ATAQUE AL BIG WALL MÁS DURO DEL MUNDO

Dawn Wall: Tommy Caldwell y Kevin Jorgeson completan la liberación

ACTUALIZADA (15 de enero).- La cordada llegaba a la cima del Capitan ayer por la tarde (hora local) tras haber liberado los 32 largos del que ya es el big wall más duro del mundo en 19 días de esfuerzos.

Autor: Desnivel.com | 50 comentarios | Compartir:
Abrazo entre Tommy Caldwell y Kevin Jorgeson tras liberar el último largo del Dawn Wall (Yosemite)
Abrazo entre Tommy Caldwell y Kevin Jorgeson tras liberar el último largo del Dawn Wall   Corey Rich

Actualización del 15 de enero de 2015.- Tommy Caldwell y Kevin Jorgeson lo han conseguido. Después de siete años de esfuerzos en la sección más vertical y lisa del Capitan (Yosemite) y de 19 días colgados en la pared este invierno, han logrado completar la liberación del Dawn Wall firmando la primera ascensión del que ya es el big wall más duro del mundo.

La cordada alcanzó la cima del Capitán ayer 14 de enero pasadas las tres de la tarde hora local (pasadas las once de la noche en España). Tommy Caldwell fue de primero en el último largo, alzó los brazos en señal de victoria y esperó a Kevin Jorgeson los 16 minutos que este tardó en reunirse con él y fundirse en un sentido abrazo. Debido al creciente interés suscitado por la ascensión, los últimos cuatro largos fueron retransmitidos en directo por internet. Un centenar de personas se congregó a los pies de la pared y 25 amigos y familiares esperaron a los escaladores en la misma cumbre.

Actualización del 13 de enero de 2015

El ataque al Dawn Wall ha llegado a su momento culminante. Los tramos más duros de la vía han quedado atrás y ya sólo faltan por escalar diez largos de séptimo grado para que Tommy Caldwell y Kevin Jorgeson puedan llegar a la cima del Capitan. Calculan que necesitarán un par de días para conseguirlo.

Después de tomarse el domingo día 11 como descanso, Kevin Jorgeson volvió a la actividad el lunes, con la piel regenerada y la mente concentrada en recuperar el terreno perdido con respecto a su compañero Tommy Caldwell. De nuevo valiéndose de las temperaturas más frías de la noche, consiguió encadenar sucesivamente los largos L18 (8a+), L19 (8a+) y L20 (8b), para reunirse con Caldwell sobre la Wino Tower, que marca el final de las dificultades más serias del Dawn Wall.

Así lo adelantaba Tommy Caldwell en su cuenta de Instagram: «En otra batalla inspiradora a altas horas de la noche, Kevin consiguió encadenar los largos 18, 19 y 20. Las nubes se arremolinaban alrededor en una escena verdaderamente surrealista. Mañana dejamos nuestro campo base [de hamacas] y despegamos hacia la cumbre. Con algo de suerte, estaremos arriba en un par de días. Estoy emocionado por caminar sobre terreno llano de nuevo, aunque estoy seguro de que voy a echar de menos esta experiencia».

Diez largos de séptimo grado supondrían una interesante realización para muchos, pero en el Dawn Wall esa es la parte más asequible de la ruta. Hasta ahora, sólo siete de los veinte largos encadenados eran de séptimo grado. Los otros trece, eran de octavo, incluyendo tres en el escalón del noveno.

Desglose de largos encadenados: L1 7b, L2 7c+, L3 8a+, L4 7b, L5 7c, L6 8a+, L7 8b+, L8 8b, L9 8a+, L10 8b+, L11 7b, L12 8c (Molar Traverse), L13 7c, L14 9a (The First Traverse), L15 9a (segundo de The Grand Traverses), L16 8b+ (Loop Pitch, por T. Caldwell en dos largos) o 8c+/9a? (Dyno Pitch, por K. Jorgeson), L17 8a+, L18 8a+, L19 8a+, L20 8b (Wino Tower).

