OPINIÓN

Notas para un manifiesto: contra el intervencionismo en el nombre de las vías

El escalador y escritor Gonzalo Pernas expone en este texto su rechazo a la propuesta presentada por un club de apelar a los equipadores para que los nombres que escojan para las vías de escalada se alineen con los valores del deporte y la inclusión.

Curro González escalando la vía "Porno duro" (6c), en Patones Pueblo. Foto: Óscar Nieto / sobreescalada.com
Curro González escalando la vía «Porno duro» (6c), en Patones Pueblo. Foto: Óscar Nieto / sobreescalada.com
Gonzalo Pernas Frías | 28 comentarios |

«No necesitamos que nos muestren el camino a casa, ya lo conocemos». La frase no es mía, sino del estribillo de una canción de Tina Turner, pero sirve para contestar al manifiesto promovido por el compostelano club Inclube, que pretende intervenir el patrimonio inmaterial de la escalada para que todo suene grisáceamente bien, y plantea, sin complejos, “modificar para siempre la manera en que la comunidad escaladora concibe y nombra sus vías”.

La montaña es nuestro último reducto de libertad, y no vamos a permitir que la cultura de la cancelación penetre en ella para adulterar nuestra propia historia. Los nombres de vía configuran una literatura autónoma, debiéndose únicamente a sus propios contextos, así que no necesitamos ningún libro de estilo en nuestro universo de intemperie y roca. No necesitamos ideología.

Si hasta finales de los setenta se estilaban los acrónimos de clubes, los apellidos de los aperturistas con guion —siguiendo la tradición alpina— o las referencias directas a la geografía física, los cambios sociales del país abren una veda de creatividad y rebeldía. Van constituyéndose grupos informales de escaladores, de los Piratas de Montserrat a los U.B.S.A. de La Pedriza, entre otras cuadrillas no menos interesantes. Ocurre lo mismo en escuelas menos icónicas, que también han forjado sus propios mitos, leyendas e historias para no dormir. No se puede pedir que toda esa narrativa sea políticamente correcta, de la misma forma que no se puede “descolonizar” el Museo del Prado ni reescribir canciones de rock por no haber envejecido de la mejor manera. No necesitamos un aparato censor que nadie ha reclamado y que habla de “sólo el primer paso”. Por si alguien lo dudaba, el siguiente es el revisionismo.

Nuestra cultura se transmite de generación en generación sin obligación de “adaptarse a los tiempos actuales” ni de sonar forzadamente inclusiva, reflejar valores homologados o cosas por el estilo. No necesitamos un relato institucional que nos ate en corto, especialmente cuando no existe una realidad que justifique este tipo de injerencias paternalistas. Todos conocemos algunos nombres soeces de vías míticas, intencionadamente rebelados contra el buen gusto de la época. Por el contrario, las sonoridades ofensivas para los nebulosos colectivos que evoca Inclube son realmente excepcionales; no terminan de justificar la necesidad de una policía puritana en nuestro ambiente. En todo caso, el club gallego siempre podría funcionar como una de esas tantas asociaciones denunciantes de esto y lo otro, y señalar lo que desease. Sería lo mejor, porque la comunidad escaladora, si es que algo así existe, no le debe nada.

Nadie debería poner las manos en nomenclaturas de escalada sobre las que no tiene ningún derecho ni —lo que es igual de inaceptable— establecer un consenso artificial al respecto. Ninguna grand course ni recorrido de envergadura tuvo nunca un nombre melifluo ni hubo de plegarse a ningún marco de normatividad; no en el mundo libre, desde luego. Tenemos nuestras propias mitologías y anecdotarios y no necesitamos carnets de partido, sino seguir explorando toda esa Naturaleza sin molestar ni ser molestados. Ya se sabe que el infierno está empedrado de buenas intenciones, pero los empedrados son para las ciudades y sus ágoras, y en ningún caso para los vivacs o los pies de vía; espacios en los que ningún tipo de ingeniería social tiene ni tendrá nunca ningún dominio. Ni necesitamos que nos mostréis el camino a casa ni os lo hemos pedido. Lo conocemos perfectamente.

