ENTREVISTA

Marco Jubes, trabajador de la escalada a tiempo completo

Encarna la máxima polivalencia en este deporte: participa en pruebas de Copa del Mundo de Búlder y de Dificultad, ha comenzado a equipar competiciones nacionales, escala vías largas de roca y también en terreno de aventura e incluso planifica entrenamientos personalizados en la sala de escalada en la que trabaja.

Autor: Isaac Fernández / Desnivel.com | 6 comentarios | Compartir:
Marco Jubes  ((c)Darío Rodríguez / Desnivel)
Marco Jubes

Marco Jubes es un ejemplo de polivalencia en la escalada, llevando su personalidad modesta y tranquila a todos los ámbitos imaginables. Este año ha sido el mejor de los representantes de la selección española en la Copa del Mundo de Búlder y ya se prepara para la temporada de Copa del Mundo de Dificultad, ha debutado como equipador de una de las pruebas de la Copa de España de Escalada en Bloque, se ha subido al podio en el Campeonato de España de Dificultad y ya planea su próximo viaje a Dolomitas con Víctor Esteller para repetir algunas vías largas. Los proyectos de aperturas en terreno de aventura, como en sus anhelados tepuys de Venezuela, la tierra que lo vio nacer antes de mudarse a Barcelona.

Además de toda esta actividad deportiva, se gana la vida trabajando en una sala de escalada, equipando líneas para los usuarios y planificando entrenamientos personalizados… toda una vida alrededor de la escalada. Hablamos con él durante la prueba de la Copa de España de Escalada en Bloque de Reus (Tarragona), en la que hizo de equipador en un equipo en el que también figuraban Helena Alemán y Félix Obradó.

«Como equipador, me hacía ilusión intentar introducir aquí lo que veo en las compes internacionales»

Haces de equipador en esta compe, ¿cuál es tu experiencia como equipador?
Como equipador ya había hecho algunas compes, pero no nacionales, nacionales tuteladas. Esta me hacía más ilusión porque últimamente estoy siendo más frecuente en el circuito internacional de competiciones y me hacía ilusión intentar introducir aquí lo que veo afuera. Porque creo que este es uno de los fallos que tenemos como federación: la falta de la variación de los volúmenes o de gestualidades sobre la escalada. A mí, como escalador y como equipador, me llena también crear estas cosas para que luego en un futuro se hagan.

Al salir a competir fuera, ¿tú te has encontrado con esa diferencia?
Exacto, porque llegas afuera y dices «¿cómo se hace esto?». También hay otro aspecto, que es culpa del escalador y la mala manera que tenemos de ver una placa, que para nosotros es una escalada fea, sin nivel. Y lo que luego pasa es que en competiciones internacionales -y más en búlder-, en muchos de los bloques que se hacen en clasificatorias y en semifinales existe la placa. La placa son bloques técnicos, difíciles y que igualmente hay que hacer. Aquí, en las estructuras que tenemos, no existe la placa, y es algo que hay que introducir. Es un problema del que hay que darse cuenta y creo que se tiene que introducir.

«Aquí no tenemos placa ni gestualidad, y creo que se tienen que introducir»

Realmente, se nota que has pensado mucho en este tema, que te ha ocupado a la hora de equipar, ¿no?
Sí, me ocupa y me preocupa. Y ya no es para mí, sino para las generaciones siguientes. Ves gente muy, muy fuerte, chicos jóvenes o incluso de tu misma selección, y piensas «¿pero cómo es posible que no se muevan por acá?». Y es simplemente la gestualidad, no la fuerza; es un aspecto que ya es preocupante.


