DECIMO SEXTA EDICIÓN

Pierra Menta, esquí-alpinismo extremo

Cuatro días de lucha intensa, 15 cumbres entre los 2.500 y los 2.700 metros, 145 equipos, 10.000 metros de desnivel positivo, éstas son las cifras de la décimo sexta edición de la que es considerada como la prueba más dura de esquí de montaña.

Autor: | No hay comentarios | Compartir:

La décimo-sexta edición de la Pierra Menta cumplió con las expectativas: la carrera de esquí de montaña más dura del mundo se convirtió en un verdadero calvario para los 145 equipos inscritos, ocho de los cuales eran femeninos. Para esta 16ª edición, la organización había trazado un exigente recorrido en el que los corredores tuvieron que escalar 15 cumbres de entre 2.500 y 2.700 metros, recorrer aristas vertiginosas o descender por pistas vírgenes o couloirs dignos del mejor de los «freeriders».

Como suele ocurrir en este tipo de pruebas, las condiciones meteorológicas han marcado el desarrollo de la carrera, obligando a la organización a modificar algunos de los itinerarios; de esta manera fue suspendida la ascensión al Mont Grand (2.686 metros), etapa reina del evento, a causa de las intensas nevadas registradas en la zona durante los últimos días y del consiguiente riesgo de avalancha.

En la presente edición la participación española se ha limitado a cinco corredores. El catalán Berenguer Sabadell, que ya va por su cuarta participación, y Sergi Rodríguez, principiante en la Pierra Menta pero con una enorme experiencia en esto tipo de pruebas por haber participado en raids como el Desafío de los Volcanes, formaron el mejor equipo español, consiguiendo el 46º puesto en la clasificación general. Los demás participantes españoles, los equipos compuestos por Oriol López y Xavier Gonzáles y por Imanol Ollaquindia y Andoni Areizaga no pudieron pasar del 100º y 114º puesto respectivamente.

En la categoría masculina absoluta la victoria fue para la pareja francesa compuesta por Stéphane Brosse y Pierre Gignoux, vencedores de la segunda prueba de la Copa de Europa, seguidos por los italianos Ivan Murada y Graziano Boscacci y los franceses Vincent Meilleur y Cédric Tomio.

En féminas victoria para el equipo italo-suizo formado por Alexia Zuberer y Gloriana Pellissier, vencedoras en la segunda prueba de la Copa de Europa, por delante de las francesas Valérie Ducognon y Delphine Oggieri y las suizas Véronique Ancay y Nicole Gillioz.


 

Los más jóvenes también tuvieron la ocasión de demostrar su calidad ya que durante el fin de semana se celebró la ‘Pierra Menta Jeunes’, una carrera dirigida a las categorías cadette, junior y promesas. En la categoría promesas, los mejores fueron los italianos Guido Giacomelli y Matteo Pedergnana, con tan sólo 30 segundos de ventaja sobre los suizos Jean Phillippe Blum y Firmin Farquet. (para el resto de los resultados, ver la sección «clasificaciones»).

Paralelamente a la Pierra Menta Tivoly, se celebra, desde hace cinco años, el Salón de Material de esquí de montaña, un evento organizado por la Oficina de Turismo de Arêches Beaufort. Alrededor de 15 expositores, principalmente fabricantes de material y ropa, además de los patrocinadores del evento y de la prensa especializada, ofrecieron a los visitantes las últimas novedades del sector.

CLASIFICACIONES

 

 

Historia de una carrera mítica

Son cuatro días ‘locos’ para los participantes en esta prueba única. Hay que salvar más de 10.000 metros de desnivelen horarios increíbles, recorrer aristas vertiginosas y descender esquiando por corredores de más de 45º. La Pierra Menta es difícil, arriesgada, y exige de sus participantes rapidez, resistencia y confianza en el otro miembro del equipo. Es la prueba reina del esquí-alpinismo. Un auténtico Paris-Dakar de las nieves.

La idea de esta competición nació en 1986 dentro de un grupo de amigos, esquiadores y montañeros que vivían en Beaufortoin, en la Savoia francesa, quienes se propusieron realizar una gran prueba -la más dura- de esquí de travesía.

Desde entonces, este mismo grupo sigue organizando la Pierra Menta Tivoly, competición que con los años se ha convertido en el punto de referencia de la modalidad deportiva. Hasta tal extremo que todos los fanáticos del esquí de montaña sueñan con participar algún día en la Pierra Menta y, cuando menos, terminarla. no es inhabitual ver abandonar a muchos de los corredores que participan en ella; por eso, el objetivo de muchos de los participantes en la Pierra Menta es simplemente ese: conseguir terminarla. Algo que no es fácil. El desnivel, el recorrido, el cansancio acumulado a lo largo de los días, el horario que exige la organización luchan en tu contra. Y nadie va a hacer nada para suavizarte las cosas. Si no pasas por cada control dentro del tiempo previsto por la organización estás eliminado. Si olvidas llevar cualquier elemento del equipo reglamentario o, simplemente, tiras un papel al suelote penalizan diez minutos…

La Pierra Menta no es sólo el sueño de los esquiadores de travesía. Son muchos los alpinistas de alto nivel que han participado en ella: Catherine Destivelle, Chantal Mauduit, Patrick Gabarrou, Christophe Profit…

Pero la Pierra Menta sólo resulta elitista en cuanto a su recorrido. por lo demás, su organización y seguimiento es totalmente popular entre los habitantes de Beaufortoin. doscientos voluntarios («benévolos» los llaman) se encargan de realizar los trabajos relacionados con la competición. Y todos los habitantes del valle, armados con escandalosos cencerros, de seguir la prueba y animar a los competidores. No se puede explicar el sentimiento que despierta esta prueba entre los locales, hay que vivirlo. Hay que sentir a 600 personas en la cima de del Grand Mont (2.886 metros), a la que han subido muy de madrugada utilizando esquís de travesía o raquetas.

Quizás sea éste el principal mérito de la Pierra Menta. Dicen, que desde que existe la prueba, la pasión por el esquí de travesía y la montaña ha crecido entre los habitantes de los valles cercanos, Hasta el punto que familias enteras, tan pronto cae la nieve, preparan los esquís para recorrer las montañas que les rodean. Y que los niños, desde muy pequeños, sueñan y entrenan para emular a los ganadores de la Pierra Menta.


 
Lecturas relacionadas

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.