Lecturas relacionadas
Comentarios
28 comentarios
  1. Rizando el rizo de la ironía, hay aquí un montón de señores que están llamando “ofendiditos” a otras personas y que, al mismo tiempo, están notoriamente OFENDIDOS por una propuesta de esas personas 😂

    Qué país…

  2. A ver, desde la calma, que rápido nos ponemos los guantes de boxeo, yo creo que el revisionismo como le dijo el fariseo del Felipe a la OTAN… en principio, no. Pero podría entenderlo, en casos muy puntuales. Que algo sea soez, pues es más o menos interpretable y personalmente no me parece razón para renombrar una vía, salvo que el aperturista así lo considere. Que sea ofensivo o denigrante se puede valorar de una forma más objetiva y en ese caso creo se puede debatir. Vaya por delante que recuerdo gran cantidad de nombres de vías y ninguna que sea ofensiva hacia un colectivo, pero tampoco creo que el racismo, el machismo, la xenofobia deban tener cabida. Tolerar la intolerancia, es un debate complejo.También creo que ahora que el colectivo es más amplio y más heterogéneo, esto puede crear un efecto rebote y ser peor el remedio que la enfermedad.

  3. En la mayoría de los comentarios no entiendo lo que se quiere decir, a dónde se quiere llegar. Ninguna argumentación seria. Intento comprender, pero las estructuras sintácticas de lo escrito son enigmáticas, y me parece descubrir que una mala gramática es el reflejo de una mente caótica. En mi opinión las redes sociales han acabado con la democracia. Creíamos, ingenuamente, que los seres humanos teníamos el derecho a expresarnos con libertad. Sin embargo, parece que no hay nada que decir porque no hay nada que expresar.

  4. Yago por tu comentario entiendo que la pregunta te la haces a ti mismo o no te consideras la fracción menos garrula? quizás el criterio de garrulismo es otro pero me parece entrever que para ti garrulo es el que disiente de tus opiniones, que deben parecerte muy evolucionadas, bueno te explicaré que por lo poco que veo creo que tus opiniones son más viejas que la tos y estaban más que superadas pero está visto que la historia es cíclica, y considero que no debe existir el racismo, la homofobia o el machismo pero no por reescribir la historia sino porque desaparezcan

  5. Ufff que pereza contestar a las pobres víctimas del eter, y yo creo que deberíamos también reescribir todos los libros de la historia para que no ofendan y en las películas que haya sangre cambiarla por cerveza sin. Me hacen gracia los modernos tolerantes que dicen no se puede ser no racista o no se puede apolítico, solo racista o antirracista, solo de derechas o de izquierdas. Conmigo o contra mi, pues sabed jóvenes progres new wave que eso lo inventó el fascismo hace mucho y salió como el mismisimo culo, así que un poco de relax, respeto y comprensión por lo que hay antes de "arreglarlo".

  6. Estás insultando yago?? No se si sentirme ofendido y pedirles a los moderadores que retiren tu comentario….

    Joder…que me estoy convirtiendo en uno de ellos sin darme cuenta ….jajajajaja…

    P.D. También las hubo en contra…. Deberías releer todos los comentarios… 😉

  7. A la fracción menos garrula, ¿no os llama la atención que no haya comentarios de chicas? ¿O es que hoy se celebra el día de nos-chupamos-las-pollas-pero-sin-mariconadas? (El otro día hubo un par, a favor de la propuesta)
    En todo caso, si estas noticias le hacen pensar a alguien, ya habrán servido de algo…

  8. Luis, ¿Desvariar? ¿Mezclar temas? Claro, como hasta ahora el nivel de discusión es tan homogéneo, no hay desvaríos y no se han mezclado temas. Todo muy constructivo, seguro que de estos diálogos se llega a un consenso.


 

Últimas noticias


 

 

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.