Con la colaboración de BEAL

Reunión sobre anclajes fijos

Resulta sorprendente comprobar que, por muy básica y evidente que sea una maniobra, se siguen cometiendo graves errores, incluso por cordadas experimentadas, asegurando, reteniendo una caída, uniendo cuerdas y, especialmente, montando reuniones.

Autor: Roberto LLORENTE Profesor de Sputnik Climbing | No hay comentarios | Compartir:

Vamos a tratar de explicar, de forma sencilla y clara, cómo montar una reunión básica sobre dos buenos anclajes fijos.

Llegamos a la reunión. Comprobamos que los dos anclajes se encuentran en buenas condiciones y que no hará falta añadir más elementos (friends, puentes de roca, fisureros…). Nos cercioramos de que las tuercas o los tornillos estén bien enroscados y de que las chapas no se mueven.

Pasamos una cinta exprés (en este caso un modelo Zest de Beal de 17 cm) por una de las argollas de la reunión y mosquetoneamos la cuerda, como si se tratara de un seguro más. Hemos usado la polivalente cuerda Beal Karma de 9,8 mm y 70 metros.

Usaremos la argolla que ha quedado libre para pasar el mosquetón de nuestro cabo de anclaje (un anillo Dynaloop Beal de 60 cm y 8,3 mm de diámetro). Cerramos la rosca del mosquetón. Los anillos Dynaloop cuentan con el valor añadido de que están confeccionados con cuerda dinámica.

Podemos colgarnos del cabo para estar más cómodos. Ponemos un mosquetón de rosca en cada argolla (por detrás de la cinta exprés y por detrás del mosquetón del cabo de anclaje).

Pasaremos el anillo que llevamos para montar la reunión por los dos mosquetones de seguro de las argollas. Cerramos las roscas de los mosquetones (dos HMS de Beal modelo Be Safe Screw).

Comenzamos a confeccionar el triángulo de fuerzas con el anillo (en este caso un Beal Dynaloop de cuerda dinámica de 8,3 mm de diámetro y 120 cm de longitud).

Hemos optado por un sencillo triángulo bloqueado con nudo de gaza. Intentaremos, en la medida de lo posible, que la tensión se reparta equitativamente en los dos anclajes (pensad en la dirección de la fuerza si se produce una caída del segundo de cuerda).

Nos reaseguramos con la cuerda con un ballestrinque (valdría también una gaza simple o una gaza de ocho) en uno de los mosquetones de seguro del triángulo (en el anclaje contrario al que hemos mosquetoneado el cabo de anclaje). Retiramos la cinta exprés.

Comprobamos que las roscas están cerradas. Avisamos al compañero de que la reunión está lista, esperamos que nos libere de su asegurador y recogemos la cuerda. Solo hacemos esto una vez que estamos asegurados de dos puntos (cabo de anclaje y cuerda).

Colocamos el asegurador –en este caso una cesta Air Force 3 de Beal, compatible con todas las cuerdas y capaz de asegurar y bloquear de forma independiente a uno o dos segundos– en el punto central de la reunión.

Pasamos la cuerda por el asegurador y comprobamos de nuevo las roscas de los mosquetones que hemos usado para la cesta (dos HMS de Beal: un Be Lock Screw y un Be Lock 3 Matic).

Comprobamos todos los elementos (roscas de mosquetones, la cuerda pasada por el asegurador…) y avisamos al compañero de que puede comenzar a subir.


 
Lecturas relacionadas
Desnivel nº 411. Especial Riglos

Desnivel nº 411

En este número recorremos la historia de los mallos de Riglos. Pasado,…

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.