Mochilas para escalada deportiva: qué las diferencia

Hace sólo unos años ni siquiera existían las mochilas específicamente diseñadas para la escalada deportiva, pero hoy en día el mercado ofrece muchos modelos que se adaptan plenamente a nuestras necesidades. Vemos aquí sus ventajas y lo que las diferencia del resto de mochilas concebidas para deportes de montaña.

Autor: Eva Martos. | Autor: | No hay comentarios | Compartir:
Mochilas para escalar.
Mochilas para escalar.   Damiano Levati/ The North Face

La evolución de los productos de montaña sigue dos corrientes principales. Por un lado están los productos que buscan la mayor polivalencia posible, es decir, que sean útiles en distintos tipos de actividad, sin limitarse a un solo campo.

Y por otro lado está la búsqueda de la especialización, con modelos que se adaptan a unas determinadas exigencias para facilitar todo lo posible los requisitos de una actividad concreta.

Esto mismo ocurre en el campo de las mochilas para deportes outdoor, donde podemos encontrar mochilas “para todo” que darán la talla tanto si vamos a caminar, a escalar o a hacer alpinismo –con sus limitaciones en función de la actividad escogida– y vemos igualmente modelos con características y detalles específicos que sólo serán de utilidad bien si vas a hacer trekking, o escalada en hielo, o escalada en pared, o alpinismo, o deportiva…

Mochilas de deportiva: qué las diferencia

Ante el innegable aumento de los aficionados a la escalada deportiva en la última década, y dado que los fabricantes nunca dejan pasar una oportunidad de negocio, hemos visto cómo han proliferado las mochilas específicamente ideadas para escalada deportiva.

Su objetivo no es el de caminar largas horas con ellas, por lo que elementos como un buen acolchado en hombreras o un sistema de espalda transpirable quedan relegados a un segundo plano. Con todo, pocas prescinden por completo de un ligero acolchado y sobre todo de un cinturón –aunque sea minimalista– que te permita descargar en las piernas parte del peso de la mochila, fundamental para proteger tu espalda.

Lo que prima en estas mochilas es que tenga capacidad para el material que vamos a necesitar en una jornada de escalada (cuerda, unas 12-14 cintas exprés y material de aseguramiento, arnés, pies de gato, bolsa de magnesio, algo de ropa, comida y agua), lo que suele entrar en un volumen de entre 30 y 40 litros. Hay modelos que reducen esta capacidad (y por tanto también el peso de la mochila, ganando en movilidad y polivalencia) mediante la inclusión de una cinta específica en la parte superior de la mochila ideada para transportar la cuerda fuera, una opción a considerar pero que no a todo el mundo satisface.

Otra de las cualidades de estas mochilas es su facilidad de acceso. Por este motivo la mayoría opta por amplias cremalleras –bien en el centro o más habitualmente en forma de “U”– como método de acceso rápido y sencillo.

Es sin duda una opción cómoda y funcional, que te permite acceder a todo el contenido con un solo movimiento, sin embargo, las cremalleras suelen ser elementos débiles y es muy probable que, después de un uso intensivo, sea por donde primero muera la mochila.

Asegúrate por tanto en primer lugar de que la cremallera que incluye la mochila es de buena calidad, y presta especial atención a su cuidado, evitando que le entre tierra o sufra roces abrasivos. Su forma suele ser más rectangular y por tanto menos ergonómica que el de las mochilas destinadas al trekking, respondiendo de igual modo a la ventaja que esta estructura aporta en cuanto a organización (pues se utilizan a modo de “caja” cuando están abiertas) y a facilidad de acceso.

Tampoco ofrecen la posibilidad de regular hombreras, o de mochilas adaptadas a la morfología masculina y femenina, como ocurre con otros modelos más versátiles.

La inclusión de anillos portamaterial o bucles en el interior de la mochila, donde se pueda colgar por ejemplo las cintas exprés o el dispositivo asegurador, es otro elemento que incorporan algunas de estas mochilas, especialmente valorado por los más ordenados.

Igualmente incorporan bolsillos exteriores que aumentan su capacidad –por lo general de malla– y algún bolsillo pequeño con cremallera para llevar bien protegidos los objetos pequeños más valiosos, como las llaves o el móvil.

Algunas mochilas ideadas para escalada deportiva incluyen adicionalmente una funda para cuerda integrada, con lo que tenemos un híbrido entre mochila y bolsa para cuerda. Esta opción resta capacidad interna pero tiene la evidente ventaja de disponer de esta protección para la cuerda cuando te pones a escalar.

Fundas y bolsas para cuerdas

La función de las fundas para cuerda es evitar que se llenen de tierra cuando las estás usando, lo que, además de ensuciarlas, puede afectar negativamente a los tratamientos que incorpora.

Estas fundas pueden ser simplemente una pieza de tejido sintético que se enrolla y se lleva en el interior de la mochila, o pueden incluir además un sistema de transporte mediante asa, bandolera u hombreras, para llevarlas cómodamente hasta el sector, o de una vía a otra.  Los modelos con hombreras suelen tener algo de capacidad extra para que entre alguna otra pieza de material o una botella de agua.

No hay que confundir en todo caso estas bolsas para cuerda con las mochilas, puesto que su resistencia es inferior. Por mucho que tengan capacidad, si las cargamos con un peso excesivo acabarán rompiéndose bien por la cremallera o por la unión con las cintas de transporte.

Si quieres que la cuerda te dure y sobre todo que mantenga intactas sus propiedades (protegiendo con ello tu vida), es fundamental cuidarlas adecuadamente, tanto durante su uso como durante su transporte y almacenamiento en casa.


 
Lecturas relacionadas
Revista Desnivel nº 391. Enero 2018

Desnivel nº 391

En este número: Escaladas en el Sahara: Hoggar. El Rey Pirenaico: Pic …

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.