EXPLORANDO

Toni Arbonés completa su proyecto ‘Anthropocene’ (8a, 470 m)

El veterano escalador catalán narra un año intenso en el que la roca vertical le ha ganado la partida a las carreras por montaña, su otra gran pasión. Además de su proyecto marroquí, Arbonés abrió también Hola, tinc por (8a, 170 m) en China y batió su mejor marca en el UTSM.

| 11 comentarios |

Toni Arbonés es un tipo carismático dentro del mundillo de la escalada. Su figura es especialmente reconocida como aperturista pionero en algunas de las zonas más emblemáticas hoy en día, como Siurana, donde regenta el cámping de la población, punto neurálgico para escaladores de todo el mundo. Allí, ha hecho de guía para Adam Ondra en el descubrimiento de viejos proyectos de la máxima dureza como La capella 9b. El checo lo reconoce públicamente, por ejemplo en la presentación que hizo en la International Mountain Summit, donde Arbonés tenía su minuto de protagonismo.

En los últimos años, Toni Arbonés ha encontrado motivación extra con una nueva actividad a la que ha consagrado la mitad de las últimas temporadas, las carreras por montaña y los ultras. El difícil equilibrio entre carreras y escalada se decantó el año pasado más hacia el lado del ultrafondo, con su espectacular victoria en el Ultra Trail de la Serra de Montsant (UTSM). Este año, según cuenta, la roca vertical ha ganado la partida y se ha llevado una porción más grande de la actividad de Arbonés.

Él mismo hace balance de este 2011 en la siguiente crónica:

“Este año la escalada ha sido prioritaria. Volver al mundo vertical era todo un reto, para alguien que desde hace unos años considera que segmentar la temporada es lo mejor para rendir al cien por cien. En invierno, con buenas condiciones de fricción, la roca siempre me ilusiona; en verano, las carreras por montaña y los rodajes en bicicleta cuando el calor aprieta, se hacen necesarios… Me siento entero si asimilo las cargas, la motivación continúa intacta si la mejora es sustancial. De hecho, a veces es tan difícil cuantificar los resultados del sacrificio que nos aferramos a competiciones o simples comparaciones para seguir adelante, para hacer algún entrenamiento de calidad o cuando menos porque queremos compartir unos momentos con alguien que tiene las mismas inquietudes.

Nueva vía en China

“Juego con la piedra más de lo que me había imaginado. Viajo a Cina de la mano de Petzl; creen que es un mercado potencialmente a desarrollar, son tantos habitantes… Nos envían a abrir vías, a crear una nueva destinación mundial. En tres semanas no veo el sol, me sorprendo de las dimensiones de un mundo emergente que se nos comerá sin perder el aliento. Clavo una vía magistral, Hola, tinc por (170 m, 8a), que flirtea una gruta espectacular, de la que cuelgan majestuosas estalactitas que me hacen progresar por un laberinto vertical de grandes volúmenes y columnas, en un túnel rocoso que atraviesa la montaña.

“Corro entre bambús y campos de arroz, el terreno embarrado patina o resbala; está lleno de chinos trabajadores, con quienes difícilmente te puedes comunicar; son pobres con móvil y electricidad, un fuerte contraste con los otros chinos escaladores que han venido a aprender qué es lo que hacemos… Estos no se quieren ensuciar limpiando la piedra, les falta iniciativa, sangre o espabilar…

Lesión y hacia Marruecos

“Me doy cuenta de que me falta ritmo, hace falta entrenar, pero las condiciones cuando regreso a casa son buenas para escalar. Hay que aprovechar pero me lesiono en una rodilla: Quedo colgando de una pierna en un techo, al empotrar el pie con demasiada determinación… Ahora solo puedo trepar placas y rodar en btt para mantener el cardio, para no parar… No puedo competir corriendo, así que decido aprovechar el buen momento de forma en escalada. Podría rematar la temporada con un proyecto que inicié en Marruecos y que si me pongo puedo sentenciar.

“Marcho al Atlas dos veces en verano, con la única intención de finalizar y encadenar Anthropocene (8a, 470 m). Ascender en un día una vía de estas dimensiones se puede comparar con correr un ultra trail. Tardo unas diez horas non stop, exhausto y con los dedos magullados, sin voz ni aliento, pero más que satisfecho. Mientras escalo, con el paso de las horas, la oscuridad se va apoderando de la parte baja del desfiladero. Con esfuerzo y tenacidad he superado mis miedos e inquietudes.

“Correr por los altiplanos, fuera de los barrancos donde se escala, me libera un punto de estrés. En un rodaje por estas tierras áridas y redondeadas, tropiezo con una manada de camellos, encuentro muchos pastores nómadas, viven tan aislados que parecen de otro mundo… Aprovecho los diez últimos días en altura para crear una buena base de hematocrito y, sin ser demasiado consciente y con sólo dos semanas de entrenamiento, decido correr un ultra, UTSM.

Baja tiempo en el UTSM

“Me falta adaptación, pero el conocimiento del territorio y la capacidad de sufrimiento para soportar el dolor en los dedos del pie me permiten disfrutar de una carrera trepidante. Voy más rápido que el año pasado: las primeras dos horas, los cuatro primeros atravesamos la montaña a 12 km/h; el primer maratón en 3 horas 45 minutos; me esfuerzo y hago una buena carrera… Para mis compañeros, unas máquinas engullidoras de kilómetros, es su décimo o duodécimo ultra del año… En la parte final me falta un punto de fuerza, pero 11 horas 14 minutos para 100 km y 4.000 metros de desnivel positivo me hacen feliz.

“Desfallezco, pero sé que sólo el deseo y la perseverancia de querer ir lejos, de percibir mi cuerpo fluir eficazmente me emociona. Trasladarme por este territorio que tanto amo, que tantas veces riego con sudor, y que una vez más han sido suficientes para hacerme sentir libre, volando más cerca del cielo que de la tierra.

Toni Arbonés

 

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.