4 HORAS 39 MINUTOS

Nick Ehman rebaja en una hora el récord de Alex Honnold en ‘The nose’

El miembro del grupo de rescate de Yosemite escala la vía en 4h39’, mejorando una marca (5h49’) que ya había cumplido trece años de historia. Realizó la ascensión con cuerda aunque solo se aseguró en algunos tramos.

Nick Ehman en 'The Nose' (Foto: Tom Evans/ElCap Report).
Nick Ehman en ‘The Nose’ (Foto: Tom Evans/ElCap Report).
| 1 comentario |

Nick Ehman no es un escalador profesional ni un asiduo de las noticias de escalada. A sus 28 años, lleva tres formando parte del equipo de búsqueda y rescate (SAR) de Yosemite y la semana pasada convirtió su obsesión por la mítica The nose en un nuevo récord de velocidad. Completó el recorrido en 4 horas y 39 minutos, lo que significa recortar una hora y diez minutos los 5h49’ de Alex Honnold en 2010, que era la mejor marca hasta ahora.

Según contaba el cronista de El Capitan, Tom Evans en su blog El Cap Report, Nick Ehman no avisó de que iba a lanzar un intento de récord de The Nose. Quienes le conocen, sabían que había escalado la vía más de treinta veces, y que ya había estado unas quince veces en ella este mismo año. El récord de velocidad le rondaba por la cabeza, pero no iba expresamente a por él aquel día.

De hecho, tal como ha explicado él mismo posteriormente, se dirigió a The Nose para disfrutar de un nuevo día de escalada en su vía favorita. A medida que iba ganando metros, se daba cuenta de que estaba escalando con un flow especial y se sentía fuerte y seguro. Así que la idea fue tomando cuerpo en su mente progresivamente.

Nick Ehman en 'The Nose' (Foto: Tom Evans/ElCap Report).
Nick Ehman en ‘The Nose’ (Foto: Tom Evans/ElCap Report).

Como equipaje, Nick Ehman apenas cargaba una cuerda de 25 metros, suficiente para aplicar su estilo mixto de escalada en solo integral, libre y artificial. No realizó autoaseguramientos estrictos, sino que ya había perfeccionado una técnica para fijarse en corto en algunos puntos y poder liberar la cuerda sin tener que descender de nuevo. De todos modos, tampoco lo hizo demasiadas veces y cubrió buena parte del recorrido en solo integral. Tampoco llevó nada de agua ni comida.

Esa ligereza (Alex Honnold llevó una cuerda de 60 metros) fue clave para Ehman, quien desveló posteriormente que esa fue la razón para elegir la variante por la Jardine Traverse en lugar del King Swing. Ambas variantes significan aproximadamente el mismo tiempo de escalada.

Un récord con pocos pretendientes

El récord absoluto de velocidad en The nose corresponde a una escalada en cordada. Alex Honnold lo sigue manteniendo, con su ascensión de 2018 junto con Tommy Caldwell en que pararon el crono en 1h58’07”. Comparándolo con las muchas cordadas que se han sucedido en el palmarés del récord absoluto, son pocos los escaladores que figuran en la lista del récord individual.

El primero en lograrlo fue Steve Schneider, quien escaló The nose en 21h22’ en 1989. Hans Florine lo sucedió en 1993, y dejó la marca en 14h10’. Antes de acabar el siglo, Dean Potter también inscribió su nombre en una lista bien exclusiva, con sus 12h59’ de 1999. Pasaron más de diez años hasta que Alex Honnold realizó su propio récord en 2010, en el contexto de una doble ascensión de récord que incluó The Nose y la Northwest Face del Half Dome.

Nick Ehman en 'The Nose' (Foto: Tom Evans/ElCap Report).
Nick Ehman en ‘The Nose’ (Foto: Tom Evans/ElCap Report).

Comentarios
1 comentario
  1. Ya no es lo interesante disfrutar o aventurarse asumiendo el riesgo que entrañan las bellezas de las montañas. Ahora prima batir récords y competir. Es la decadencia del sistema.

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.