EXPLORANDO

Kilian Jornet: “En la salida no hay favoritos, todos tenemos dos piernas y un corazón”

Tras una temporada de carreras por montaña casi perfecta, Kilian Jornet empieza el año con una victoria en la primera prueba de la Copa del Mundo de esquí alpinismo. Con él hablamos de esta victoria, de los cambios llegados con la nueva temporada y de su futuro tras la competición.

Kilian corriendo la Transpirenaica en el Cap de Creus  ()
Kilian corriendo la Transpirenaica en el Cap de Creus
| No hay comentarios |

Kilian Jornet es un tipo humilde. Tras varios años en los que ha ganado casi todo lo que se puede ganar en carreras y esquí de montaña, el catalán sigue entrenando duro para no dejar de anotar victorias en su palmarés. Este 2011 lo ha comenzado haciendo lo que mejor sabe hacer: vencer.

Vaya comienzo de temporada…
Estoy muy contento. Una victoria al principio es importante para la motivación: verte delante, que te encuentras bien y saber que el trabajo de pretemporada es bueno ayuda. Aún queda mucho por delante, pero la victoria dice que estoy haciendo las cosas bien y que la temporada puede ir mejor.

Fuiste capaz de ganar incluso con fiebre.
Aún tengo algún resto. La noche antes no me encontraba muy bien, con fiebre y congestión. Durante la carrera afecta menos. Lo notas después; al acabar te quedas destrozado durante dos días.

Y encima Mireia completó el doblete español.
Sí. Ella es una gran corredora. Ha demostrado que está en lo más alto. Trabaja y entrena muy bien y además es muy buena amiga.

Principales rivales

¿Cómo has visto a tus rivales?
La carrera también era un test para ver como están los otros. Cada año el nivel está más parejo y es más difícil sacar segundos. Hay un grupo de 10 o 12 esquiadores que va a luchar por el podio. Se nota que cada año el nivel está más igualado, sobre todo teniendo en cuenta que hay corredores nuevos que van a dar mucha guerra.

¿Te sientes favorito para las próximas competiciones?
He ganado bastantes carreras, y eso puede que me convierta en favorito. Pero en la salida todos tenemos dos piernas y un corazón, por lo que no creo en favoritismos. Siempre es complicado. Hay muchos factores que entran en juego. Te entrenas y crees estar al nivel, pero en cada carrera hay que estar al 100%, luchando con los mejores. Ganando esta carrera he visto que tengo el nivel para que lleguen las victorias.

¿Qué te aporta la competición?
La capacidad de superarte a ti mismo. Cruzando la meta revives los momentos duros que has pasado, todo lo que has sufrido antes, por lo que se viven unos instantes muy bonitos, que hacen que todo merezca la pena.

¿Cómo de importante es la estrategia durante las carreras?
Todo es importante: alimentación, forma física, el material, lo psicológico, etc. La estrategia sólo sirve si vas primero, porque si vas segundo, la única estrategia que te planteas es pillar al de delante. También creo que es importante conocerte; por ejemplo, si bajas bien puedes dejar que alguien se vaya un poco en la ascensión, para alcanzarle luego.

¿Se están mejorando los tiempos con respecto a la temporada pasada?
Los tiempos con otros años no se pueden comparar, por las diferencias con la nieve y las propias carreras. Lo que sí se nota es que las distancias entre esquiadores son menores cada año. Además de los nuevos corredores, hay otros que llevan tiempo compitiendo, pero que aún son jóvenes y han dado un salto de calidad importante.

¿Quién crees que puede convertirse en el “Kilian” del futuro?
Hay mucha gente, Marc Pinsach va a estar muy arriba, y además es muy joven. También Domenach, que muestra un nivel muy alto y tiene margen de mejora; mucho margen.

Novedades de esta temporada

¿Qué ha cambiado respecto al reglamento?
Ahora se incluye la prueba de sprint: en la Copa del Mundo, dándote bonificaciones en forma de segundos para el día siguiente y en los campeonatos mundiales, donde hay una prueba específica. La verdad es que es muy espectacular.

¿En qué consiste esta prueba de sprint?
En esta prueba salen 6 personas en paralelo, se hace una subida con cierre, un porteo y una bajada. En total se tarda unos tres minutos en completarla. Es muy espectacular porque la velocidad es muy alta y el formato es eliminatorio. Además tienes que prever las condiciones que te vas a encontrar, porque debes usar el mismo equipo en la prueba del día siguiente.

¿Ha habido cambios significativos con respecto al material reglamentario?
El único cambio importante es en la pala, que ahora es completa, y la inclusión del silbato. Esto supone un aumento de peso de unos 50 gramos, pero como es algo que todos tenemos que llevar, no va a marcar diferencias.

¿Has cambiado algo con lo esquís?
Este año estoy con Atomic. Hemos sacado diferentes tipos de esquís dependiendo de la nieve y la verdad es que he visto una mejora muy grande. La especialización del esquí se viene dando desde hace un tiempo y cada vez las marcas se ponen más las pilas.

Ahora tengo 3 tipos de esquí: el de nieves profundas, que tiene una espátula que te permite echarte más hacia delante, el de nieves duras, que es el esquí clásico y el de carrera vertical, con menor peso y mayor deslizamiento.

¿Son más ligeros unos que otros?
El peso varía, pero mínimamente. Con fijación, hay un mínimo reglamentario de 750 gramos de peso, porque hacerlos más ligeros podría ser peligroso.

