Aneto, Posets y Monte Perdido NON-STOP

Gaizka Itza y Borja Ortiz unen los tres gigantes del Pirineo con esquís en 41 horas

A las 4:30 de la madrugada del 11 de abril arrancó el cronómetro y paró a las 9:30 de la noche del día siguiente. En medio, Gaizka Itza y Borja Ortiz subieron al Aneto (3.404 m), al Posets (3.375 m) y al Monte Perdido (3.355) con esquís. Y recorrieron 100 kilómetros para unirlos.

Autor: Darío Rodríguez | 9 comentarios | Compartir:

La idea era enlazar las tres cumbres más altas del Pirineo con esquís, en formato non-stop y sin ningún medio mecánico que les ayudase a salvar la distancia entre los tres picos. “El problema es que entre el Aneto y el Posets hay unos 30 o 40 kilómetros, pero entre este y el Monte Perdido hay más de 60”, aclara Borja Ortiz. Él y su compañero Gaizka Itza consiguieron el reto el pasado 12 de abril y estos fueron los números al acabar: el cronómetro marcó 41 horas y el GPS 100 kilómetros.

No es la primera vez que la pareja se plantea este tipo de retos. Hicieron la Chamonix-Zermatt “auténtica” en 2011 y también el Anillo de Picos con esquís dos años después. Gaizka, además, ya se había enfrentado al reto de los tres gigantes del Pirineo en formato carrera a pie cuando el trail running todavía no era una moda. Hablamos con Borja sobre su conquista de hace unos días.

¿Cuál fue el recorrido?
Comenzamos en el refugio de la Renclusa a las 4:30 de la mañana. A las 7 estábamos en el Aneto y a las 8:30 en los Llanos del Hospital. Después hicimos un porteo de 1 hora por el valle de Literola, subimos al collado Perdigueret y bajamos esquiando un poco hasta cerca del refugio de Estós. A continuación subimos con esquís al Posets a las 8 de la tarde, que son 1.500 metros de desnivel, fue la subida más larga y dura. Luego bajamos a Viadós esquiando, comimos y a las 11 de la noche cogimos una pista durante tres horas, después vino nieve, subimos al collado Urdiceto, bajamos hasta un lago y por último llegamos por una pista a Parzán a las cinco de la madrugada.

Y seguisteis.
Allí nos esperaba la novia de Gaizka, que nos hizo de apoyo y nos cocinó unos espaguetis. Estuvimos una hora parados y luego continuamos con el último tramo por el collado de Robiñera. Luego vino el Puerto Viejo, después el refugio de Tucarroya. Subimos al Monte Perdido a las 8:30 de la tarde del día siguiente y con las últimas horas de luz bajamos al refugio de Goriz a las 9 de la noche.

«En total sumamos unas cinco horas de paradas grandes o más pequeñas»

Eso suma un total de…
41 horas. De las 4:30 de la madrugada del día 11 a las 9:30 de la noche del 12 de abril. Salieron 8.900 metros de desnivel positivo y negativo. El GPS midió 100 kilómetros. Fue una experiencia muy dura porque son montes altos, sobre todo el Posets. Fuimos comiendo por el camino, haciendo paradas. Las más largas fueron la de 1 hora en los Llanos del Hospital, después del Aneto; estuvimos otra hora en el refugio de Estós a la hora de comer del primer día; en Viados, después del Posets, paramos otra hora y luego una más en Barzán. En total sumamos unas cinco horas de paradas grandes o más pequeñas.

Dices que lo más duro fue el Posets.
La subida al Posets son 1.600 metros y hacía bastante calor. En la arista estuvimos una hora y media andando por las piedras. Al principio el cambio de esquís a trepar te gusta porque cambias de ejercicio, pero cuando llevas más de una hora se hace largo. La noche también fue dura, sobre todo algunos tramos de carretera o de pista…

¿Qué material llevasteis?
Llevamos material de esquí: botas, pieles… También zapatillas de trail y un casco. Sabíamos que en estas fechas íbamos a tener que portear mucho porque pasamos por zonas bajas y hacía falta llevar zapatillas para andar por los diferentes valles. No llevábamos arva ni sonda. También íbamos con la cámara para grabar y bastante comida.

¿Por qué no llevabais arva?
Hemos hecho otras travesías e intentamos aligerar. Sabes que corres riesgos, pero intentas que las condiciones sean buenas. Sabíamos que el monte estaba estable, íbamos dos y siempre andas con más cuidado. Por eso decidimos no llevarlo, aunque no hubiera estado de más. No obstante, no pasamos por ningún sitio donde hubiese peligro, la nieve estaba bien.

«No hemos ido a hacer récord, ni mucho menos»

¿Cómo habéis gestionado el cansancio, sobre todo en la noche que habéis pasado sin dormir?
Siempre hay un punto sobre las 3 de la mañana en el que el sueño aprieta y se pasa mal. Como hemos hecho este tipo de cosas otras veces, ya sabemos que el sueño es solo un rato malo que después se pasa cuando amanece, sale el sol y te animas.

¿Cuánto pesaban vuestras mochilas?
Unos cinco o seis kilos.

¿Por qué esta travesía?
Es un viejo sueño de Gaizka. Tengo que decir que, de no ser por él, esto no se hubiera hecho. Durante muchos años él ha hecho carreras por montaña y era muy bueno antes del boom de ahora. En 2001, junto a un amigo, encadenó el Aneto, el Posets y el Monte Perdido en 30 horas consecutivas corriendo. Fue muy sonado porque entonces no existían carreras tan largas.

Tenía el recuerdo de haberlo hecho y le apetecía repetirlo con esquís. Así se tarda más porque tienes que portear el material cuando no hay nieve, poner crampones cuando está dura… Aunque los momentos puntuales de la bajada sí son más rápidos, con los esquís la acumulación de subidas lleva más tiempo.

¿Buscabais hacer tiempo?
No hemos ido a hacer récord, ni mucho menos. Todo el rato nos parábamos para hacer fotos y vídeos. Dentro de la hazaña lo hemos hecho «en plan tranquilo». Para hacer tiempo tendrías que tener un avituallamiento cada poco tiempo y no llevar encima nada de material ni de comida.


 
Comentarios
9 comentarios
  1. Felicidades por la actividad. Tampoco hace falta resaltar que no llevaban ARVA, pala ni sonda. Es una opcion personal (no llevarlo), pero incluso estando la nieve «bien» cOmo ellos dicen, es una temeridad. Mejor que no lo hubieran comentado, la gente es (somos) un poco gili, y no quiero pensar que algunos piensen que no es necesario llevar el equipo de seguridad en esqui de montaña.

  2. Se les aprecia a los dos una técnica de esquí como muy autodidacta, por lo demás una buena aventura, sin duda. Saludos.

  3. No hay que irse al fin del mundo para vivir aventuras. Enhorabuena. Espero que lo disfrutarais a tope…. a por la siguiente!!

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.