Actualización del 12 de enero de 2015

El Dawn Wall ha vivido un intenso fin de semana. El encadenamiento de Kevin Jorgeson en el L15 el viernes día 9 fue un gran momento, no sólo desde el punto de vista deportivo sino también emotivo. Una gran cantidad de aficionados, curiosos, periodistas y varios equipos de televisión se había concentrado a los pies del Capitan para seguir in situ la evolución de la ascensión y rompieron en aplausos, gritos de ánimo e incluso lágrimas de emoción cuando escucharon el grito de Jorgeson desde la pared tras chapar la reunión.

Esa misma tarde, Kevin Jorgeson se lanzó a intentar el siguiente largo, el L16 a través de su recorrido original del Dyno Pitch, un larguísimo dinámico horizontal de más de dos metros considerado como el movimiento individual más duro de toda la vía. Liberado de la presión de una semana de intentos en el largo anterior, acertó el lanzamiento, pero cayó más adelante, sin poder encadenar.

Cuando se pensaba que el sábado día 10 iba a ser día de descanso, Kevin Jorgeson sorprendió saliendo de nuevo de su hamaca para escalar. Su compañero Tommy Caldwell le llevaba en ese momento seis largos de ventaja. Antes de que Jorgeson completar el L15, Caldwell había conseguido alcanzar la cima de la Wino Tower (L20), punto donde finalizan las mayores dificultades de la vía. Desde allí, sólo resta superar un terreno mucho más asequible, de séptimo grado, hasta la cumbre.

Tras superar el mayor obstáculo de la vía, Kevin Jorgeson parece decidido a no dejarse vencer por nada. Volvió a acertar el dinámico y esta vez se mantuvo firme hasta la reunión de este largo que podría ser 8c+ o 9a y que Tommy Caldwell resolvió con una variante de dos largos de 8b+ cada uno (Loop Pitch). No satisfecho con eso, exprimió el resto de sus fuerzas para sacarse otro largo de la manga y quedarse a sólo tres de su compañero y de su nuevo objetivo: la Wino Tower.

Kevin Jorgeson lo narraba así en Facebook: «El momentum [algo así como ímpetu, empuje o fuerza impulsora] es una fuerza potente. Cuando está de tu lado, todo parece un poco más fácil. Cuando no está de tu parte, te sientes como metido en el barro. Durante 7 días, mi momentum estuvo detenido por el largo 15. Exigió toda mi energía el mantenerme positivo y determinado en que iba a conseguirlo. Ahora que el momentum ha regresado a mi lado, me mantengo concentrado y determinado porque todavía queda mucha escalada dura».

Por su parte, Tommy Caldwell se felicitaba por el éxito de su compañero desde lo alto de la citada Wino Tower: «Los últimos días han sido los días de escalada más memorables de mi vida. Ayer finalicé los últimos dos largos de 5.13+ (8a+ y 8b) de la vía. Esto marca el final de las mayores dificultades. Se me fue un poco la cabeza cuando logré subirme a la Wino Tower sabiendo que este sueño de siete años se ve más y más como si pudiera convertirse en realidad».

Por lo visto, Tommy Caldwell y Kevin Jorgeson han dicho a sus colaboradores que no va a ser necesario que les suban más suministros (comida, agua, otros materiales y equipo). Prevén salir por arriba a mediados de semana, antes de que llegue el mal tiempo previsto para finales de semana.