¿Las botas también han evolucionado?
Han salido marcas de esquís nuevas, Scarpa y Sportiva, fabricados en carbono y muy ligeros. El peso está en torno a 500 gramos. En cuanto a durabilidad, es alta. A mí me puede durar dos temporadas, haciendo en total unos 500.000 metros de desnivel, algo que una persona puede tardar 10 años en hacerlo. Yo gasto varios juegos cada temporada.

Lo que sí habéis cambiado es la vestimenta del equipo español.
Sí. Hemos cambiado el mono, que era una demanda que llevábamos haciendo mucho tiempo a la federación. La verdad es que estamos muy contentos con la nueva equipación.

¿Y las ataduras?
A nivel de reglamento no ha cambiado nada. Yo he cambiado al sistema de Pierre Gignoux, diferente a Dynafit. Es muy ligera, de 75 gramos, y de momento estoy muy contento.

¿Sigues algún tipo de alimentación especial?
Lo de la alimentación es algo que dejo para mejorar en el futuro. Como bien, pero me gustan los dulces y no me privo de nada. La verdad es que en este tema hay bastante trabajo por hacer.

¿Y antes de las carreras?
Antes me tomo un trozo de pastel energético. Luego, durante la carrera, tomo un gel cada 40 minutos de competición.

¿Crees que el doping puede llegar a las carreras y al esquí de montaña?
Yo creo que no hay. Al final depende de cada corredor y lo que para él signifique el deporte. Se está haciendo un buen trabajo con los controles. Hay más y, cada vez, son más estrictos. Al que se le coja hay que sancionarlo, para que los jóvenes vean que éste no es el camino. Lo importante no es ganar, sino disfrutar del deporte, y se puede disfrutar siendo primero o siendo el veinte.

¿Cómo se realizan estos controles?
En Copa del Mundo siempre se hace un control a los tres primeros clasificados,  más otros dos que se realizan por sorteo. Además se suelen pasar un par de controles sorpresa al año. Al igual que en otros deportes, tienes que estar siempre localizable, por si quieren hacerte un examen. En verano me han hecho algún control durante la concentración con el equipo español, en el hotel.

Entrenamiento y alimentación

¿Cómo es tu entrenamiento en Font Romeu?
Allí en particular estoy poco tiempo, por todas las competiciones que hago al año: entre 25 carreras de esquí y 10 de montaña. Normalmente, salgo a entrenar por la mañana, de dos a cuatro horas. Después de comer una hora por la tarde y a descansar. En total son unas 17 horas en periodo de competiciones y 30 o 35 horas en época de entrenamiento.

¿Tienes algún preparador físico?
La preparación  física la hago yo mismo desde hace 4 años. Cuando era joven me entrenaba Maite Hernández, del CT Catalunya. Luego no encontraba un entrenador que se adaptara a mis métodos y, como he visto que me ha ido yendo bien, me he quedado así.

¿Qué cambia entre carreras y esquí?
El medio. En uno hay nieve y en el otro no. En esquí el esfuerzo es más intenso, ya que es una hora y media, mientras que en carrera, el esfuerzo es más largo, menos explosivo.

Además, el entrenamiento hay que cambiarlo. En verano hago volumen, corriendo o haciendo bici, ganando intensidad a medida que compito; en invierno hago más intensidad, partiendo las sesiones y solamente usando esquís.

¿En cual te encuentras más cómodo?
Las dos se me dan bien. Por un lado, correr es más fácil, porque en esquí hay muchos más factores que tienen su importancia, como la nieve o el material que elijas. Yo disfruto con los dos deportes, y si lo disfrutas haciendo una cosa, termina saliendo bien.

Además, el hecho de practicar dos deportes diferentes, con el cambio de temporada correspondiente, es básico para la motivación. A finales de verano estás cansado de correr y la nieve siempre viene bien.

¿Es difícil vivir de estos deportes?
Lo principal es hacer lo que te guste. Yo he tenido la suerte de tener a gente a mi lado que me apoya. Hace un par de años que también tengo soporte de la Fedme y de las marcas, que me apoyan económicamente.

Al final haces este deporte porque te gusta. Si quieres ganar dinero estudias y te pones a trabajar. Si te permite vivir razonablemente bien el deporte que practicas, para qué pedir más.

Aparte de competir con los demás, lo haces contigo mismo a través de las Kilian Quest ¿Cuál es su filosofía?
La filosofía es mostrar que la montaña es mucho más que las carreras; uno de los retos es descubrir esas montañas y su cultura para darlos a conocer. Intento buscar sitios que me atraigan, por la cultura, la historia, el record que haya. Busco y miro cada año a dónde se puede ir para compaginarlo con el calendario de carreras. Cada Kilian Quest me la tomo como una carrera más.

Es decir, que lo que realmente te atrae es la montaña.
A mi lo que me gusta es la montaña e ir rápido, y eso lo encuentro en las carreras y el esquí. Me adapto a lo que hay, en invierno hay nieve, pues esquío; como en verano no hay, corro.

Futuro tras las competiciones

¿Cuantos años de carrera crees que te quedan?
Los límites están lejos y la motivación es importante. El día que me levante y no tenga ganas de entrenar, ese será el día que lo deje. Para mí no es un sacrificio, porque, aunque las condiciones no sean siempre buenas, siempre salgo a disfrutar de lo que me gusta.

¿Qué harás después de dejar la competición?
Me gustaría practicar algo más de alpinismo, porque cuando compites no tienes tiempo para más. Cuando llegue el momento, me plantearé otras cosas y otros desafíos.

 

Lecturas relacionadas

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.