OPINIÓN

Notas para un manifiesto: contra el intervencionismo en el nombre de las vías

El escalador y escritor Gonzalo Pernas expone en este texto su rechazo a la propuesta presentada por un club de apelar a los equipadores para que los nombres que escojan para las vías de escalada se alineen con los valores del deporte y la inclusión.

Curro González escalando la vía "Porno duro" (6c), en Patones Pueblo. Foto: Óscar Nieto / sobreescalada.com
Curro González escalando la vía «Porno duro» (6c), en Patones Pueblo. Foto: Óscar Nieto / sobreescalada.com
Gonzalo Pernas Frías | 28 comentarios |

«No necesitamos que nos muestren el camino a casa, ya lo conocemos». La frase no es mía, sino del estribillo de una canción de Tina Turner, pero sirve para contestar al manifiesto promovido por el compostelano club Inclube, que pretende intervenir el patrimonio inmaterial de la escalada para que todo suene grisáceamente bien, y plantea, sin complejos, “modificar para siempre la manera en que la comunidad escaladora concibe y nombra sus vías”.

La montaña es nuestro último reducto de libertad, y no vamos a permitir que la cultura de la cancelación penetre en ella para adulterar nuestra propia historia. Los nombres de vía configuran una literatura autónoma, debiéndose únicamente a sus propios contextos, así que no necesitamos ningún libro de estilo en nuestro universo de intemperie y roca. No necesitamos ideología.

Si hasta finales de los setenta se estilaban los acrónimos de clubes, los apellidos de los aperturistas con guion —siguiendo la tradición alpina— o las referencias directas a la geografía física, los cambios sociales del país abren una veda de creatividad y rebeldía. Van constituyéndose grupos informales de escaladores, de los Piratas de Montserrat a los U.B.S.A. de La Pedriza, entre otras cuadrillas no menos interesantes. Ocurre lo mismo en escuelas menos icónicas, que también han forjado sus propios mitos, leyendas e historias para no dormir. No se puede pedir que toda esa narrativa sea políticamente correcta, de la misma forma que no se puede “descolonizar” el Museo del Prado ni reescribir canciones de rock por no haber envejecido de la mejor manera. No necesitamos un aparato censor que nadie ha reclamado y que habla de “sólo el primer paso”. Por si alguien lo dudaba, el siguiente es el revisionismo.

Nuestra cultura se transmite de generación en generación sin obligación de “adaptarse a los tiempos actuales” ni de sonar forzadamente inclusiva, reflejar valores homologados o cosas por el estilo. No necesitamos un relato institucional que nos ate en corto, especialmente cuando no existe una realidad que justifique este tipo de injerencias paternalistas. Todos conocemos algunos nombres soeces de vías míticas, intencionadamente rebelados contra el buen gusto de la época. Por el contrario, las sonoridades ofensivas para los nebulosos colectivos que evoca Inclube son realmente excepcionales; no terminan de justificar la necesidad de una policía puritana en nuestro ambiente. En todo caso, el club gallego siempre podría funcionar como una de esas tantas asociaciones denunciantes de esto y lo otro, y señalar lo que desease. Sería lo mejor, porque la comunidad escaladora, si es que algo así existe, no le debe nada.

Nadie debería poner las manos en nomenclaturas de escalada sobre las que no tiene ningún derecho ni —lo que es igual de inaceptable— establecer un consenso artificial al respecto. Ninguna grand course ni recorrido de envergadura tuvo nunca un nombre melifluo ni hubo de plegarse a ningún marco de normatividad; no en el mundo libre, desde luego. Tenemos nuestras propias mitologías y anecdotarios y no necesitamos carnets de partido, sino seguir explorando toda esa Naturaleza sin molestar ni ser molestados. Ya se sabe que el infierno está empedrado de buenas intenciones, pero los empedrados son para las ciudades y sus ágoras, y en ningún caso para los vivacs o los pies de vía; espacios en los que ningún tipo de ingeniería social tiene ni tendrá nunca ningún dominio. Ni necesitamos que nos mostréis el camino a casa ni os lo hemos pedido. Lo conocemos perfectamente.

