado en el alpinismo, Repiso sigue participando en competiciones de esquí. Un mundo en el que tiene más experiencia que Carlos Soria.

En la primera etapa de la Altitoy Carlos Soria sufrió una lesión. Aún así, y a pesar de los fuertes dolores que sentía, terminó la prueba. Al día siguiente no pudo participar. Como su hija Mónica también se tuvo que retirar, Repiso y Sonsoles formaron equipo la segunda etapa de la Altitoy. Un equipo curioso pues Muñoz Repiso conoce a Sonsoles desde el mismo día que nació… de hecho es el padrino de la más joven de las hijas de Carlos Soria: Patricia.

En el vídeo que acompaña esta noticia puedes revivir el regreso de Carlos Soria con 78 años a la competición de esquí de montaña. También esta bella historia que fue la Altitoy 2017 en familia.


 

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.


 

 

 

 

Últimas noticias