 

Actualización del 10 de enero de 2015

Kevin Jorgeson ha encadenado por fin el largo 15. Han sido 11 intentos a lo largo de 7 días.  A continuación intentó el paso dinámico del largo 16 pero cayó. Regresará mañana y espera conseguirlo. Está feliz. (Tommy Caldwell y las dudas sobre el estilo en el Dawn Wall antes de que Kevin Jorgesson encadenara el largo 15)

Actualización del 8 de enero de 2015

Kevin Jorgeson no se piensa dar por vencido. Después de descansar y dejar que la piel de sus dedos se curara, volvió a atacar con decisión el largo 15 (9a). Realizó cuatro intentos, el último de ellos a las 11 de la noche, en los que se quedó muy muy cerca de la reunión. Lo explica así en su página de Facebook: «Mi batalla con el largo 15 continúa. Después de 6 días de trabajo, mi desafío Dawn Wall se reduce a encadenar este largo. La pasada noche, experimenté una ligereza y calma como nunca antes. A pesar de caer, será siempre una de mis experiencias de escalada más memorables. En mi cuarto intento, alrededor de las 11 de la noche, los afilados agarres desgarraron tanto el esparadrapo como la piel de mis dedos. Con lo decepcionante que es, estoy aprendiendo nuevos niveles de paciencia, perseverancia y deseo. No me voy a rendir. Lo intentaré otra vez. Lo conseguiré».

De momento, las previsiones meteorológicas son favorables y permiten que la cordada pueda invertir algo más de tiempo en la pared, en la que llevan encaramados desde el día 28 de diciembre. Tommy Caldwell ejerce de paciente asegurador en los intentos de su compañero, habiendo superado él ya todos los largos más duros. De todos modos, también existen incógnitas por encima de este sector, ya que algunos de los largos teóricamente más sencillos no han sido encadenados anteriormente por ninguno de los dos escaladores.

Actualización del 5 de enero de 2015

Tommy Caldwell ha dado otro paso adelante decisivo en el intento de liberación del proyecto Dawn Wall al encadenar el segundo largo de 9a de la vía (L15) y completar así el terrorífico tramo The Grand Traverses. Además, también ha superado el siguiente L16, con una nueva variante que rodea el durísimo y famoso dinámico de la vía y sitúa la dificultad en 8b+ en lugar del 8c+ o 9a de la anterior secuencia. Kevin Jorgeson todavía no ha conseguido superar estos dos largos.

Después del éxito que supuso para los dos escaladores encadenar el L14 (The First Traverse), el más duro de la vía y cotado como 9a el primer día del año, se tomaron un merecido descanso el día 2 de enero. Pero el día 3 ya volvían a ponerse manos a la obra con el largo 15, la segunda parte de The Grand Traverses (L14+L15), también cotado como 9a. Tommy Caldwell anunciaba en su página de Facebook que lo había conseguido: «¡Un paso más cerca! Encadené el largo 15 anoche. Kevin se quedó muy cerca varias veces. Estoy seguro de que podría haberlo hecho si no tuviera que vendarse dos dedos clave».

La piel de sus yemas está siendo el mayor problema para Kevin Jorgeson, que tiene que llevar los dedos cubiertos con esparadrapo para evitar males mayores y poder seguir escalando, lo que dificulta su progresión. Tampoco pudo encadenar el largo en su segundo día de intentos, el 4 de enero. A última hora, Tommy Caldwell consiguió hacerse con el encadenamiento del L16, del que han introducido una nueva variante respecto al proyecto inicial.

Originalmente, el L16 se llamaba Dyno Pitch era el del famoso dinámico, un lanzamiento horizontal de casi dos metros y medio que figuraba como el movimiento único más duro del proyecto y que tenía un grado situado entre el 8c+ y el 9a. La nueva variante de este largo, sin embargo, se llama Loop Pitch y opta por destrepar unos metros desde la reunión para rodear el dinámico y volver a enlazar con la línea más allá de este paso. Con ello, la cotación se situaría en el 8b+.

Ahora el éxito del proyecto conjunto se apoya sobre las espaldas de Kevin Jorgeson. Parece que ambos habrían decidido tomarse hoy como nuevo día de descanso para que el escalador pueda recuperar un poco la piel antes de volver a enfrentarse al L15 de nuevo el día de Reyes. Más allá del L16, ‘sólo’ quedarían otros dos largos de octavo grado (L17 8a+ y L18 8b) antes de llegar a la última docena de largos del Dawn Wall, en un terreno sensiblemente más sencillo (básicamente sexto grado, con alguna tirada de séptimo).