Lecturas relacionadas
Comentarios
28 comentarios
  1. Sencillo: ¿el equipador quiere cambiar el nombre? Lo cambia.
    ¿Que no? Pues nada.

    Y ojo, que a mi me violentan y me repugnan bastantes nombres, pero las vías no las he abierto yo así que…

    Por lo que no paso es por tragar con la historia de que si la ideología o que si cultura de la cancelación, que si woke ni p****s.

    Ese no es el asunto y un discurso así también forma parte de una ideología. Toda opinión es política, ninguna es equidistante.

  2. Mucho escalador urbanita de pastel. Libertad !!!! . Castrati hacéroslo Mirar

  3. Ten cuidado Alberto, el presente ya es pasado. Quizás tus ideologías dentro de no mucho tiempo serán anticuadas, y la gente te mirará como tú nos ves ahora a nosotros…. Esos nombres y algo más son algunas de las cosas que a ti te hacen mirar el futuro de otra manera. Gracias a todos nosotros tu puedes perder tu tiempo ahora escribiendo estos mensajitos …. Aprende, callate, y hazlo mejor que la generación que te precedió….si es que puedes… 😉

  4. Joder , menos mal que leo algo con sentido común.Menuda gilipollez la propuesta esa de renovar nombres de vias por "ofensivas"( ya lo comenté previamente ).Si no te gustan te aguantas , respeta el trabajo y la voluntad de quienes abrieron esas vías . Tanta gente con piel fina que además no conocen el contexto de muchas de esas vías. Sres , váyanse a Parla a tomarla y beban su puritanismo y estrechez mental. Hasta los mismismos de tanta estupidez , falso buenismo , y de regulación sin pensamiento…es más , espero que venga una ola de nombres de vias super ofensivas para este personal castrador. Esos que se arropan en la libertad de expresión cuando les interesa y nos dicen a los demás lo que podemos decir o no, como nombra vías , y lo que es correcto o no,no te jode. Seguro que esos de la propuesta pillan pasta de algún lado por castrar a lo demás.

  5. Llámale como quieras: Nombres de vía homófobos, racistas, sexistas o xenófobos no deberían de formar parte de ninguna cultura.

    Si en el pasado nos equivocamos siempre podemos corregirlo.

  6. Gonzalo Pernas no ha defendido ningún nombre de vía en particular. Los ha defendido a todos en general, como posibilidad, frente a los inquisidores más vocacionales de nuestro colectivo. Si existe una cosa tal que pueda llamarse propiamente "los valores de la escalada", cosa que en todo caso resulta harto indefinida, yo diría que todavía está más cerca de la libertad que apuntala Gonzalo Pernas que del griterío de los ofendiditos. Y si ya no lo está, más nos valdría que vuelva a estarlo.

  7. La "cultura" que el autor quiere defender son nombres de vía como los de abajo. Otros como él se asustan con la igualdad y tiemblan cuando retiran nombres franquistas de las calles. Defender como cultura los exabruptos testosterónicos de adolescentes descerebrados es estirar mucho el concepto.

    ESTRANGULAPOLLAS
    EL CHOCHO DEL AÑO '88
    GAIOLA ENGAIOLADA
    EL JUGUETE DE LAS NIÑAS
    CHOCHETE CHUPETE
    EL CHOCHÍN
    LA PELADITA
    NO TE PASES QUE CHUPAS
    DESAHOGO MAÑANERO

  8. Es vergonzoso en la época que estamos viviendo, que por cualquier cosa se ofende el personal. Dejar un reductor de libertad y que cada cual haga lo que le dé la gana.

    L I B E R T A D.

  9. Totalmente de acuerdo. Todo el mundo es libre de tener opinión sobre cualquier cosa. Imponer lo que se cree correcto es algo muy distinto. Desgraciadamente hay una larga historia de ello. Y el último lugar donde quisiera ver eso es enmedio de la montaña, en donde algún personaje ha querido dar el nombre que le ha dado la gana a un trozo de pared adonde le ha dado por subirse.

Deja una respuesta

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.