 

¿Crees que se puede cambiar? ¿Y cómo? Porque en el circuito de Copa de España en que cada competición está organizada de forma diferente y con sistema de competición diferente…
Claro, es que hay varios aspectos que se pueden cambiar: el rocódromo, la estructura en la que podemos hacer las competiciones, el equipador y las presas de escalada. Si tú me pones presas en malas condiciones, te equiparé cosas malas, por bueno que pueda ser. Hay que intentar tener buen material para poder hacer cosas buenas. Si nos limitamos -que es lo que nos pasa a nuestra federación- a hacer solamente una cosa, estamos limitando a nuestros deportistas. Yo mismo me hice unos volúmenes propios de madera, de los que tengo once, y me los traje a la competición para usarlos, y esto ya da más juego. Son cosas que me hice yo porque es algo que también me gusta y lo veo para un futuro. Pero si no nos expandimos en esta dirección, vamos a seguir metiendo regletas o algún romillo de mano cerrada, pero no gestualidades. Las gestualidades las perdemos.

O sea que te has llegado a construir tú tus propios volúmenes para poder entrenar y para poder traerlos aquí también…
Sí, lo hago porque me parece que es algo bonito visualmente y aparte porque también ganas en gestualidad; ves cosas más acrobáticas, no es algo que sea sólo físico. Y esto da más juego en una competición, más espectáculo.

¿Crees que a los competidores también les gusta?
Yo creo que sí, porque es algo nuevo. Hay gente que se podrá quejar en el aspecto de que no sabe cómo moverse, pero al final caen en la cuenta de que es necesario aprender. Y creo que hay muchos que lo tienen claro.

«No me siento el más fuerte de la selección, pero tengo mejores resultados, sólo por utilizar mejor la gestualidad»

Comentabas que todo esto lo sacas de tu experiencia en competiciones internacionales, ¿cómo están yendo este año?
Sí, claro, todas estas cosas las saco de las conclusiones de las pruebas de la Copa del Mundo, por así decirlo. Han ido bien y mal a la vez: bien, porque físicamente me siento muy bien, he entrenado y la verdad que de forma física me siento súper bien; pero mal porque no he pasado a semifinales. Pero bueno, no pasa nada porque ahora es muy difícil pasar a una semifinal; hay gente de muy alto nivel, competidores que incluso han ganado pruebas de la Copa del Mundo, que no llegan a pasar a las finales. Es bastante curioso, si te fijas te das cuenta que, algunos de los finalistas de las últimas competiciones no han entrado ni tan siquiera en las semifinales en la siguiente competición. Se han quedado muy afuera. Incluso estadísticamente: hay 80 personas participando y pasan 20; ya por aquí es difícil. El mismo Adam Ondra estuvo a punto de quedarse fuera por un pequeño error. No puedes tener errores, tienes que hacerlo bien. En el aspecto personal, siento que aún me falta pulirme en estas cosas de hacerlo bien al primer intento y gestualmente aprender siempre más. No me siento físicamente el más fuerte de la selección, pero tengo mejores resultados, simplemente porque la gestualidad la utilizo mejor, creo yo.

¿Todavía tienes más pruebas por delante?
Ahora toca el ciclo de cuerda, porque también me dedico a la dificultad, y quedaría solamente el Campeonato del Mundo de Bloque, que es en Munich. A este sí quiero dedicarme con fuerza. Intento ver cuáles son los puntos que me hacen falta y trabajarlos.

¿Cuáles son tus objetivos en las compes de este año, a nivel de resultados?
Mi objetivo es entrar entre los diez primeros. Una buena expectativa sería hacer una final, que sería ideal, pero un buen objetivo sería estar entre los diez primeros.

«El año pasado me quedé a cuatro presas de una final de Copa del Mundo y este año he entrenado para que no me queden esas cuatro presas»

Comentabas que te sientes bien entrenado, ¿cómo ha sido tu entrenamiento de este año?
El año pasado, en alguna compe de la Copa del Mundo de Dificultad, quedé el 16, que no está mal. Pero puestos a mirar, me quedé a cuatro presas de pasar a la final. Y pienso que cuatro presas son posibles y me dije que este año no iba a dejar que me quedaran esas cuatro presas. Desde noviembre he intentado hacerme un entrenamiento, un ciclo programado, y cumplirlo bastante al pie de la letra. Hay que ver cómo va a ir la temporada, pero realmente me siento bien.