Actualización del 2 de enero de 2015

Tommy Caldwell y Kevin Jorgeson han superado el largo más difícil del proyecto Dawn Wall en su intento de primera ascensión. Después de tomarse el 30 de diciembre como día de descanso, protegidos en su hamaca de los vientos glaciales que soplaron ese día sobre la pared del Capitan, volvieron a la carga el último día del año.

«El día empezó con una serie de grandes desprendimientos de hielo justo por encima de nuestro campamento», explica Kevin Jorgeson en su página de Facebook, aliviado porque ninguno de ellos golpearon directamente sobre ellos. En cuanto a la escalada, ese día escalaron el L11, un diedro extraño que Caldwell superó de primero sin problemas y que Jorgeson escaló en top rope también a la primera.

A continuación, llegaba el primer largo realmente exigente de la vía, el L12 conocido como Molar Traverse 8c, que ya tumbó a Jorgeson en el intento que ambos hicieron en 2010. Primero, Kevin Jorgeson volvió a ensayar los movimientos. Después, empezaron los intentos con él mismo de primero, que concluyeron positivamente al segundo pegue. Caldwell también hizo algunos intentos de calentamiento antes de conseguir encadenar en top rope.

El primer día del año 2015 será recordado como el que los dos escaladores se metieron de lleno en la travesía que conforma la clave de la ruta. Tres largos consecutivos que se sitúan entre el 8c+ y el 9a, de los que el primero de ellos (The First Traverse) es el más duro y el que dio definitivamente al traste con el intento de 2010, cuando Tommy Caldwell no consiguió realizarlo con éxito.

De nuevo, Kevin Jorgeson fue como primero de cordada: «¡He encadenado el largo más duro de mi vida y el más duro del Dawn Wall!», anunciaba él mismo en su página de Facebook. A continuación, también Tommy Caldwell lo hacía: «El largo más duro ha sido encadenado por ambos esta noche. Estoy como el shock ahora mismo. La vía se está cobrando peaje en nuestras yemas, pues los dos estamos escalando con los dedos vendados, pero no parece que ello nos esté ralentizando demasiado. ¡Oh yeah!», decía en su caso.

Noticia publicada el 20 de diciembre de 2014

Ha llegado el momento de la verdad en el largamente perseguido proyecto del Dawn Wall para Tommy Caldwell y Kevin Jorgeson. Han sido seis años de intentos y trabajo extenuante en la vía en libre más dura del Capitan, en Yosemite. El mes pasado lograban encadenar los últimos largos duros que tenían pendientes (graduados como de 9a) y ya anunciaban que regresarían en diciembre para intentar un encadenamiento completo desde el suelo hasta arriba. Y en ello andan desde el domingo día 28. Si lo consiguen, habrán culminado la vía de largos más dura del mundo.

El plan de la cordada contempla una permanencia en pared de un par de semanas para que los dos puedan encadenar de forma consecutiva todos y cada uno de la treintena de largos que conforman la vía. Si alguno se cae en un largo, vuelve a la reunión para escalarlo de nuevo. Duermen en hamacas colgadas de la pared.

Ese mismo día 28 de diciembre por la tarde encadenaron los cinco primeros largos de la vía. Según su propia valoración: 7b, 7c+, 8a+, 7b y 7c, este último además en condiciones de mojado.

El segundo día de su aventura vertical, el lunes 29 de diciembre, «fue un día grande para nosotros», según la calificación del propio Kevin Jorgeson en su página de Facebook. «Encadenamos los largos del 6 al 9 en el transcurso de 10 horas; me rebenté dos yemas, lo que es una desgracia, pero por suerte los próximos largos 10 y 11 no son afilados», añadía.

La ascensión de Dawn Wall es una escalada absolutamente 2.0, que se puede seguir día a día a través de las redes sociales, en las que los propios protagonistas narran su evolución y cuentan los detalles del proyecto. En el largo 6 (8a+), ambos encadenaron al primer pegue, con Tommy Caldwell de primero y Kevin Jorgeson en top rope.

El largo 7 es el primero de una larga serie de largos cotados de 5.14 o lo que es lo mismo, de 8b+ o superior. Este 8b+ fue superado al segundo intento por Kevin Jorgeson y al primero por Tommy Caldwell. El afilado largo 8 (8b) exigió tres intentos a Caldwell y dos a Jorgeson, que terminaron el día con el largo 9 (8a+), a la segunda para Jorgeson y a la primera para Caldwell.

Teóricamente, habían planeado tomarse una primera jornada de descanso el tercer día de escalada, pero las previsiones de la llegada de un tiempo marcado por el frío riguroso y el fuerte viento les animaron a apurarse un poco y adelantar un día sus planes. «Así que decidimos pasar de la fatiga que llevábamos de los largos 1-9 y escalar igualmente», escribía Kevin Jorgeson. «El objetivo era simple: largo 10, 8b+«.

Él mismo describe ese largo que antecede la complicada travesía que conforma la clave de la ruta: «15 metros de cicatriz invisible protegida por siete ganchos consecutivos conduce a una sección de 6 metros permanentemente mojada tanto para ambas manos como pies. Después de un buen reposo en el que puedes secarte las manos y los pies, escalas 10 metros de terreno de 5.12 (séptimo grado). Todo ello lleva hasta el bloque clave, un invertido coronado por una travesía angustiosa y tensa hasta la cadena». Ambos necesitaron tres pegues para terminar encadenándolo.

Ahora sí pretenden tomarse ese merecido día de descanso antes de enfrentarse a los tremendos largos clave de la vía, las dos travesías que concentran cinco tiradas situadas entre los octavos altos y el 9a.


 
Comentarios
50 comentarios
  1. Pues sí, sólo un accidente (que no van a tener) o un buen marrón de tiempo (que parece que todavía no les va a llegar) les puede apartar de lograrlo. Impresionante.

  2. habemus viam!!! Me da, me da que estos coronan… o eso deseo. Algo así en la historia de la escalada es coconuto.

  3. Se denomina cordada en diferido. Jeje. Unos makinas estos dos. Escalar esas dificultades en el capitan. Chapo. Sin posibilidad de critica. Estan en otra dimension. Cuestionarlos desde el sofa de nuestras casas no tiene ningun sentido. Chavales a escalar. Que esta via habra que repetirla dentro de 10 años o mas…

  4. Asombrado, ¿eso lo has escrito en serio o en broma? Le lleva esa distancia virtualmente. Ellos van juntos, pero uno ya ha encadenado hasta un punto y el otro hasta más abajo. De esa distancia virtual hablan.

  5. Se llevaban 6 largos de distancia? O sea que van en cordadas separadas? Uf! Me pierdo en terminología. Encadenar en estilo cordada,…..pero en cordadas diferentes¿¿¿??? Deportivamente hablando, el encadenamiento de tanto largo duro me parece una pasada!, pero para ser exactos, cómo van a denominar este nuevo estilo?, encadenamiento en cordada eventual discontinua?. Qué fácil sería si no hubiese patrocinadores y medios metidos en esta historia!

  6. El proceso completo de 7 años de intentos, y la ascensión final que ahora están haciendo, es para quitarse el sombrero. Habrá que pedirles a los Reyes Magos el DVD de la peli, porque pasarán años hasta que veamos algo similar.

  7. Vaya pasada, menuda motivación hay que tener para estar ahí intentándolo un montón de días, escalando hasta de noche y en camiseta en pleno mes de enero…Una soberbia escalada.

  8. Grandes! Muy Grandes! Menuda foto, menuda plancha la del Wino Tower, uf, uf… barbaridad

  9. pues si es emocionante,lo que no es emocionante es picar la paret dels diables.

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.


 

 

 

 

Últimas noticias