¿Es el año en el que has trabajado más planificado y con más margen de tiempo?
No, no, hubo una época en que entrené con Ramon Julián y durante dos años entrené bastante programado y bastante metódico, en distintos ciclos, porque me dedicaba sólo a eso. Ahora he podido organizarme mejor y he podido plantearme un nuevo entrenamiento con pies y cabeza, que llevaba desde 2009 sin poder centrarme así.

¿Eres profesional de la escalada?
Profesional por ganar dinero no soy. Aunque profesional sí soy en el sentido de que me dedico mucho al deporte de la escalada y tengo buenos resultados en competiciones nacionales. Lo que pasa es que no puedo vivir de eso y trabajo en una sala de escalada de Barcelona que se llama Deu Dits y que está dedicada más al bloque. Hago de routesetter y un poco de mantenimiento y también hago entrenamientos personalizados. Luego, en verano, también hago la campaña forestal de bombero.

«La roca son pequeños chequeos que te haces dentro de tu nivel»

Aparte de toda tu actividad como equipador, competidor, tu trabajo en la sala, ¿qué parte ocupa la roca en tu vida?
La roca ocupa una parte importante. La roca son pequeños chequeos que te haces dentro de tu nivel. Además, te da mucha gestualidad, que es algo que no podemos hacer indoor. Con la gestualidad de la roca aprendes a moverte bien, como se va moviendo la roca, y para mí es muy importante. Lo que pasa es que cuando estás en ciclo de competiciones, la vas dejando un poco apartada. Si pudiera, iría cada día, pero por el trabajo no puedo. Es un momento y un lugar muy importante para mí. Este año incluso, antes de que vinieran las competiciones, estuve yendo cada fin de semana a la roca y me salieron unos objetivos muy buenos: hice mis primeros dos 8b+ a vista y después hice tres 8b a vista.

¿En qué vías fueron?
Los nombres no los recuerdo, porque soy un poco hippy en ese aspecto, pero fueron en Montserrat, Margalef y Santa Linya.

«He hecho 8c+ y lo hice al tercer intento. Me gusta más escalar a vista»

¿Esas son las escuelas en las que más te mueves?
Sí, por proximidad y porque la gente se iba moviendo por ahí y yo también iba. Me gusta más escalar a vista, es algo que me llena bastante y no estoy todo el día en una sola cosa.

¿Cuál es tu máximo grado encadenado ensayado?
He hecho 8c+ y lo hice al tercer intento… bueno, dudo de si es 8c+ a o no, pero como tampoco he probado muchos más…

¿No se te pasa por la cabeza intentar incluso hasta algún 9a?
Sí, sí, incluso he probado alguno, pero no me he quedado a hacerlo. Lo he probado y después no he vuelto, en Siurana, luego en algún otro lado y también tengo algún proyecto mío que he equipado, muchísimo más duro de 9a… pero tampoco me obsesiona.

También, más allá de la deportiva, te gusta la vía larga y tienes planes para este verano, ¿no?
Sí, claro. Como deportista de escalada, hay una parte que creo que nos toca mucho, que es la parte del alpinismo o gran pared. Lo he hecho con buenos compañeros, con muy buen grupo y creo que eso ha sido una clave porque te sientes en buen ambiente para hacerlo, aprendes y es algo que también me llena bastante. Es otro tipo de escalada, otro estilo y otra mentalización.

«Ahora iré a Dolomitas con Víctor Esteller e intentaremos repetir alguna vía»

¿Qué planes tienes o qué sueños tienes en este ámbito?
Objetivos, muchos. Ahora, a corto plazo iré a Dolomitas con Víctor Esteller y allí intentaremos repetir alguna vía. Luego me gustaría hacer un poco de terreno de aventura, que siempre es muy divertido, pero ya sería finalizando la temporada de competición. Lugares, hay tantos que no tengo ahora ningún objetivo predispuesto para hacerlo.

Lugares hay muchos y ¿compañeros? ¿Con Víctor también?
Compañeros, los que puedan. Con Víctor nos fuimos a China y estuvimos escalando allí algunas vías largas. A él le gusta más la deportiva, y en terreno de aventura he hecho más con Dani Moreno y Edu Marín, que son compañeros a los que confío plenamente en todo, y con Toti Valés, que es una gran pieza también dentro de mi mundo del alpinismo, con el que he crecido, me ha inculcado esto y nos ha enseñado. En él también tengo mucha confianza y compartimos objetivos buenos.

O sea, ¿que este sería el equipo en el que piensas cuando piensas en terreno de aventura?
Sí, exacto. Cuando pienso en terreno de aventura y en montar un proyecto, los primeros compañeros en los que pienso son ellos. Pero está claro que si sale alguien más que esté abierto y con un buen objetivo, desde luego que lo escucho. Todos somos escaladores y hay que moverse.

«Me gustaría ir a los tepuys, que algo que está en mi casa y no he tocado ninguna pared de esas»

Dices que hay tantos destinos… ¿Hay alguno que te baile por la cabeza?
Sí, me gustaría ir a los tepuys, que es un tema que está en mi casa y no he tocado ninguna pared de estas… Pero ya lo haré algún día. Luego, la parte de Patagonia también es un lugar al que me encantaría ir, y luego la parte de Estados Unidos en Yosemite es algo que si hacemos pared creo que hay que probarlo, porque es un sitio mítico que hay que ir por toda esta zona.


 
Comentarios
6 comentarios
  1. en esas placas ves a octavogradistas de desplome, los cuales se mueven por ellos muy bien, que no saben hacer un 7a, y muchas veces no es solo porque no tengan tecnica en placa, sino porque ni siquiera saben poner el peso en los pies… Ahora mismo nombres de finalistas que no hacen dominadas a un brazo… ese italiano que ha llegado a una o dos finales, otro que es koreano… si las habeis visto todas sabreis de quien hablo, y hay alguno mas, igual que en chicas

  2. Yo no queria decir que los mejores escaladores son los que saben hacer placa, estoy totalmente de acuerdo con que los desplomes son vias con su tecnica propia y ademas tienen el añadido del fisico, por eso me gustan tanto; pero estareis de acuerdo en que muchas veces en los desplomes se puede tirar de fisico cuando no se tiene tecnica, verdad? Intentad eso en una placa de adherencia donde no hay «manos», en esas donde solo apoyas las manos, a ver que pasa, «sigo en el siguiente»

  3. Hombre, en las finales los que pasan son buenisimos escaladores aunque no sean los mas fuertes, pero seguro que TODOS los competidores pueden hacer dominadas a un brazo (incluso todas las finalistas), para estar ahi lo primero es estar inhumano

  4. Saber moverse en placas no es saber escalar … es saber escalar en placas! Que manía tienen los que solo escalan en placas de creerse los reyes del mambo! Iros a desplomes, que ademas de fuerza, requiere saber «moverse» en desplomes! Lo de los finalistas de copa del mundo que no hacen dominadas a un brazo estaría bien que dijeras nombres … porque eso no es cierto. Ole por Marco Jubes que es un escalador muy muy polivalente!

  5. Por fin una de los buenos que habla de la escalada tecnica por excelencia, la placa! Me trago todas las pruebas de la copa del mundo y en mi opinion tiene toda la razon del mundo cuando habla de la gestualidad. En esas pruevas lo hacen muy bien porque, aunque exigen fisico, lo que mas exigen es el saber «moverse», es decir, saber escalar; y gracias a eso en las finales ves a competidores que son incapaces de hacer dominadas a un brazo que hacen podio mas de una vez. Aqui casi manda el fisico..

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.